Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 07 diciembre |
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Cómo vive la Iglesia católica en China (Testimonio de un católico)

CHINA

JADE GAO / AFP

Claudio de Castro - publicado el 06/12/21

El acuerdo entre el Vaticano y China es un puente para las Iglesias particulares y el gobierno comunista y hay mucha esperanza

“Al final mi Inmaculado Corazón triunfará”

La Virgen en Fátima, 13 de julio, 1917

Esta es la tercera parte de un trabajo de investigación. Hablamos de la vida de un católico en China, la Iglesia y los acuerdos Vaticanos.

Luego de meses, logramos tener contactos para hablar de nuestra Iglesia en China. Hay temores y nos reservamos nuestras fuentes para protegerlas.

Son muy confiables y fueron verificadas, por eso nos animamos a publicar estas notas.  

Enviamos discretamente las preguntas a través de terceros y un día recibimos las respuestas, que luego de revisarlas, compartimos contigo.

¿Cómo se explica que exista una Iglesia católica sumisa al Partido Comunista, creada en 1957 por el gobierno para controlar a los católicos y manejada por el gobierno de China, cuando sus miembros son ateos? 

Muchos de ellos no son ateos, sino que para su trabajo pretenden ser ateos.

Desde su nacimiento, muchos imperios quisieron controlar la Iglesia, tales como los imperios romanos (la persecución duró casi dos siglos), el imperio del rey Napoleón, etc.

Al final, ninguno de ellos ganó su victoria, aunque había obispos, sacerdotes, y laicos que hicieron lo mismo que lo se hace en China. El gobierno de China, entonces, tampoco puede.

Solo debemos esperar el advenimiento con firmísima confianza en la providencia de Dios.  

¿No le parece que es algo extraño que tenga seguidores? Sus fundadores no creen en Dios ni comparten nuestras creencias. 

No, para mí nada es extraño. Eva y Adán vieron a Dios cara a cara, pero escucharon a la serpiente.

Entre la promesa y una realidad que se puede tocar, muchos eligen la realidad.

Como en países occidentales, entre el aborto y la ley divina muchos prefieren el aborto que la ley divina.

También como lo que vemos en los países católicos, muchos católicos tienen miedo a la gente, pero no a Dios, prefieren el placer temporal que la vida eterna, así eligen ir a la playa el domingo, pero no ir a la misa dominical. 

¿Qué autoridad reconocen los católicos en China en la actualidad, la del papa Francisco, la del gobierno comunista de China o la de ambos? 

Reconocen la de ambos, pero reconocen más al poder del papa Francisco. Se muestra en su amor a los pobres y enfermos.

Muchas parroquias tienen grupos de amor, cuya misión es apoyar espiritual y económicamente a los vecinos pobres y a los enfermos.  

También se nota su amor en la práctica de la confesión y el ayuno que practican todos los viernes (siempre hay muchas personas que se confiesan antes de las misas dominicales todos los domingos), y en su generosidad con la iglesia, los sacerdotes y los religiosos.  

Hoy en día, en China los fieles dan la intención de misa más alta que en otros países. Son muy generosos para sostener su Iglesia.

Por ejemplo, me enteré de que a un sacerdote le dieron varias veces ¥500 (casi igual a $100) para solo una intención de misa, y la colecta no es de monedas, sino de billetes de ¥50 o ¥100.  

¿Hay confusión sobre a qué Iglesia pertenecer entre los católicos de China? 

Especialmente después del acuerdo de 2018, la mayoría de los católicos ya no se preocupan por su pertenencia. Para la mayoría, la fe en Cristo y la obra correspondiente es lo más importante.  

¿Cree que la religión va a ser eliminada del todo en esta China Comunista? 

Nunca, porque la religión sobrevivió en los tiempos que muchos católicos fueron martirizados por causa de la fe.

Si la religión se extingue un día, estoy seguro de que no morirá por razones o estímulos externos, sino desde dentro de la misma Iglesia, por la dureza del corazón.  

¿Los acuerdos del Vaticano con el gobierno de China han mejorado la vida de los católicos? Con toda sinceridad, ¿qué piensa usted? 

Tengo que decir de nuevo: “la situación varía de un lugar a otro”. Pero generalmente, tiene una influencia positiva en la vida católica y en las misiones.

Con el acuerdo, muchos sacerdotes comienzan a comunicarse con los poderes locales. En algunos lugares, la Iglesia y el estado se quedan en paz.  

Fui a dos lugares donde los sacerdotes cooperaban muy bien con el gobierno sin dejar las normas de la Iglesia.

En cambio, escucho que en algunos lugares los sacerdotes pueden celebrar la misa pero con muchas restricciones; y que un pequeño grupo no quiere aceptar el acuerdo.  

Para mí, el acuerdo es un puente para las Iglesias particulares y el gobierno comunista.

El puente ya está construido y dispuesto para servir. Solo los que quieren y saben subir pueden aprovecharlo a lo máximo.  

Este puente es lo que necesita la Iglesia actual, porque la resistencia solo resulta en el dolor y división. Solo de la comunicación y el perdón puede resultar en la paz verdadera.  

Veo a los sacerdotes que sufrieron el arresto por su resistencia. También veo a los sacerdotes que hacen todas las misiones pedidas por la Iglesia mientras quedan bien con los poderes locales.  

¿Cómo ve el futuro de la Iglesia y los católicos en un régimen como el de China? 

El comunismo de China siempre se ajusta de acuerdo con la situación internacional. A veces, se pone mejor; a veces, empeora.

Sin embargo, hay una gran esperanza para el futuro de la Iglesia y los católicos, porque hay fieles, sacerdotes, obispos que rezan todos los días para la paz de la Iglesia en China. Y lo más importante, Dios no la abandona.

*   *   * 

Amable lector de Aleteia,después de leer esta interesante y fuerte entrevista, ¿qué nos queda a los católicos del mundo?

Rezar por nuestros hermanos en China. Acompañarlos con nuestras oraciones y aprender de su fe inquebrantable y su esperanza, cristalina y pura.

Tian Zhǔ Bao You  天主保佑(Dios te bendiga)

Tags:
acuerdochinacomunismolibertad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.