Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 27 enero |
Santa Ángela de Mérici
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

Los migrantes, «arma arrojadiza» en la frontera polaca

POLAND

VIKTOR TOLOCHKO / SPUTNIK / SPUTNIK VIA AFP

Salvador Aragonés - publicado el 30/11/21

Declaraciones para Aleteia del viceministro de Asuntos Exteriores polaco, Pawel Jabłoński

La crisis migratoria entre Polonia y Bielorrusia, que se ha transformado en una crisis entre la Unión Europea y Bielorrusia (apoyada ésta siempre por Rusia), sigue sin tener una solución definitiva. 

La única solución para Polonia y para los países europeos pasa por la repatriación de estos mal llamados refugiados procedentes de Irak. Estos refugiados llegaron en avión a Minsk, capital de Bielorrusia, y de ahí fueron trasladados en autobuses a la frontera polaca por los bosques de Bialowieza. Se les había dicho que los llevarían a Alemania, pero debían pasar la frontera polaca. Toda una artimaña. 

Es sabido que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, lleva adelante una estrategia para desestabilizar a la Unión Europea: ahí está su guerra en Ucrania; la anexión de la península de Crimea; la presión fronteriza con importantes tropas en la frontera con Ucrania; y las presiones sobre Estonia, Letonia y Lituania, exrepúblicas comunistas soviéticas, países estos defendidos hoy por tropas de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte).

Polonia no quiere falsas migraciones, como nos ha contado, para Aleteia, el viceministro de Asuntos Exteriores polaco, Pawel Jabłoński , que se encuentra en Barcelona para asistir al VI Fórum Regional del Mediterráneo. «Polonia solo quiere refugiados legales, no ilegales».

Migrantes a cambio de sanciones

Ha vivido de cerca la crisis con Bielorrusia. «La situación actual es que se han registrado repatriaciones, pero existen todavía entre 15.000 y 17.000 personas en Bielorrusia, aunque fuera de la frontera». 

Según Jabłoński, «andando por la frontera, arriba y abajo, actualmente hay unas 2.000 personas». Polonia no les dejará entrar. «Llevamos a cabo un planteamiento diplomático de presión para resolver la crisis» a nivel global.

Es cierto que las autoridades de Minsk, de Lukashenko, ofrecieron un pacto a la Unión Europea, en el que resolverían la crisis de los migrantes, si Europa les levantaba las sanciones que le impusieron en mayo.

La sanción era y es impedir el vuelo de aviones bielorrusos por el cielo europeo, lo que afecta gravemente a la economía Bielorrusa. La sanción fue impuesta por el aterrizaje forzoso de un avión en Minsk, en el que viajaba un joven opositor, Roman Protasevich, mientras volaba de Atenas a Vilna. 

Le preguntamos acerca de las acusaciones que recibe Polonia de ser poca solidaria con los migrantes. «Esto es falso – ha dicho –. Hemos acogido entre 500.000 y 600.000 de refugiados reales, procedentes especialmente de la guerra de Ucrania, y también a 1.300 refugiados afganos. Pero todos ellos son refugiados auténticos, que huían de sus países por las represalias a las que se arriesgaban». La crisis en la frontera con Bielorrusia viene de agosto.

Lo que quiere Polonia son personas que realmente necesiten refugio, y que se haga de forma legal. «Nosotros no queremos inmigrantes ilegales», dijo el viceministro Jabłoński.

Polonia y Europa

Los obispos de la Conferencia Episcopal de Obispos Europeos, en un comunicado público, se sumaron a los obispos polacos; y señalaron que, si bien hay que acoger a los migrantes, condenan la utilización política de estos por parte de las autoridades (sin mencionar a Bielorrusia).

Dice el viceministro Jabłoński que «si achicamos nuestras fronteras no se resolverá la situación, sino que va a empeorar», pues será como un «efecto llamada».

Con los argumentos humanitarios estamos de acuerdo, pero este caso es peculiar. Los medios de Bielorrusia y Rusia han distribuido por el mundo imágenes denigrantes de personas delante de alambres de espino. 

Es indudable que para ir solucionando este conflicto en su frontera con Bielorrusia ha sido muy importante el apoyo y solidaridad que ha recibido Polonia de la NATO y de la Unión Europea. Son conocidas algunas desavenencias entre Polonia y la Unión Europea.

Por eso preguntamos al viceministro Jabłoński si el pueblo polaco verá con mejores ojos a la Unión Europea ahora. «El pueblo polaco – dice – está muy a favor de pertenecer a la Unión Europea».

Guerra híbrida

La crisis de los migrantes creada por Bielorrusia, apoyada por Rusia, ha creado otra variedad de la llamada «guerra híbrida», la que se hace sin cañones ni disparos. Y en esta guerra híbrida está también el suministro de petróleo, gas y materias primas en general. 

Polonia ha dependido, durante muchos años, del gas que le facilitaba Rusia, pero ahora ha decidido diversificar la compra de energía, dice el viceministro Jabłoński. Esperan recibir muy pronto gas de Noruega, a través del Baltic Pipe que será inaugurado el próximo año. Éste suministrará gas a Polonia y Dinamarca, y cuenta con el apoyo financiero de la Unión Europea.

Hoy el gas de Rusia, dice el viceministro polaco, no es un problema para Polonia. El problema es Ucrania, que tiene una dependencia fundamental del gas ruso. «Actualmente las relaciones entre Polonia y Ucrania son muy, pero muy buenas», añadió, al ser preguntado sobre el particular.

Una vez más, en este caso en la frontera entre Bielorrusia y Polonia, nos hemos encontrado con la imagen del migrante: hombres, mujeres y niños quieren una vida mejor, y no pocas veces son víctimas de engaños, trampas y fraudes de grupos poderosos que utilizan a las personas como pura mercancía, que si se avería la echan fuera. ¿Dónde está la dignidad del migrante? ¿Y su respeto como persona? ¿Quién defiende sus derechos? 

Tags:
bielorrusiainmigrantespoloniarusiaunion europea
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.