Aleteia logoAleteia logoAleteia
domingo 05 diciembre |
San Juan Damasceno
Aleteia logo
Viajes
separateurCreated with Sketch.

Buenos Aires: El misterioso túnel debajo de la histórica Iglesia

ARGENTINA

manzanadelasluces.cultura.gob.ar

Esteban Pittaro - publicado el 20/11/21

Son parte del gran entramado que en tiempos coloniales unía a los edificios más importantes de la vieja ciudad con fines de seguridad

Dando continuidad a una emblemática restauración ocurrida las últimas dos décadas, uno de los templos más antiguos de Buenos Aires, San Ignacio de Loyola, en el barrio de Montserrat, inauguró dos nuevos espacios que le agregan valor histórico, cultural, y turístico al propio templo y a la propia capital argentina.

Se trata de la puesta en condiciones y restauración del antiguo claustro del Viejo Colegio Grande de San Ignacio, y de un misterioso túnel subterráneo colonial de más de 40 metros de largo. Ambas inauguraciones ponen sobre la mesa el fundamental valor jesuítico a la historia de la ciudad, en el año en que se cumplen 360 años de la emblemática radicación jesuítica en la “Manzana de las luces”.

ARGENTINA

Hace apenas 15 años, cuando vigas de madera parecían sostener la fachada del templo sobre la calle Bolívar y múltiples estructuras resguardaban la posible caída de escombros ocultando a la vez el templo, parecía imposible pensar que esta iglesia, la más antigua de la ciudad, recuperaría su esplendor original.

Tras las obras encaradas estas décadas, promovidas inicialmente por el entonces Arzobispo de Buenos Aires cardenal Jorge Bergoglio, no sólo volvió a relucir en su exterior y en su interior, en cada capilla, en cada retablo, sino que además, ahora, continúa revelando espacios que parecían destinados al olvido, y recuerdan lo que significaba esta presencia jesuítica y la propia Iglesia en la historia de Buenos Aires.

Como rescata la Agencia AICA en diálogo con el párroco Francisco Baigorría, en el viejo colegio cuyo claustro se recupera se educaron y formaron los padres de la patria argentina, “próceres y grandes personalidades que inauguraron e iniciaron nuestra nación”. Las obras supusieron desarticular dependencias parroquiales que eran usadas con fines administrativos para con apoyo oficial e incluso privado como el del destacado ingeniero Jorge Fontán Balestra, quien se dedicó ad honorem a esta tarea, recuperar parte de aquel patio de profesores.

La otra gran recuperación inaugurada es un tramo de 40 metros de túnel subterráneo parte del gran entramado que en tiempos coloniales unía a los edificios más importantes de la vieja ciudad con fines de seguridad. Son, aclaró la historiadora Ana María Di Consoli a AICA, los únicos que la gente podrá recorrer en Buenos Aires.

¿Qué nos dice esta inauguración hoy?

El padre Baigorría, a quien Francisco le encargó poner impulsar la restauración en 2007, puso de manifiesto que las restauraciones hablan de una vieja ciudad, pero sobre todo, de cimientos de una nación: “Lo más contundente es el testimonio del importante y fundante papel que jugó la Iglesia en la construcción y bases de nuestra Nación. No solo en lo educativo sino también en lo político, en la organización de una Nación que daba sus primeros pasos y ponía sus fundamentos en la organización social y cultural. Este papel clave y estratégico en el mandato de instaurarlo todo en Cristo que la sociedad actual desconoce y niega”.

ARGENTINA

Las restauraciones pueden ser recorridas en unas visitas que llevan de una hora a una hora y media, y comprenden además el acceso a la torre norte de la iglesia y a la sur. Es una hora de viaje en el tiempo hacia mediados del siglo XVII, de cuando data el origen de este templo, y los vaivenes de la historia virreinal y argentina.

El costo de la entrada se destina a la restauración y mantenimiento del templo. Las visitas, al momento de edición original de esta nota, se realizan los martes y sábados a las 15. Se puede reservar lugar o escribir previamente a visitasguiadas@sanignaciodeloyola.org.ar

.

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.