Aleteia logoAleteia logoAleteia
domingo 27 noviembre |
La Medalla Milagrosa
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

Barbados deja atrás su pasado esclavista y colonial

BARBADOS

@miaamormottley

Jaime Septién - publicado el 04/12/21

La isla caribeña de Barbados se convirtió en la República más joven del mundo

Barbados, una isla situada en el Caribe ha abandonado el pasado colonial y ha dejado a la corona de Inglaterra con un territorio menos. Apenas el pasado lunes 29 de noviembre, a primera hora de la madrugada, Barbados sacudió formalmente un pasado esclavista y un coloniaje de 400 años a cargo de Gran Bretaña.

En Bridgetown, la capital de Barbados, el príncipe Carlos, heredero de la corona y representante de la reina Isabel II en la ceremonia, reconoció la «espantosa atrocidad de la esclavitud» que vivieron los isleños quienes eligieron a su primera presidenta, Sandra Mason de 73 años.

Hacía, exactamente, 55 años que Barbados había declarado la independencia del Reino Unidos, pero fue hasta ahora cuando pasó a ser una República soberana. El acto de investidura de Mason se llevó a cabo en un lugar emblemático de la isla: la Plaza de los Héroes Nacionales, en el corazón de Bridgetown.

Llegó el momento

La decisión de renunciar a la monarquía y optar por la república se tomó hace ya un año, cuando la primera ministra barbadense, Mia Mottley, dijo que «ha llegado el momento de dejar atrás nuestro pasado colonial. Es nuestra declaración definitiva de confianza en quienes somos y lo que somos capaces de lograr».

La isla, un destino turístico muy apreciado en la zona del Caribe, tiene apenas 230,000 habitantes. Mottley había sido la primera mujer en ocupar el cargo de primer ministro y ahora le entrega simbólicamente la estafeta a otra mujer, Sandra Mason, quien era la gobernadora general y representante de Isabel II en Barbados.

La presencia del Príncipe Carlos, sus palabras de reconocimiento del esclavismo que su país había sometido a los habitantes de esta isla (“una mancha para siempre en la historia del Reino Unido”) dan idea de unidad. Como primer acto de su presidencia, Mason otorgó el honor de más alto rango del país, la Orden de la Libertad, al Príncipe de Gales.

Un camino muy largo

El discurso del Príncipe Carlos fue coreado por la multitud que llenó la Plaza de los Héroes Nacionales, sobre todo cuando dijo que «La creación de esta República ofrece un nuevo comienzo, pero también marca un punto en un continuo, un hito en el largo camino que no solo ha recorrido, sino que ha construido».

«Desde los días más oscuros de nuestro pasado, y la espantosa atrocidad de la esclavitud, que mancha para siempre nuestra historia, la gente de esta isla forjó su camino con extraordinaria fortaleza. La emancipación, el autogobierno y la independencia fueron sus puntos de referencia. La libertad, la justicia y la autodeterminación han sido sus guías”, añadió el heredero de la corona inglesa.

Y terminó diciendo: «Su largo viaje la ha traído a este momento, no como su destino, sino como un punto de vista desde el cual contemplar un nuevo horizonte». Un horizonte compartido, pues Barbados ya ha dicho que seguirá siendo parte de la Commonwealth, una organización de 54 miembros de la mayoría de los antiguos territorios británicos.

Cuatro siglos de coloniaje

Si bien es cierto que la multitud jalea al discurso del Príncipe Carlos, no hubo en él algo cercano a la petición de perdón “por las atrocidades” del esclavismo, aunque sí un reconocimiento que, para muchos habitantes de Barbados, no alcanzó a ser lo que esperaban de su “día de la libertad”.

Desde 1625, la corona inglesa reclamó para sí a Barbados. Una expedición a nombre del rey Jaime I de Inglaterra llegó a las costas de esta isla y los ingleses se establecieron en ella un par de años más tarde. «Fue el primer laboratorio del colonialismo inglés en los trópicos», dijo a CNN Richard Drayton, profesor de historia imperial y global en el Kings College de Londres.

«Barbados también proporcionó una importante fuente de riqueza privada en la Inglaterra de los siglos XVII y XVIII», agregó. Y señaló que muchas familias inglesas hicieron fortunas sustanciales con el azúcar y la esclavitud, por lo que algunos críticos consideraron lque, además de las peticiones de perdón debería haber reparaciones financieras de parte de la corona inglesa.

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.