Aleteia logoAleteia logoAleteia
domingo 07 agosto |
San Cayetano
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

Las voces de los refugiados en Grecia, días antes del viaje del Papa

000_9QZ49H.jpg

Louisa GOULIAMAKI / AFP

I.Media - publicado el 23/11/21

Dos mujeres, una cristiana y una musulmana, narran su dolorosa experiencia en los campos de refugiados griegos

Cinco años después de su primera visita, el Papa Francisco volverá a visitar Lesbos el 5 de diciembre de 2021.

Con este motivo, I.MEDIA entrevista a mujeres que pasaron por las islas del Egeo, y que se han convertido en símbolos de la crisis migratoria de los últimos años. Ellas aceptaron compartir su experiencia como refugiadas en Grecia.

Zita es madre de tres hijos, pero no los ha visto desde que salió de Camerún, que abandonó debido a las imposibles condiciones de vida. A lo largo de un largo viaje, primero llega a Turquía, donde permanece durante varios meses. Pero «no salió bien, no pude encontrar trabajo», dice por teléfono en perfecto francés.

Luego busca llegar a Europa en bote inflable. «Era demasiado arriesgado», recuerda tranquilamente, «cruzamos el mar … llegamos a Samos (Grecia) el 30 de octubre de 2019».

Para Zita, la isla de Samos, a cien kilómetros al sur de Lesbos, «es un infierno; Es muy, muy, muy difícil vivir en este campo». Permaneció allí durante casi dos años, antes de ser trasladada el 30 de agosto de 2021 a otro lugar a una hora de Atenas.

Hoy, la camerunesa vive en un contenedor con otras tres mujeres, sin trabajo y sin apoyo económico. «Daría cualquier cosa por ir a otro país», dijo, expresando su angustia, al borde de las lágrimas: «No hay nada que hacer en los campamentos, excepto dormir, dormir, dormir».

¿Es Zita cristiana? «Sin dudarlo», responde ella con convicción. Ella espera que la llegada del Papa Francisco mejore las condiciones de los refugiados. «En Grecia es tan difícil… Y los que se quedaron en Samos dicen que el nuevo campo es como una prisión».

LESBOS
Te puede interesar:Un sótano llamado Lesbos

La búsqueda de Sara

En Afganistán, las publicaciones de Sara* sobre el tratamiento de las mujeres en el Islam no han tenido éxito.

Atacada varias veces en medio de la calle, amenazada, esta poeta y activista de los derechos humanos abandonó su país en junio de 2019.

Sola con su hijo de cuatro años, primero fue a Irán, luego cruzó ilegalmente la frontera con Turquía en noche en las montañas.

Luego comenzó un viaje de seis meses para llegar a Grecia: «Nos detuvieron cinco veces en botes de 9 o 12 metros de eslora, sobrecargados con unas 50 personas», dice la joven afgana en un inglés vacilante.

En el sexto intento, en enero de 2020, Sara y su hijo arribaron a Samos, donde vivieron durante quince meses en un campamento en una carpa, en un bosque.

Habiendo obtenido el estatus de refugiada, pero aún esperando los documentos, fue trasladada a Atenas, a una casa compartida con otras dos madres solteras.

La situación sigue siendo terrible, sin ayuda estatal: «Algunos refugiados tienen familiares que trabajan, pero las mujeres como nosotros no tenemos ayuda para cuidar de sus hijos».

Hija de musulmanes, agnóstica por su parte, Sara ve la venida del Papa como un acontecimiento de paz: «El Papa es un hombre de paz, transmite este mensaje en sus viajes», cree.

La paz es lo que busca Sara, ya que planea emigrar a otro lugar: «Me gustaría publicar mis memorias de refugiados, escritas en los campos, cuando mi mente esté libre. No podemos encontrar la paz aquí. Si no tenemos buenas condiciones de vida, no podemos continuar … otros países pueden tener mejores leyes».

También espera que el pontífice vuelva a poner el foco en la crisis migratoria: «Creo que se habló mucho al respecto al principio, pero ahora la gente se está olvidando de los refugiados en Grecia».

*Se ha cambiado el nombre por razones de seguridad.

Tags:
greciainmigrantespapa franciscorefugiados
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.