Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 09 diciembre |
San Juan Diego
Aleteia logo
Desde Roma
separateurCreated with Sketch.

El Papa denunció la rigidez de restauracionistas en la Iglesia

POPE-MASS-POVERTY-AFP

Photo by Alberto PIZZOLI / AFP

Ary Waldir Ramos Díaz - publicado el 14/11/21

El Papa instó a la compasión y la ternura por los pobres. Una Iglesia perfecta y organizada no es del Espíritu Santo, afirmó. “Nos toca a nosotros superar la rigidez, sembrar la esperanza”

El papa Francisco pidió a las personas tener compasión y ternura por los pobres y necesitados, al mismo tiempo que ha instado a «organizar la esperanza» con gestos y actos concretos. 

Los cristianos están llamados – sostuvo – a “hacer surgir la esperanza que alivia el dolor de los pobres”. 

A las 10:00 de esta mañana, en el 23º domingo del tiempo ordinario, el papa Francisco ha presidido en la Basílica Vaticana la Celebración Eucarística con motivo de la V Jornada Mundial de los Pobres. 

El papa Francisco dijo que la tentación de hoy es la “cerrazón, la rigidez interior” e instó a superar esa tentación que aflige una parte de los cristianos. 

Se refirió a la tentación del “restauracionismo”, que padecen aquellos que “quieren una Iglesia ordenada, toda rígida…No es la Iglesia del Espíritu Santo”.

“Nos toca a nosotros superar la rigidez, sembrar la esperanza”, en medio a los “restauracionistas”, afirmó el Papa. 

Superar “la tentación de ocuparnos sólo de nuestros problemas, para enternecernos frente a los dramas del mundo, para compadecer el dolor.”, anotó

Partir el pan con los hambrientos

El Papa insistió que “no sirve hablar de los problemas, polemizar, escandalizarnos —esto lo saben hacer todos—, es necesario imitar a las hojas que, sin llamar la atención, cada día transforman el aire contaminado en aire puro”. 

“Jesús quiere que seamos “transformadores de bien”, personas que, inmersas en el aire cargado que respiran todos, respondan al mal con el bien (cf. Rm 12,21)”. 

Hizo hincapié en ser “personas que actúan, que parten el pan con los hambrientos, que trabajan por la justicia, que levantan a los pobres y les restituyen su dignidad”.

En la celebración de hoy han participado 2.000 personas pobres y necesitadas, junto con los voluntarios que les acompañan y los representantes de las organizaciones caritativas que les asisten diariamente en el área de Roma.

Ante ellos, el Papa denunció “el dolor de hoy. Estamos dentro de una historia marcada por tribulaciones, violencia, sufrimientos e injusticias”. 

Sobre todo, son los pobres, los anillos más frágiles de la cadena”. Dado que ello, indicó, “resultan heridos, oprimidos y a veces pisoteados”. 

Sin embargo, insistió que “la esperanza del mañana florece en el dolor de hoy”. “¿Qué se nos pide a nosotros cristianos? “Que alimentemos la esperanza del mañana aliviando el dolor de hoy. Si tu no vas aliviando el dolor de hoy, difícilmente tendrás la esperanza de mañana.”. 

“Optimismo adolescente”

El Papa invita a superar un “optimismo adolescente” de la persona que espera que las cosas “cambien y mientras tanto sigue haciendo su propia vida”. 

Al contrario, dijo la esperanza cristiana “es construir cada día, con gestos concretos, el Reino del amor, la justicia y la fraternidad que inauguró Jesús”. 

“La esperanza cristiana” ha sido sembrada por el samaritano, un extraño, – dijo el Papa en referencia a la parábola que describe cómo ante el hombre herido en el camino por los ladrones- , no fue socorrido por el sacerdote, sino por un extranjero. 

“Hoy la Iglesia te pide: detente, siembra esperanza en la pobreza, acércate a los pobres, siembra esperanza. La esperanza de él, la tuya, la esperanza de la Iglesia”. 

