Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 07 diciembre |
San Nicolás
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

¿Qué hacemos en nuestras iglesias?

ADORATION,24 HOURS FOR THE LORD,POPE FRANCIS,LENT

Jeffrey Bruno

Claudio de Castro - publicado el 24/11/21

Es la casa de Dios, y debemos tener conciencia de ello y respetarla con nuestros gestos, palabras, vestimentas

«Está escrito: Mi Casa será llamada Casa de oración»

Mateo 21, 13

¿Qué es la Iglesia a la que pertenecemos? ¿Lo has pensado? Juan Pablo II nos regaló una definición llena de ternura, que me encanta:

La Iglesia es la caricia del amor de Dios al mundo.

Yo me siento feliz de ser católico y pertenecer a una Iglesia Santa católica y apostólica y tener lugares extraordinarios, templos sagrados, donde puedes encontrar a Dios.

Han ha sido edificados y bendecidos para un fin: “el culto común, la liturgia, la celebración pública de la oración y los sacramentos”. Y yo añadiría: “Y tener presencia de Dios en nuestras vidas”. ¿Lo sabías?

La iglesia, un lugar especial

Te das cuenta fácilmente de que no te encuentras en un sitio común cuando cruzas el portal.

Entras, miras a tu alrededor, los vitrales, el altar, y te inunda un profundo deseo de elevar tus plegarias a Dios. Sientes Su presencia a tu alrededor. Te estremece el alma. Y te da mucha paz.

Un respeto no siempre guardado

Siendo así, ¿por qué hay personas no la respetan?

BOLIVIA

No es una cafetería, ni una librería, no es un parque donde nos reunimos a conversar.

Es la casa de Dios, y debemos tener conciencia de ello y respetarla con nuestros gestos, palabras, vestimentas.

En algunos países se profanan nuestras iglesias, las ensucian en medio de protestas, y realizan actividades alejadas de la fe.

Y es que “no saben lo que hacen”, no tienen idea que es un lugar sagrado, la casa de Dios, nuestro Señor.

Cuidemos los templos

Depende de todos nosotros cuidar los templos, no es solo trabajo del sacerdote.

MAN, PRAY, CHURCH

A la parroquia donde voy encuentro a un abuelito que siempre me ha impresionado por su fe profunda.

Mientras llego distraído buscando una banca disponible para sentarme, lo observo. Es un anciano, se nota cansado, pero no se sienta.

Devotamente se arrodilla, junta sus manos, inclina la cabeza y eleva sus plegarias agradeciendo a Dios sus dones, antes que inicie la eucaristía.

Al concluir la misa, repite estos gestos devotos y continúa rezando, mientras la mayoría nos marchamos rápido.

Los católicos debemos tener clara conciencia y actuar, con nuestras oraciones, que valen mucho a los ojos de Dios y con nuestro ejemplo que mueve corazones.

Casa de oración

Mi esposa Vida y yo vemos por Internet la misa del padre Santiago Martín, FM. Sus homilías son extraordinarias. Hoy dijo estas palabras llenas de sabiduría:

“Podemos hablar con Dios en cualquier sitio, debemos hablar con Dios en cualquier sitio, pero la casa de Dios, es casa de oración”.

Nos encanta que nos escriban y nos relaten sus aventuras con Dios. Te paso mi email personal:

cv2decastro@hotmail.com

¡Dios te bendiga!

Tags:
casaiglesiaoraciónprofanaciónrespeto
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.