Aleteia logoAleteia logoAleteia
domingo 05 diciembre |
San Juan Damasceno
Aleteia logo
Desde Roma
separateurCreated with Sketch.

Papa: Si la humanidad no aprende a escucharse, el final será muy triste

POPE FRANCIS - WORLD DAY OF THE POOR - ASSISI - AFP

FILIPPO MONTEFORTE / AFP

Ary Waldir Ramos Díaz - publicado el 12/11/21

"Compartir una sonrisa con alguien necesitado es bueno para ambos, para mí y para el otro", dijo Francisco en la jornada de los pobres en Asís.

El Papa Francisco explicó que no es suficiente llevar un pan o una comida al pobre, también es necesario abrir el corazón, escucharlo, compartir, y en términos concretos crear puestos de trabajo.

«A la Madre Teresa, que hizo de su vida un servicio a la hospitalidad, le gustaba decir: «¿Cuál es la mejor bienvenida? 

«Una sonrisa. Compartir una sonrisa con alguien necesitado es bueno para ambos, para mí y para el otro. La sonrisa como expresión de simpatía, de ternura». 

«Una sonrisa» que dijo «acerca», como es el estilo de Dios, porque «tu no podrías alejarte de la persona que sonríe».

Lo dijo el papa Francisco hoy, 12 de noviembre, pidiendo de sacudir las conciencias de la hipocresía e iniciar a escuchar a los pobres en serio.

Francisco explicó que la idea de la Jornada Mundial de los Pobres no se le vino a él, si no a un hombre que había conocido los sufrimientos de quién mendiga y vive en la calle. «El Espíritu Santo estaba hablando». 

El Papa instó a «ir hacia el otro con el corazón abierto y la mano tendida. Sabemos que cada uno de nosotros necesita al otro, e incluso la debilidad, si la experimentamos juntos, puede convertirse en una fuerza que mejore el mundo».

POPE FRANCIS - WORLD DAY OF THE POOR - ASSISI - AFP

No insultar a los pobres

Denunció un insulto más contra los pobres. «A menudo, la presencia de los pobres se ve con fastidio y se aguanta; a veces se oye decir que los responsables de la pobreza son los pobres«.

«Un examen de conciencia sobre la hipocresía». Dijo que un examen de conciencia es necesario, a partir de evaluar los actos individuales, así como colectivos: las decisiones tomadas en los procedimientos económicos y las finanzas. Lamentó la actitud de quienes se quieren enriquecer desmesuradamente explotando a los más débiles. 

Es hora de escandalizarse de la pobreza

«Ya es hora de que los pobres vuelvan a tener la palabra, porque durante demasiado tiempo sus demandas no han sido escuchadas. Es hora de que abran los ojos para ver el estado de desigualdad en el que viven tantas familias». 

«Es hora de arremangarse para recuperar la dignidad creando puestos de trabajo», afirmó Francisco durante el Encuentro de Oración y Testimonios en Asís, donde se ha reunido con un grupo de 500 pobres de diferentes partes de Europa y ha pasado un momento de escucha y oración con ellos.

«Es hora de volver a escandalizarse ante la realidad de los niños hambrientos, esclavizados, náufragos, víctimas inocentes de todo tipo de violencia».

Es hora de escuchar a los pobres 

El Papa dijo que es hora de escuchar el clamor de los pobres, pues «no olvidemos que la primera marginación que sufren los pobres es la espiritual». 

«Es hora de que la violencia contra las mujeres se detenga y de que se las respete y no se las trate como mercancías»

«Es hora de romper el círculo de la indiferencia y descubrir de nuevo la belleza del encuentro y del diálogo». 

Es tiempo de encontrarse y escucharse. El Papa indicó que si la humanidad no aprende a escucharse, el final que le espera será muy triste. 

El bastón del peregrino 

POPE FRANCIS - WORLD DAY OF THE POOR - ASSISI - AFP

El Papa se presentó como un peregrino y por eso, lo primero que le dieron nada más llegar, fue el manto y el bastón que suelen llevar quienes van en romería. 

Una evocación del peregrino ‘pobrecito’ y mendicante de pan, abrigo y siempre ‘alegre’ en la confianza de la providencia.

«Es precisamente esto lo que considero un gran tesoro, porque no hay nada, pero lo que tenemos nos lo da la Providencia que nos ha dado este pan”, dijo el Papa recordando las palabras de San Francisco a Hermano Masseo. 

Francisco utilizó el bastón durante todo el recorrido que hizo hasta la basílica de Nuestra Señora de los Ángeles. Tuvo tiempo hasta de bromear con unos peregrinos españoles:  ‘Santo Padre, somos de Toledo’ – El Papa: ¿Y las castañuelas?’, respondió con una sonrisa.

