Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 09 diciembre |
San Juan Diego
Aleteia logo
Historias que inspiran
separateurCreated with Sketch.

La «mujer del pañuelo» que ayuda a las mujeres con cáncer a sentirse hermosas

Shutterstock | Di PintoArt

Giovanna Binci - publicado el 31/10/21

Es increíble cómo un simple trozo de tela puede movernos de una perspectiva de miedo a una de esperanza

Es un hecho sabido que, cuando una mujer se cambia el corte o el color de pelo, quizás haya algo a punto de cambiar en su vida, y si no te das cuenta… ¡es muy probable que ese algo seas tú!

Si el pelo fucsia, rosa chicle o las mechas shatush hablan de un deseo de lo novedoso, de rebelión o de un cambio de capítulo, nuestro pelo también es capaz de contar historias silenciosas, incluso cuando no está ahí.

Esta es la historia de Aurora, la “mujer del pañuelo”. Un linfoma no Hodgkin en el útero la obligó en 2014, con 41 años, a someterse a una histerectomía, tras negarse a ceder frente a un diagnóstico inicial de inoperable.  Según contó al servicio de noticias Ansa:

Pasé por cinco biopsias, pero no era posible identificar qué tipo de tumor era. Entonces, el 26 de marzo, me hicieron una cirugía de histerectomía con doble anexectomía, que consiste en la extracción del útero, las trompas de Falopio y los ovarios. El examen histológico mostró que se trataba de un linfoma no Hodgkin de linfocitos B grandes, que responde bien a la quimioterapia. El hematólogo me advirtió de que se me caería el pelo y le respondí que, para mí, lo más importante era ganar esta batalla, porque el pelo me volvería a crecer.

Descubrir que somos más fuertes de lo que creemos

Aurora se sometió a ocho ciclos de quimioterapia, con una sesión de dos días cada 14 días. Perdió el pelo por completo, como relató a Ansa:

Fue devastador, pero siempre recibí el apoyo de mi marido, y la confianza que veía en los médicos me daba fuerzas. Este camino me condujo a descubrir partes de mí que ni siquiera sabía que tenía: emanaba tranquilidad, aunque no estaba tranquila. Parecía fuerte y valiente, aunque en realidad estaba tremendamente asustada.

Nadie le da mucha importancia a la pérdida de cabello en una situación así: lo urgente e importante es derrotar al monstruo.

Aun así, opino que, en una situación que ya es difícil en sí, mirarte al espejo y tener que abandonar incluso una parte de ti que te hacía sentir “tú misma” es un peso que se suma a la ya pesadísima carga. Luchas, por supuesto, pero es más difícil hacerlo cuando la enfermedad te lo arrebata todo, incluso un aspecto tan innecesario y superficial pero que es importante para poder decir: “¡Sigo aquí y sigo siendo yo, a pesar de todo!”. 

La “mujer del pañuelo”

Aurora se negó a ceder: el tumor no le arrebataría su feminidad.

Optó por no usar peluca. “No tenía que esconderme frente a la enfermedad y no me importaba que la gente me mirara”, explica. Sin embargo, siempre vistió con pañuelos coloridos nuevos, enrollados de diferente modo en su cabeza para crear “peinados”.

En la actualidad, Aurora ha vencido la enfermedad, pero no ha dejado de crear con sus queridos pañuelos: se unió a la asociación de voluntarios que la atendieron en su hospital mientras estuvo allí, apoyando a otras mujeres en la misma situación. Según comparte en su entrevista con Ansa:

Intento explicar a las pacientes de quimioterapia lo importante que es no descuidar el cuidado de su belleza y nunca perder la esperanza. El cáncer deja marcas en el cuerpo, te cambia la visión de ti misma. Pero mis ojos siguen brillando cuando veo mi cicatriz y cuando hablo sobre la enfermedad hoy día, y lo hago con una sonrisa en la cara.

Ayudar a descubrir en vez de a esconder

No se trata solo de “esconder” nuestra cabeza calva o los signos del cáncer, sino más bien “descubrir” algo nuevo en nosotras, incluso frente a la enfermedad, descubrir una fuerza que no creíamos que teníamos.

Es curioso cómo un simple trozo de tela puede movernos de una perspectiva de miedo a una de esperanza.

Y además, todo guerrero tiene su casco de batalla.

¡Y si es colorido y de seda, mucho mejor!

Tags:
bellezabienestarcancermujer
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.