“A nosotros se nos pide esto: que seamos, en medio de las ruinas cotidianas del mundo, incansables constructores de esperanza,que seamos luz mientras el sol se oscurece, que seamos testigos de compasión mientras a nuestro alrededor reina la distracción, que seamos presencia atenta en medio de la indiferencia generalizada”. 

POPE-MASS-POVERTY-AFP

Testigos de compasión 

Sean “testigos de compasión”, pidió a los fieles. “Nosotros nunca podríamos hacer el bien, sin pasar por la compasión, al máximo haremos cosas buenas. Pero, que no tocan la vía cristiana porque no tocan el corazón”, anotó. 

El Papa exhortó a copiar el estilo de Dios y aseguró que a nosotros se nos pide: “cercanía, compasión y ternura”

A tal propósito, el Papa recordó algo que repetía un obispo cercano a los pobres, don Tonino Bello: «No podemos limitarnos a esperar, tenemos que organizar la esperanza». 

“Si nuestra esperanza no se traduce en opciones y gestos concretos de atención, justicia, solidaridad y cuidado de la casa común, los sufrimientos de los pobres no se podrán aliviar, la economía del descarte que los obliga a vivir en los márgenes no se podrá cambiar y sus esperanzas no podrán volver a florecer”. 

“A nosotros – sostuvo – el Papa, especialmente a nosotros cristianos, nos toca organizar la esperanza, traducirla en la vida concreta de cada día, en las relaciones humanas, en el compromiso social y político”. 

El Papa pidió organizar la esperanza como lo hacen ya las caritas, las mesas populares, la limosnería apostólica, etc. “No se da una moneda, se organiza la esperanza”. 

“Hay una imagen de la esperanza que Jesús nos ofrece hoy. Es una imagen sencilla e indicativa al mismo tiempo, se trata de las hojas de la higuera, que brotan sin hacer ruido, señalando que el verano se acerca. Y estas hojas aparecen, subraya Jesús, cuando las ramas se ponen tiernas (cf. v. 28).” 

Una mirada de esperanza

Sucesivamente, indicó que “la ternura” es la palabra que “hace surgir la esperanza en el mundo y que alivia el dolor de los pobres”. “La compasión que te lleva a la ternura”. 

Una Iglesia que es “hermosa, es evangélica, es joven” puesto que “sale de sí misma y, como Jesús, anuncia la buena noticia a los pobres (cf. Lc 4,18).” 

“Esta es una Iglesia profética, que con su presencia dice a los desalentados y a los descartados del mundo: “Ánimo, el Señor está cerca, también para ti hay un verano que brota en el corazón del invierno”. 

“También – agregó – de tu dolor puede resurgir la esperanza. Llevemos esta mirada de esperanza al mundo”. 

El Papa instó a “no juzgar a los pobres, porque allí, en ellos,  está Jesús que nos espera”, afirmó. Por ello, dijo, llevémos “la esperanza con ternura a los pobres, sin juzgarlos”.

POPE-LUNCH-POVERTY-DAY

La Jornada Mundial de los Pobres 

“A los pobres los tienen siempre con ustedes”, es lema de la V Jornada Mundial de los Pobres que se celebra este 14 de noviembre de 2021. 

En el marco de la Jornada, cabe recordar que el papa Francisco ha visitado la ciudad Asís el pasado viernes para compartir un momento de oración junto con 500 personas pobres y escuchar sus testimonios. 

 “Quiero una Iglesia pobre para los pobres”, había escrito el Papa (EG 198) al inicio de su pontificado. “Ellos tienen mucho que enseñarnos. Además de participar del sensus fidei, en sus propios dolores conocen al Cristo sufriente”. 

En noviembre de 2016, en una misa por el Jubileo de la Misericordia, el Papa anunció que a partir de ese momento la Iglesia tendría su propia Jornada Mundial de los Pobres, pocos previeron el efecto que generaría.

[Foto de archivo en la portada]

Tags:
esperanzajornada mundial pobresjusticiapapa franciscotestimonio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.