El Pontífice ha querido visitar de nuevo Asís, el lugar donde nació San Francisco, el hombre que se despojó de todo sus haberes para abrazar la fe con todas sus fuerzas predicando la pobreza y el amor por la creación de Dios, para preparar la V Jornada Mundial de los Pobres que se celebrará el próximo domingo 14. 

Oración 

Después de saludar y bendecir a los niños, el Papa tuvo un momento de recogimiento en oración y en silencio en la Porciúncula, «una de las pequeñas iglesias que San Francisco pensó en restaurar, después de que Jesús le pidiera «reparar su casa». 

«Y si estamos hoy aquí es precisamente para aprender de lo que hizo San Francisco…Se reunía aquí en silencio y escuchaba al Señor, lo que Dios quería de él. Nosotros también hemos venido aquí para esto: queremos pedir al Señor que escuche nuestro clamor y venga en nuestra ayuda». 

Testimonios: un español y una afgana

El evento inició con los testimonios de las personas sin recursos. Por eso, el Papa dijo que eran valientes porque compartieron su vida personal con los demás abriendo el corazón «con el deseo de ser comprendidos».

Farzana Razavi, contó al Papa cómo escapó del régimen del Talibán en Afganistán. «Soy hija de chiítas. Agradezco a la Iglesia italiana que nos haya ayudado y salvado la vida».

«Espero y deseo que el mundo adopte un enfoque global para resolver este problema y no deje solo al pueblo afgano», ha añadido.

Droga, alcohol y problemas con la ley, desde la adolescencia. Sebastian, 37 años, contó llorando al Papa que suplicó a Dios de sacarlo de la indigencia. Reconoció la gracia de Dios incluso en sus peores momentos: sucio, en el frío, durmiendo en una banca. «El amor de Dios me ha liberado».

«Hoy soy un mendigo de la misericordia de Dios». Alto, robusto y conmovido, Sebastian, español, narró su experiencia después de tocar el fondo: violencia, drogas y cárcel. Un sacerdote de Toledo le tendió la mano sin reservas: «Confía en la providencia». No sabía cómo salir de la desesperación hasta que participó en el retiro de Emaús. Y por ello, agradeció a la Iglesia y se entretuvo a conversar con el Papa. 

«Gracias por haberme escuchado». Lo dijo una madre de Rumanía al Papa, postrada en silla de ruedas conmovida después de dar su testimonio de dolor, resistencia y la esperanza que le dan sus hijos que la ayudan. 

¿Qué significa resistir?

Al final de su discurso, el Papa volvió a recordar los testimonios que escuchó. «La vida no siempre ha sido amable». «La marginación, el sufrimiento de la enfermedad y la soledad», destacó. 

Sin embargó, hizo hincapié en la capacidad de aguantar de estas personas y de buscar con esperanza una salida a sus situaciones. 

«¿Qué significa resistir? Tener la fuerza para seguir adelante a pesar de todo. La resistencia no es una acción pasiva, al contrario, requiere el valor de emprender un nuevo camino sabiendo que dará sus frutos». 

El Papa insistió que resistir «significa encontrar razones para no rendirse ante las dificultades, sabiendo que no las vivimos solos sino juntos, y que sólo juntos podemos superarlas. Resistir toda tentación de abandonar y caer en la soledad o la tristeza».

Por último, pidió al Señor «que nos ayude a encontrar siempre la serenidad y la alegría». «Aquí, en la Porciúncula, San Francisco nos enseña la alegría que supone mirar a los que nos rodean como compañeros de viaje que nos comprenden y nos apoyan». 

«Que este encuentro abra los corazones de todos nosotros para ponernos a disposición de los demás», concluyó, «para transformar nuestra pobreza en una riqueza a compartir, y así mejorar el mundo». «Gracias a todos. Te llevo en mi corazón. Y no te olvides de rezar por mí, que tengo tantas pobrezas yo también».

Fuera de programa

La jornada también tuvo dos fuera de programa. El Papa Francisco llegó media hora más tarde de lo previsto a Santa Maria Degli Angeli porque ha ido a visitar a las monjas de Santa Clara apenas llegar a Asís. Con ellas se detuvo a rezar y conversar.

POPE-FRANCIS-WORLD-DAY-OF-THE-POOR-ASSISI-AFP

Por otro lado, el Papa tuvo palabras de gratitud y de reconocimiento para el cardenal de Lyon, Philippe Barbarin.

«Quisiera agradecer – disculpe eminencia – por la presencia del cardenal. Está entre los pobres. Él también padeció con dignidad la experiencia de la pobreza, abandono, desconfianza. Y se defendió con el silencio y la oración. Gracias cardenal Barbarin por su testimonio que edifica la Iglesia». 

Tags:
jornada mundial pobrespapa franciscopobreza
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.