Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 07 diciembre |
San Ambrosio
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

San Andrés Dung-Lac, el patrono de Vietnam

DUNG LAC

Nheyob-(CC BY-SA 3.0)-modified

Salvador Aragonés - Maria Paola Daud - publicado el 23/11/21

Fue ordenado sacerdote cuando ya la Iglesia sufría persecuciones en Vietnam y fue decapitado por negarse a renegar de su fe católica

La fe en Vietnam entró en el siglo XVI a través de misioneros de distintas órdenes religiosas católicas, como el jesuita francés Alexandre de Rhodes que luego fue expulsado del país.

El pueblo vietnamita recibió bien la religión. Pero en los siglos XVII, XVIII y XIX hubo grandes persecuciones, alternadas con periodos de paz. También en el siglo XX bajo el régimen comunista.

En el siglo XIX es tal vez cuando hubo un mayor número de mártires. Fueron enterrados de manera anónima, pero el pueblo los ha ido recordando.

El emperador Tu Duc, que gobernó Vietnam desde el 1847 a 1883, odiaba todo lo que provenía de Europa sin distinguir política, cultura y religión.

Más de cien mil cristianos asesinados

Estableció un mandato: quien colaboraba capturando un misionero, recibía la suma de 300 onzas de plata.

A los misioneros que eran atrapados, si no renegaban de su fe pisando el crucifijo, los martirizaban rompiéndoles el cráneo para luego tirarlos al río.

Desde 1645 a 1886 hubo 53 edictos contra los cristianos, y murieron alrededor 113.000 fieles.

Entre ellos se encuentran los 117 beatificados en los años 1900, 1906, 1909 y 1951, que todos los años se recuerda representados por Andrés Dung-Lac, el día 24 de noviembre, día en que fallecieron tres de ellos.

San Andrés

San Andrés Dung-Lang nació en 1795. Fue ordenado sacerdote cuando ya la Iglesia sufría persecuciones en Vietnam.

Lo capturaron junto a otro sacerdote, Pedro Truong Van Thi, que le protegía en su casa.

Ambos se negaron a abjurar de la fe y murieron decapitados el 21 de diciembre de 1839, junto con ocho obispos, otros sacerdotes y numerosos laicos que también sufrieron martirio.

El 14 de diciembre con la Carta Apóstolica “Si quidem cunctis” san Juan Pablo II declara patronos de Vietnam a 8 obispos, 50 sacerdotes, 59 laicos (incluidos médicos, soldados, muchos padres de familia y una madre de familia).

Para representarlos a todos en el Martirologio Romano elige a Andrea Dung-Lac, que fue primero catequista y luego sacerdote, a quien los vietnamitas cristianos tienen una fuerte y particular devoción.

Patrono

San Andrés Dung-Lac es patrono de su país, Vietnam.

Oración

Oh, Dios, fuente y origen de toda paternidad:
Tú hiciste que los santos mártires Andrés y compañeros fueran fieles a la Cruz de Cristo, incluso hasta dar su vida.
Haz que por su intercesión difundamos tu amor entre nuestros hermanos
y que nos llamemos y seamos de verdad hijos tuyos.

Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo,
que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios
por los siglos de los siglos.

Amén.

Tags:
martiressantoralsantosvietnam
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.