Aleteia logoAleteia logoAleteia
sábado 04 diciembre |
San Juan Damasceno
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

¿Quién nos da esos abrazos que nos protegen de la soledad?

PARTY

Shutterstock | Gorodenkoff

Mar Dorrio - publicado el 14/11/21

En Japón, muchos ancianos se plantean cometer algún delito que les condene a la cárcel, porque prefieren estar allí... acompañados

Hace un año, más o menos, escribí un cuento, “El castillo de los calcetines perdidos”. Tenía, desde mucho tiempo atrás, la ilusión de dedicar un cuento a los niños de las familias numerosas porque, muchas veces, esta sociedad les hace sentir mendigos, y quería que fueran conscientes de que son unos príncipes muy afortunados.

Una de mis páginas favoritas hace referencia a los veintiséis abrazos que nos acurrucan el domingo por la tarde, cuando el terrible pirata lunes amenaza con abordar nuestras vidas y arrebatarnos de los brazos, del abrigo de los nuestros.

Y es que, en realidad, cuando percibimos el declive del fin de semana, al que más y al que menos le invade un sentimiento que sabe a tristeza, a bajón y a melancolía. Así, el lunes por la mañana se ha convertido en el momento más duro de la semana, en una prueba de fuego y superación.

Lo que más abriga

Por eso me llamó tanto la atención que, al contrario de lo que ocurre en nuestra sociedad, ese sea el momento más feliz, la happy hour, de los japoneses. Entendí entonces la necesidad de un “ministerio de la soledad”para la sociedad nipona. Tetsushi Sakamoto, el ministro encargado de combatir esa lacra, tiene como principal objetivo concienciar a la gente de que la soledad no es buena, que el ser humano necesita relacionarse.

Pero, ¿cómo explicar a una sociedad que necesita algo que, al no haberlo tenido nunca, no echa de menos? Si nunca has tenido esos veintiséis abrazos acurrucándote el domingo, significa que no sabes que lo que más abriga no es una buena manta o una vivienda-cápsula, sino que son los brazos humanos de los seres queridos los que de verdad nos quitan el frío.

MOM,BIG,FAMILY,CHILDREN
«Lo que más abriga (…) son los brazos humanos de los seres queridos».

El que no ha disfrutado de una de nuestras mesas navideñas rodeada de deliciosas recetas y con todos los nuestros alrededor, se conforma con platos envasados y preparados de una ración, conocidos en el país nipón como ohitor-sama, término que significa el “honorable señor solo”. No consideran la soledad como una lacra. No entienden que tienen de todo menos de lo que realmente necesitan, pero los cuadros de ansiedad, las depresiones, las listas de suicidio, aumentan estrepitosamente.

Takata Toshio, de 69 años, explicó a la BBC que no tenía ninguna intención de hacer daño a las mujeres que atacó

El auténtico problema

No lo echan de menos, hasta que lo encuentran… en la cárcel. En las cárceles de Japón se están disparando los ingresos de reclusos mayores de 60 años. Takata Toshio, de 69 años, explicó a la BBC que no tenía ninguna intención de hacer daño a las mujeres que atacó con un cuchillo en un parque; sólo quería infringir la ley para ir a la cárcel. “Podemos creer que la pobreza nos lleva hasta ese punto, pero es una excusa; nuestro verdadero problema es la soledad”, relata Takata.

Las cárceles japonesas han tenido que realizar grandes reformas para adaptarse a este nuevo escenario, como colocar pasamanos, preparar baños especiales para mayores, etc., debido a que tienen que cobijar a una gran parte de la tercera edad de su sociedad, una sociedad que, desde siempre, ha sido muy cuidadosa y comprometida con las normas y el cumplimiento de las leyes.

Digámoslo bien alto

Yo quiero que, en nuestro país, no haga falta un ministro de la soledad. No quiero que nuestros mayores suspiren por estar entre rejas. No quiero que las personas crean que una vivienda-cápsula es el verdadero cobijo. Por eso, en esta era en que los manga y la cultura japonesa están fascinando a nuestros jóvenes, debemos promover campañas como las que empleamos para promover y estar orgullosos de nuestra dieta mediterránea o del saludable aceite de oliva.

FAMILY
«La familia es nuestro gran tesoro, (…) lo que merece la pena transmitir».

Hemos de convencernos de que la familia es nuestro gran tesoro, el único legado que debemos empeñarnos en perpetuar, lo que merece la pena transmitir. Tenemos que enseñar a ver la vida como el mayor bien, la gran medicina de la humanidad. Sólo entendiéndola así, la cuidaremos, protegeremos y promocionaremos como se merece: desde su inicio hasta la muerte.

Por mi parte, he descubierto algo que no había valorado: la melancolía del domingo por la tarde es, ni más ni menos, el síntoma de una sociedad sana. Ojalá que veintiséis brazos te acurruquen en el sofá, cuando el terrible pirata lunes amenaza con llegar. Why not?

Tags:
familiafamilia numerosa
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.