Aleteia logoAleteia logoAleteia
domingo 23 enero |
San Ildefonso
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

La vacuna basada en proteínas: una esperanza para los países más pobres

VACCINE

Shutterstock | Riccardo Mayer

Jaime Septién - publicado el 22/12/21

En el África subsahariana y en América Latina hay amplios sectores que no han recibido ni la primera dosis

Apenas hace un par de semanas, el Papa Francisco volvió a insistir –lo ha hecho durante toda la pandemia—en la necesidad imperiosa de compartir, solidariamente, las vacunas con los países más pobres y atender a la población más vulnerable del planeta contra el coronavirus.

Mientras en países ricos se está poniendo la vacuna de refuerzo (después de haber completado el esquema primario de vacunación), en el África subsahariana y en América Latina hay amplios sectores que no han recibido ni la primera dosis.

Sin embargo, con la vacuna basada en proteínas (similar a las vacunas de la gripe, el tétanos o la tos ferina), se podrá enfrentar a las siguientes olas de la Covid-19 en países de bajos recursos y con sistemas de salud precarios.

Algo muy importante, incluso quienes se oponen a las vacunas desarrolladas a partir del ARNm (como las de Pfizer o Moderna) y en las basadas en vectores (Como las de Astrazeneca y Johnson & Johnson), podrán estar seguros con este tipo de vacunas que se han aplicado con éxito desde hace décadas.

El primer desarrollo

Tanto en la Unión Europea como en países como Indonesia se ha aprobado ya el uso de emergencia de la primera vacuna disponible en el mercado basada en proteínas: la del laboratorio estadounidense Novavax.

Los ensayos realizados este verano de 2021 tanto en Estados Unidos como en México arrojaron resultados positivos, al grado que la vacuna logra un nivel de protección de 90 por ciento, lo que la coloca en el rango de las que han sido aprobadas por la Organización Mundial de la Salud.

Por lo demás, farmacéuticas de diversos lugares del mundo, naciones súper pobladas como India y China, así como empresas canadienses, surcoreanas y británico francesas se encuentran en la última fase de sus desarrollos con este tipo de vacunas.

Se espera que Estados Unidos, Reino Unido, Canadá y Australia pronto aprueben el uso de la vacuna en cuestión y las producciones excedentes puedan llegar rápidamente tanto a su población no vacunada como a los países del sur global.

Diferencias cualitativas

Según los estudios de la vacuna basada en proteínas, ésta presenta un número importante de modificaciones que abren la puerta a la inmunización masiva y a la posibilidad de detener la pandemia iniciada en Wuhan el mes de diciembre de 2020.

En principio, el biológico de Novavax –y los similares que se lleguen a aprobar—produce menos efectos secundarios en las personas inoculadas que los que producen los biológicos de ARNm y los basados en vectores.

NOVAVAX

Además, son más baratas de producir y de transportar. La temperatura sobre la cual se debe mantener es de dos a ocho grados centígrados, lo que facilitará que llegue a lugares que no poseen la infraestructura necesaria ni suficiente para las vacunas hasta hoy aprobadas.

Tiene una versión minúscula de la cepa de Covid-19, además. El sistema inmunitario de cada persona reacciona más rápido porque no tiene que producir proteína. La proteína se suministra en la vacuna.

Otras ventajas

Según la nota publicada en diferentes medios, la vacuna en base a proteína no contiene ningún coronavirus muerto y usa una nanotecnología recombinante para generar las partículas más diminutas que se asemejan a la proteína de la cepa del SARS-CoV-2.

Utilizando células de insectos, los desarrolladores han creado una nanopartícula que el sistema inmunitario del cuerpo reconoce como si fuera el coronavirus el virus («una partícula parecida a un virus») y a partir de ese reconocimiento,

Estas nanopartículas no llevan ADN del virus y, por tanto, producen menos efectos secundarios en el cuerpo humano. Sin embargo, la respuesta inmunitaria humana aparentemente es más débil que la respuesta en las otras vacunas.

A medida que avanza la variante ómicron en todo el mundo, la vacuna de Novavax que descansa en la proteína S (espícula), que se encuentra en la superficie del SARS-CoV-2 puede ser una gran esperanza de frenar la variante y una salida a países del sur global que hoy están indefensos.

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.