Aleteia logoAleteia logoAleteia
lunes 28 noviembre |
Santa Catalina Labouré
Aleteia logo
Viajes
separateurCreated with Sketch.

Estas son algunas de las tumbas y las reliquias de los 12 apóstoles

Tomb-of-St.-Peter-Vatican-Grottoes-St.-Peters-Basilica-Vatican-City-By-Dnalor-01-CC-BY-SA-3.0-via-Wikimedia-Commons.jpg

By Dnalor 01 (CC BY-SA 3.0) via

Gelsomino del Guercio - publicado el 09/12/21

De Roma a Compostela: el mapa de los lugares donde están enterrados, aunque no hay rastro de los restos de dos apóstoles

De Compostela a Salerno, de Roma a Éfeso. ¿Sabes dónde están enterrados los 12 apóstoles? ¿Dónde están ubicadas sus tumbas y reliquias?

La Finestra sull’arte (10 noviembre) nos recuerda que los lugares de los apóstoles están esparcidos por todo el mundo, y solo unos pocos se concentran en Italia o Galilea, donde vivieron.

De hecho, la diáspora de los apóstoles ha dado lugar a muchas leyendas y estudios para reconstruir la historia de sus restos. Aquí hay un mapa fiable de dónde se encuentran las tumbas y las reliquias corporales.

Haga clic en la galería de fotos:

La lista de los doce aparece cuatro veces en los evangelios sinópticos y en el libro de los Hechos. Hay variaciones en la disposición de los nombres de las cuatro listas.

Se nota siempre el nombre de Pedro, primero y del último, Judas.

El apóstol Simón se distingue del homónimo Simón Pedro, en el Evangelio de Mateo con el nombre de cananeo. Esta denominación cananea deriva de la palabra aramea «qanana», traducida del griego «cananoios» y significa que cela es decir, celoso, y no significa que perteneciera al partido de los zelotes, fariseos que se oponían incluso al dominio de los romanos hasta con las armas.

Los apóstoles pertenecían a la clase social que se puede comparar a nuestro pequeño comerciante o empleado modesto. Sus condiciones de vida les permitieron abstenerse de trabajar incluso durante varios días seguidos.

San Andrés

Andrés es uno de los llamados protocletos, o «primeros llamados» (San Andrés y Pedro, su hermano, fueron de hecho, juntos, los primeros apóstoles llamados por Cristo), según la tradición, sufrió el martirio bajo el mandato de Nerón, unos años antes que Pedro, también él por crucifixión (en la famosa cruz que tiene forma de X, por esta razón también es conocida como la “cruz de San Andrés”). El martirio tuvo lugar en Patras, Grecia.

La historia de las reliquias de San Andrés es particularmente tribulada: el cráneo fue llevado a la basílica de Patras (en la foto) en 1964 desde Roma. En el mismo año, la mandíbula, hasta entonces guardada en Pienza, en Val d’Orcia, también fue enviada a Patras, mientras que algunas partes de la cruz llegaron en 1980. Otras reliquias se encuentran esparcidas en diferentes partes del mundo (una mano, por ejemplo, se guardaría en la Catedral de Sarzana, ciudad cuyo patrón es San Andrés). La iglesia de San Francesco en Città di Castello también conserva un fragmento de hueso.

San Bartolomé

Cuenta la leyenda que las reliquias de San Bartolomé, que sufrió el martirio desollado vivo en un lugar indeterminado del oriente (probablemente crucificado o decapitado en Armenia), aparecieron en el siglo VI en Lipari. De alguna manera habrían llegado a Benevento, donde fueron certificados unos trescientos años después.

En 983, el emperador Otón II de Sajonia habría pedido las reliquias del santo a los pobladores de Benevento, pero estos le habrían regalado reliquias falsas, que luego fueron colocadas en la basílica de San Bartolomeo all’Isola, en Roma. Los originales permanecerían en la iglesia dedicada a él en la capital samnita.

San Felipe

Habría llevado a cabo su predicación en Hierápolis, Frigia, lugar donde habría sufrido el martirio, también por crucifixión (sin embargo, según la tradición, fue clavado a un árbol y no a una cruz). La ciudad antigua, hoy uno de los sitios arqueológicos más visitados de Turquía, vio la presencia de un martyrion, es decir una basílica bizantina dedicada a un mártir.

