Aleteia logoAleteia logoAleteia
viernes 03 diciembre |
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

La nueva masacre carcelaria de Ecuador y una reflexión desde la Iglesia

ECUADOR

Fernando Mendez / AFP

Pablo Cesio - Aleteia Ecuador - publicado el 16/11/21

El vicario apostólico de Puyo, monseñor Rafael Cob, lanzó un llamado a asumir un compromiso social ante la violencia carcelaria que no ofrece tregua

Los ecos de la masacre carcelaria -que dejó 68 fallecidos y decenas de heridos tras el enfrentamiento entre bandas rivales en la Penitenciaría del Litoral (Guayaquil) en el fin de semana- persisten.

La situación ha generado en las últimas horas anuncios de parte del presidente Guillermo Lasso como respuesta a la grave crisis que atraviesa el sistema carcelario. Desde cambios a nivel institucional a nivel de las Fuerzas Armadas, hasta el anuncio de la amplificación de una figura legal con el objetivo de castigar a los líderes de las mafias.

En medio de esto, además de un contexto complejo en cuanto a la violencia y el decreto del estado de excepción tras la anterior masacre de septiembre que dejó más de 100 fallecidos, el dolor de familiares y víctimas.

Una reflexión desde la Iglesia

En las últimas horas, si bien aún no hubo un mensaje oficial a nivel de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE) sobre esta situación difícil que se vive en el país, quien sí se animó a ofrecer una reflexión (publicada en la misma web de la Iglesia) fue Cob.

A través de su mensaje, el vicario apostólico de Puyo hizo referencia a una violencia que “no acaba en las cárceles de Ecuador y concretamente la de Guayaquil, donde el control de la misma no la tiene la policía en su interior, sino los propios presos”

De fondo, tal cual afirma, Cob, el narcotráfico, que a su entender “mueve a las bandas rivales existentes dentro y fuera de la cárcel”.

“Violencia inhumana y sádica, se apodera de las mentes de delincuentes y reos, violencia que rebasa todos los límites que el ser humano puede imaginar y la raíz de esa violencia ¿cuál es? El dios dinero que mueve los hilos de tanta gente de todos los estratos sociales, ricos y pobres”, indicó.

Un espiral que parece imposible apagar

“Cuando el ser humano ha perdido la conciencia de no respetar el primer derecho sagrado, como es la vida humana de un ser semejante a él, cuando se ve al otro como el enemigo al que hay que odiar y eliminar porque amenaza mi territorio, se enciende la espiral de violencia, fuego que parece imposible apagar», continúa Cob.

El obispo también subrayó que la solución no pasa por treguas o estados de excepción provisional, sino más bien por “políticas de estado que tienen que aplicarse con urgencia y prioridad”.

La unión y el bien común

También se animó a lanzar algunas interrogantes dirigidas a los ciudadanos:

“Es importante que la conciencia social de un pueblo reflexione sobre la situación y no nos conformemos con decir que el gobierno es el responsable del orden en las cárceles, si puede ser responsable pero ello no nos quita a todos, a que asumamos también como ciudadanos nuestra responsabilidad, ¿qué hacemos para que haya menos presos, en las cárceles?,¿para que haya menos violencia en las calles y en las familias?, ¿para que haya menos droga en los jóvenes y adultos, en los colegios y en las calles? ¿Qué hacemos como padres y educadores para que haya más prevención del consumo de droga y vicios, que haya educación en valores para los jóvenes y niños?”.

Cob finaliza reconociendo que la lucha contra el mal no es fácil, “más cuando está envuelto por la coraza del narcotráfico”. Pero también llamando a la unión para construir un pueblo que se focalice en el bien común, además de la necesidad del cuidado de unos a otros y apelando a la valentía contra el soborno y la corrupción.

“Que Dios que nos juzgará a todos si le hemos amado en el prójimo, nos de la sabiduría y la fortaleza para no pasar indiferente ante el que sufre violencia. Eso es asumir compromiso social en defensa de la vida y el bien común”, finaliza.

Tags:
america latinaecuadoriglesiaviolencia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Oración




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.