Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 07 diciembre |
San Nicolás
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

Poner límites a los niños a través del juego

PLAYING

Shutterstock | Leszek Glasner

María Eugenia Brun - publicado el 25/11/21

Los educadores subrayan que marcar límites a los pequeños es fundamental para que crezcan en seguridad y autoconocimiento

La cuestión de los límites es muy controversial. Se ha vuelto un tema complejo, difícil, y hay muchas opiniones al respecto.

A ningún padre le gusta poner límites a sus hijos ni a los hijos les gusta que se los pongan, pero son muy necesarios porque le ofrecen al niño seguridad, guía, autoconocimiento, protección y autodisciplina.

Actualmente hay algunas ideas desacertadas en cuanto a los límites. No se entiende que educar en positivo, evitando gritarles, pegarles o humillarlos, incluye la puesta de límites puesto que es algo necesario o importante. Por supuesto los gritos y castigos son perjudiciales para el niño, incluso está comprobado científicamente, pero poner límites es muy importante para su desarrollo.

Poner límites es necesario pero sin gritos, golpes o castigos

La Asociación Americana de Pediatría dice al respecto de educar con gritos y castigos:

“Las investigaciones analizadas durante los últimos años dejan una clara evidencia de que los castigos físicos aplicados a la educación suponen un riesgo ya que están asociados con un peor desarrollo cognitivo, emocional, psicosocial y comportamental”.

Pero igualmente algunos padres defienden algunas ideas como que los niños no deben frustrarse, o crecen mejor sin límites impuestos por los padres porque el niño va a encontrar límites de forma natural en su vida más adelante, poner límites o normas reprime al niño y lo perjudica en su desarrollo.

Los profesionales de la educación y los psicólogos, defienden que los límites son necesarios para su desarrollo siempre con respeto y amor.

Estos mensajes son todo lo contrario a lo que la ciencia recomienda como necesario para que un niño se desarrolle correctamente. Incluso los profesionales de la educación y los psicólogos, defienden que los límites son necesarios para su desarrollo siempre con respeto y amor.

El Papa Francisco aconseja corregir con amor. Dice:

«El hijo que comete una mala acción debe ser corregido, pero nunca como un enemigo como aquel con quien se descarga la propia agresividad”

Además agrega que como padres se debe reconocer que algunas de las malas acciones que cometen los niños se deben a la fragilidad y los límites propios de la edad. Por lo tanto no siempre se tiene que tener una actitud sancionatoria porque no ayuda a advertir la distinta gravedad de sus acciones, lo que provoca desánimo e irritación:

“Padres, no exasperéis a vuestros hijos”.

Amoris Laetitia, n. 269

Aprender normas y límites con juegos de mesa

Cuando se nos hace difícil establecer normas o límites, una buena idea para comenzar es a través de lo que más les gusta, el juego.

FAMILY
En el juego se aprende que hay normas y hemos de seguirlas.

Los juegos de mesa pueden ser una buena opción para ayudar a los peques a entender la función de las normas y también para hacer que se acostumbren a seguirlas.

Estos juegos se caracterizan por lo general por tener fases para jugar y alcanzar la meta. Antes de comenzar el juego nuevo siempre es necesario comprender el juego, y aprender a utilizarlo para ganar, pero para ello se pasa primero por 4 fases:

  1. Conocer las reglas.
  2. Entender su importancia y utilidad.
  3. Ponerlas en práctica.
  4. Interiorizarlas.

Esto mismo es lo que tenemos que poner en práctica en el día a día cuando queremos corregir alguna mala acción del niño. Primero le decimos cual es el límite, luego le explicamos la importancia de que no cruce ese límite, y posteriormente se le puede poner un ejemplo para que lo entienda mejor.

De esta manera ellos comprenden, ven la utilidad, el valor de las normas impuestas y cuales son las consecuencias de no cumplirlas.

Por el contrario, cuando no se las explicamos y solo les damos la orden de no hacer algo, ellos perciben que no tienen sentido, no comprenden la razón, lo que les genera confusión y frustración. Por ello que no quieren cumplir con la norma establecida.

Cuando jugamos con ellos a los juegos de mesa, es costumbre primero aclararles las reglas del juego y analizarlas juntos, explicarles por qué es mejor seguirlas y las consecuencias de no hacerlo.

Jugando los adultos también nos vamos familiarizando con el hecho de explicar las normas y asegurarse de que lo entiendan. Por su parte, los niños a la hora de jugar o de nosotros marcarles una norma estarán más receptivos porque quieren conocer la razón, saben que son de utilidad, y esto les brindará más confianza.

Algunas ideas de juegos para enseñar sobre los límites

1Rompecabezas.

Un simple juego que seguramente tenemos en casa, y que podemos utilizar con los niños de todas las edades.

Este juego permite trabajar en el orden, y los límites a través de ellos.

Enseñarle que la estrategia de este juego es realizar un límite inicial, comenzando por armar las piezas del contorno primero y luego las del centro del rompecabezas. Esto además de facilitarles el armado del puzzle, les ayuda a visualizar que los límites ayudan a dar un orden.

DRAWING
Dibujando los niños aprenden, entre otras cosas, a autocontrolarse.

2Libros para pintar.

Aquí el desafío para el niño es no salirse de los bordes, (siempre exigiendo acorde a su edad). Con esto desarrollan la función cognitiva de autocontrol. Además le permite visualizar que hay un límite que no puede sobrepasar, pero que puede pintar libremente dentro de los bordes.

3Juego de mesa.

Cualquier juego de mesa que tengamos en casa es útil, porque les permite aprender a seguir instrucciones, cumpliendo las reglas y el autocontrol.

Evitar establecer límites muchas veces empobrece su educación

Los niños pequeños necesitan que nuestro amor y sentido común les ayude a fijar límites de los cuales ellos no son conscientes aún y pueden poner en peligro su seguridad.

Los límites orientan, es una ayuda que el niño espera y necesita y que además lo ayudará a adaptarse al mundo que lo rodea de una mejor forma.

Tags:
como criar a los niñosescuela catolicapadres-hijos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.