Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 09 diciembre |
San Juan Diego
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

El amor y el paso del tiempo en el matrimonio

Andrii Medvediuk | Shutterstock

Orfa Astorga - publicado el 03/11/21

Historias de consultorio. La ayuda mutua es clave para ser unión en las obras y en el ser. Con el tiempo, va tomando formas diferentes

Nuestros hijos han crecido y volado con sus fuertes alas, por lo que es nuestra casa un nido vacío. Es por eso que mi esposo, en cuanto sale de su oficina, se viene directamente a la casa para hacerme compañía. Yo, por lo general, lo espero frente a la ventana para verlo llegar, como hace ya tantos años.

A veces lo hago reflexionando sobre mis hijos y sus matrimonios.

Les he contado que cuando nos casamos, éramos muy jóvenes, y en nuestro enamoramiento, tuvimos la felicísima y peregrina idea de que habíamos encontrado el amor tan de golpe como entero, como quien se saca la lotería y le entregan todo el dinero junto.

Por supuesto que no era así.

Lejos estábamos de agotar su fuente, pues el amor conyugal en su verdad y bondad reclama de suyo todo el futuro para dar renuevos a través de la ayuda mutua, uno de los fines del matrimonio.

La unión de amor en las obras

Por esa ayuda realizamos juntos muchos planes e ilusiones, como comprar nuestra casa, formar un patrimonio, procrear y educar a nuestros hijos… Por supuesto que la complementariedad del ser persona como varón y como mujer, obraba maravillas.

Por el amor conyugal aprendimos a armonizar nuestras diferentes cualidades, como la objetividad, emotividad, atención a los detalles, capacidad de planear, ser intuitivo y más… siendo muy felices en ese mutuo intercambio de dones.

couple
«La ayuda mutua, hasta entonces, había sido unirnos en las obras…»

Sin embargo, era una etapa en la que, ante ciertas diferencias, solíamos discutir y perder la paz, la más de las veces por cosas ordinarias que simplemente pasaban, sin dejar poso en nuestras almas. Una etapa en la que habíamos visto a matrimonios de amigos sucumbir sin saber cómo ni cuándo, su amor se había enfermado de muerte.

Y sentimos inquietud.

La unión de amor en el ser

Tales desacuerdos finalmente hicieron una dura crisis, que a Dios gracias generó vida, ya que la ayuda mutua, que hasta entonces había sido para unirnos en las obras, penetró en nuestras intimidades en un cauce ancho y profundo, que se tradujo en la capacidad de comprendernos, corregirnos, animarnos, perdonarnos… y en un humilde recomenzar entre los dos.

Un camino en el que yo trataba de responder a las nobles expectativas que sobre mí proyectaba mi esposo, y viceversa.

Lo que queremos que nunca ocurra

Actitudes que brotaban como un principio de vida de nuestra unión conyugal, por lo que descubrimos que podíamos encontrar e incorporar en todo aquello que “nos pasaba”, aquello que “nunca pasaría”, como un pegamento que daba solidez a nuestro amor.

Descubrimos así nuestra unión en el ser.

«El amor se hace cada vez más profundo…».

Una unión indisolublemente fiel y fecunda, que existe y existirá siempre fuera del tiempo en que han de envejecer nuestros cuerpos y caducarán los medios materiales por los que tanto nos afanamos. Un tiempo en el que nos amaremos cada vez más en un horizonte sin límites, con la certeza de que la muerte nos separará solo temporalmente.

Por la ayuda mutua, los esposos deben discernir sobre aquellos bienes imperecederos y su realización en lo ordinario de su vida y, de esa manera, vencer el tiempo de las pruebas, desde el propio tiempo del amor.

Un tiempo con sabor de eternidad.

Por Orfa Astorga de Lira.

En Aleteia te orientamos gratuitamente, consúltanos escribiendo a: consultorio@aleteia.org

Tags:
amor de parejamadurezmatrimoniopareja
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.