Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 07 diciembre |
San Ambrosio
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Debes saber esto antes de comulgar

Shutterstock

Claudio de Castro - publicado el 25/11/21

¿Conoces los tres requisitos para acercarse a recibir el Cuerpo de Cristo?

“Cuando el sacerdote ofrece a Jesús en el altar y lo lleva a algún lado, todas las personas deberían doblar las rodillas y rendir al Señor, al Dios vivo y verdadero, alabanza, gloria y devoción”.

San Francisco de Asís

Sé que te lo han dicho muchas veces, también de niño lo escuchaste, en tus clases de catecismo, pero te lo recuerdo hoy con mucho cariño:

Hay tres disposiciones básicas para recibir a Nuestro Señor:

1Estar en gracia de Dios

Antes de recibir dignamente la Sagrada Comunión debes estar libre de pecado grave, esto es fundamental.

Para ello necesitas tener conciencia de si has cometido pecado mortal, saber cómo ensucia tu alma. Te pone en riesgo pues podrías perder tu eternidad en el cielo y te aleja de Dios.

Puedes vivir en gracia, ayudado por los sacramentos, que te fortalecen espiritualmente y te ayudan a conservar tu amistad con Dios.

Pero, debes tener claro… no puedes comulgar en pecado mortal. Y no es algo nuevo…

Las Sagradas escrituras nos hablan sin rodeos de ello. Por favor lee despacio estas palabras:

«Fíjense bien: cada vez que comen de este pan y beben de esta copa están proclamando la muerte del Señor hasta que venga. Por tanto, el que come el pan o bebe la copa del Señor indignamente peca contra el cuerpo y la sangre del Señor. Cada uno, pues, examine su conciencia y luego podrá comer el pan y beber de la copa. El que come y bebe indignamente, come y bebe su propia condenación por no reconocer el cuerpo. Y por esta razón varios de ustedes están enfermos y débiles y algunos han muerto».

1 carta a los Corintios II

¡Confiésate!

Todos somos pecadores. ¿Qué hacer entonces? Te doy un consejo, uno muy sencillo y he visto los grandes beneficios espirituales que ha traído a tantas personas que lo han seguido. Busca un sacerdote y confiésate.

Una buena confesión sacramental restaura tu amistad con Dios y te devuelve la paz.

No tengas miedo de confesarte, el sacerdote no te va a juzgar y debe guardar en secreto todo lo que digas. Y los beneficios que vas a recibir son grandes.

En Aleteia te explicamos por qué debes confesarte con un sacerdote.

Nos faltan dos disposiciones también importantes:

2Guardar el ayuno Eucarístico una hora antes de comulgar

Esto no incluye tomar agua o medicinas.

3Saber a quién recibes

Cada vez que leo esta disposición, me lleno de una gratitud difícil de explicar. Para saber a quién recibimos basta abrir nuestras Biblias:

“Jesús tomó pan, pronunció la bendición, lo partió y lo dio a sus discípulos, diciendo: «Tomen y coman; esto es mi cuerpo»”

Mateo 26

Ahora mira de nuevo al sacerdote mientras hace la consagración y medita las palabras de Jesús: “Esto es mi cuerpo”.

Te podría interesar:

Amable lector de Aleteia, oremos por nuestra Iglesia, nuestros sacerdotes y por nosotros, para que Dios nos ilumine y santifique. Seamos santos para Jesús.

Nos encanta que nos escriban y nos relaten sus aventuras con Dios. Te paso mi email personal:

cv2decastro@hotmail.com

¡Dios te bendiga!

Tags:
comunioncuerpoderecho canonicoeucaristiajesucristomisarespeto
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.