Las ruinas del edificio fueron descubiertas en el 2011 por un equipo de arqueólogos de la Universidad de Lecce, que, basado en las inscripciones encontradas en el sitio, vino a la luz la que se creía tumba de san Felipe, sin embargo, en el lugar no hay rastro del cuerpo del santo.

Santiago el Mayor

Después de la Basílica de San Pedro es quizás el templo más famoso dedicado a un apóstol: según la leyenda, después del martirio sufrido por decapitación, que tuvo lugar en Jerusalén bajo el reinado de Herodes Agripa (así dicen los Hechos de los Apóstoles), el cuerpo de Santiago de Zebedeo (llamado «Mayor» para distinguirlo del otro Santiago el apóstol de Jesús) habría sido traído por los discípulos a Galicia.

La tumba que contenía sus restos habría sido descubierta en el año 830 por el anacoreta Pelagio tras una visión luminosa. El obispo Teodomiro, advertido de este prodigio, llegó al lugar y descubrió los restos del Apóstol. Tras este milagroso acontecimiento el lugar pasó a denominarse campus stellae («campo de la estrella») de donde deriva el nombre actual de Santiago de Compostela, la capital de Galicia.

Santiago el Menor

El de Santiago de Alfeo, conocido como Santiago Menor para distinguirlo del Santiago venerado en Compostela, es otro de los casos de reliquias controvertidos.

La tradición católica dice que fue enterrado en la Basílica de los Santos Apóstoles en Roma, mientras que según la tradición de la Iglesia Apostólica Armenia el cuerpo del santo descansa en la Catedral de Santiago en Jerusalén. Además, la tradición católica afirma que en la basílica romana, además de los restos de Santiago el Menor, también están algunas reliquias de San Felipe.

San Juan Evangelista

Según la tradición cristiana, San Juan, apóstol y evangelista, fue el único de los doce que murió por causas naturales: su desaparición se remonta a los años del emperador Trajano y habría ocurrido en Éfeso, en Asia Menor. Allí, en el siglo IV, se construyó un primer templo dedicado a él, que ya doscientos años después se encontraba en estado de abandono.

En el siglo VI, el emperador Justiniano hizo construir una nueva e imponente basílica dedicada al santo; sin embargo, hoy solo quedan ruinas del edificio. No hay rastro del cuerpo del santo.

San Mateo

Incluso los orígenes del culto a San Mateo se pierden en la leyenda: el santo apóstol y evangelista supuestamente sufrió el martirio en Etiopía, asesinado por un sicario mientras celebraba una misa. Las reliquias habrían llegado de alguna manera a Lucania en el siglo V: encontradas después de unos siglos por un monje llamado Atanasio, las noticias de ellas se pierden nuevamente hasta 954, año en el que vuelven a encontrar las reliquias siempre en Lucania.

Más tarde fueron transportadas a Salerno, donde se guardan hoy.

Concretamente, los restos del santo se encuentran en la maravillosa cripta de la Catedral, construida a partir del siglo XI y posteriormente remodelada extensamente en los siglos siguientes.

San Matías

Se cree que Matías fue martirizado por lapidación en Jerusalén, y que sus reliquias habrían sido transportadas a Roma por Santa Elena la emperatriz.

Parte de estas reliquias fueron luego llevadas a la abadía de Santa Justina en Padua,  donde todavía se encuentran hoy (otras se guardarían en la abadía de San Matías en Tréveris, Alemania).

San Pedro

El lugar de enterramiento del discípulo a quien Jesús indicó como maestro de los otros apóstoles y como la «piedra» sobre la que se fundamentaría la Iglesia, como es bien sabido, es la basílica de San Pedro en el Vaticano en Roma. , el principal templo del cristianismo.

La basílica está construida sobre lo que la tradición cristiana identifica como el lugar de enterramiento de San Pedro (el apóstol habría sufrido el martirio bajo el emperador Nerón, crucificado boca abajo por su propia voluntad).

Santo Tomás

El santo fue presuntamente asesinado en el transcurso de su predicación en la India, y desde el momento del martirio (que tuvo lugar con golpes de espada o lanza) en adelante, las leyendas son diferentes: los pobladores de Ortona (Italia) aseguran que las reliquias  fueron robadas por algunos de sus habitantes en el año 1258, de la isla griega de Chios donde estaban en ese momento.

También se cree que algunas reliquias de santo Tomás se conservan  en Chennai, India.

Tags:
apostolevangelioreliquiasturismo religioso
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.