Aleteia logoAleteia logoAleteia
viernes 03 diciembre |
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

James Bond… ¿tiene un pasado católico?

Columbia Pictures

Cerith Gardiner - publicado el 26/10/21

'No Time to Die' plantea varias cuestiones sobre la vida anterior del espía más famoso de la historia

Advertencia: este artículo contiene algunos spoilers.

El fin de semana pasado finalmente pude ver la nueva película de James Bond, No Time to Die. Como ferviente fan de 007, me moría de ganas de ver la película y me encantaba que fueran tan larga, 2 horas y 45 minutos. Así que, con palomitas de maíz, bebidas y niños mayores listos, nos preparamos para ser arrastrados al mundo de la aventura, el espionaje y alguna que otra broma cursi.

Pero lo primero y más importante era la pregunta que rondaba mi cabeza: «¿Descubriremos más sobre la religión de James Bond?» Me lo había estado preguntando a menudo.

En la penúltima película de Bond, Skyfall, los espectadores fueron llevados a la mansión familiar de Bond en Escocia, donde, entre combates y explosiones ocasionales, vimos un «agujero del cura» que fue utilizado durante la Reforma protestante bajo Isabel I por católicos recusantes que intentaban para practicar su fe en secreto.

Esto llevó a algunos espectadores a preguntarse: si la familia de Bond era católica, ¿qué pasa con el espía?

Esta curiosidad se despertó una vez más en la última película de Bond, Spectre, en la que la respuesta de 007 a la mujer que ama, Madeleine Swann, sobre en qué se habría convertido si no se hubiera unido al servicio de inteligencia: «Bueno, era eso o el sacerdocio».

Por supuesto, Bond lo dijo con su típico estilo socarrón; pero aún así, era una interesante opción de carrera alternativa para 007, muy alejada de su profesión de espía.

Bond ¿perdonando una traición?

Esta vez, las escenas iniciales del último éxito de taquilla de Bond, nos llevan a un viaje a la ciudad costera italiana de Matera. Mientras el público se ve rápidamente envuelto en una impresionante persecución de autos, detrás de los neumáticos chirriantes, se nos enseña una tradición similar a la de «La quema de Judas».

De acuerdo con la tradición local, la gente escribe los nombres de aquellos que les han causado dolor y luego queman el papel; un fuego simbólico que quema los rencores y permite que la persona perdone.

En el poco tiempo que Bond está en Matera, entre escapar de la muerte varias veces, escribe el nombre de su amor pasado, Vespa, que lo traicionó, y quema el papel. ¿Es este el comienzo de 007, un hombre con licencia para matar, descubriendo la virtud de la misericordia?

Curiosamente, a medida que avanza la película, vemos menos al misógino Bond y más a un hombre abrazando el amor, con el deseo de proteger a quienes le importan, en lugar de simplemente salvar al mundo de un devastador ataque terrorista.

¿Es Bond… o Daniel Craig?

Este cambio en 007 no ha pasado desapercibido; de hecho, muchos críticos han sentido que se había alejado demasiado del personaje inicial de Fleming. Pero tal vez dé más bien para una reflexión sobre el actor que encarna a Bond en las últimas cinco películas: Daniel Craig.

Craig no ha ocultado el hecho de que no se sentía demasiado cómodo participando en escenas de sexo gratuitas, algo común en las pasadas películas de Bond. De hecho, a lo largo de sus 15 años como Bond, el actor británico ha desarrollado su personaje para centrarse más en el trabajo que tiene entre manos; y las chicas Bond de antaño, escasamente vestidas, han sido reemplazadas por mujeres de mayores virtudes, habilidades y talento.

Me muero por discutir las escenas finales de la película, con Bond esquivando balas, tratando de prevenir la propagación de un virus genéticamente modificado y arreglando las cosas con su colega, el otro 007, y su interés amoroso, Madeleine Swann.

Creo que es interesante notar que aunque esta película de Bond sea un adiós al mandato de Daniel Craig como 007, quizás también sea el comienzo de una nueva era de Bond.

Un espía que parece un poco menos despiadado, que es capaz de amar y sacrificarse, y uno que incluso podría respetar a las mujeres … ¿tal vez el comandante Bond está regresando lentamente a su herencia católica?

Al final, tal vez 007 esté en camino de convertirse en el héroe que siempre hemos querido que fuera, sin renunciar a sus habituales inventos impresionantes, que no decepcionan.

Tags:
catolicismocinevalores
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Oración




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.