Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 09 diciembre |
La Inmaculada Concepción
Aleteia logo
Historias que inspiran
separateurCreated with Sketch.

Sobre cómo es posible surgir de la pobreza y ganar una medalla de oro

MEXICO

Li Yan / XINHUA / Xinhua via AFP

Jaime Septién - publicado el 22/11/21

La deportista mexicana Sofía Ramos da una lección de superación al mundo: vive con sus padres en una chabola sin servicios básicos

Antaño, antes de la extrema comercialización del deporte mundial, los grandes deportistas surgían de entornos muy pobres. Era una forma de ganarse la vida.

Hoy, la competencia de las grandes marcas y de los medios de comunicación ha hecho del deporte organizado una gran ventana de publicidad en la que ya no entra tanto el corazón sino los recursos para poder competir.

Desde luego, esto no es una norma, pero muy pocas veces podemos contemplar un logro como el de la joven marchista mexicana Sofía Elizabeth Ramos Domínguez, quien vive con sus padres en una «ciudad perdida».

En efecto, esta joven de 18 años de edad acaba de ganar la medalla de oro en el Campeonato Mundial de Atletismo Sub-20 celebrado en Kenia. Su competencia fue los diez kilómetros de marcha.

Al regresar a México y llegar a su casa en el Municipio de Netzahualcóyotl, en el enorme extrarradio de la Ciudad de México, fue recibida por su familia con un pastel de cumpleaños (cumplió los 19) y para agasajarla por su triunfo.

Un oro en «Las casitas de las vías»

Pero los medios que acompañaron a Sofía Elizabeth mostraron dónde vivía la joven medallista: la casa que compartía con sus padres está hecha de láminas y de cartón, como miles de viviendas cercanas a las vías del tren: «Las casitas de las vías».

El título puede ser simpático, pero la realidad en la que vive Sofía Elizabeth y su familia, millones de personas en México, no lo es: de hecho, en la zona de «Las casitas de las vías» no cuentan con ninguno de los servicios básicos.

Ella viajó a Kenia por el esfuerzo que hicieron sus padres y sus amigos en la zona para juntar el dinero y pagarle el boleto de avión. La Federación Mexicana de Atletismo apenas si la ayudó.

«Mi sueño para ella es que gane, que vea su bandera, que escuche su Himno en unos Juegos Olímpicos y, para eso, ella se está entrenando», dijeron sus padres, José Guadalupe y Martha Patricia Ramos.

Los reportajes gráficos muestran los lugares donde Sofía Elizabeth «se entrena»: son los arrabales aledaños a las vías del tren, entre basura y pobreza extrema. Ella mira hacia adelante: quiere ser campeona olímpica.

Tags:
deportemexicopobrezavalores
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.