Aleteia logoAleteia logoAleteia
domingo 05 diciembre |
San Juan Damasceno
Aleteia logo
Desde Roma
separateurCreated with Sketch.

Padre Dabusti: Así fue como presencié el milagro de Juan Pablo I

MIRACLE

Fair use

Ary Waldir Ramos Díaz - publicado el 22/10/21

El sacerdote argentino, que propuso a la mamá de la niña Candela invocar la intercesión del papa Luciani, afirma que lleva más de 43 años rezando al futuro beato.

«Roxana ha sido una madre valiente que nunca se separó de la Cruz de su hija Candela”, expresó el presbítero José Dabusti, que propuso a la señora Roxana, la mamá de CandelaGiarda, invocar a Juan Pablo I para que intercediera por la salud de su hija, el 22 de julio de 2011, la noche en que, según los médicos, la niña fallecería.

La curación milagrosa de Candela que padecía una forma grave de encefalopatía permitirá que papa Albino Luciani sea declarado beatificado. El decreto, fue autorizado recientemente por el papa Francisco (13.10.2021). 

El padre Dabusti, 56 años de edad, 30 años de sacerdocio, actualmente párroco de la Iglesia Nuestra Señora de las Mercedes en el barrio de Belgrano, Buenos Aíres, Argentina, contó a Aleteia detalles del milagro y de su devoción por Juan Pablo I. 

MIRACLE

El presbítero escogió al ‘papa de la sonrisa’ para que intercediera por la salud de la niña Candela porque él – dijo- que “desde los 13 años de edad lleva en la memoria y en el corazón la figura, la persona y el testimonio de alegría” del papa que estuvo en el Solio de Pedro por solo 33 días. 

José Dabusti, siendo un adolescente en 1978, quedó impresionado cuando Albino Luciani fue elegido papa. Desde el principio ha admirado «su profunda humildad, la sencillez que demostró en su sacerdocio y en su persona».  

El cariño a Juan Pablo I

El párroco recuerda que tras la muerte del 263 sucesor de Pedro, desarrolló “un profundo cariño, una devoción”.  Dabusti dice que esto le llevó siempre a encomendarse a él cuando fue “creciendo y discerniendo la vocación sacerdotal”. 

“También- aseveró Dabusti- en mi etapa de formación tuve la posibilidad de decirle a la gente que iba a Roma que rezara  ante la tumba de Juan Pablo I para que yo fuera un buen sacerdote”. 

Sin embargo, padre Dabusti admite que más allá de su devoción “son contadas las veces que yo le haya pedido a alguien que invoque a Juan Pablo I, aún, cuando ya estaban en proceso de estudio sus virtudes heroicas”. 

La llamada 

El sacerdote rememoró cómo se dieron los acontecimientos del 22 de julio de 2011. «Cuando Candela estaba internada en la Fundación Favaloro con un cuadro de salud muy grave, su mamá se acercó a la parroquia Nuestra Señora de la Rábida, de la que yo era párroco en aquel entonces, y me pidió que visitara a su hija que estaba en terapia intensiva de Pediatría”. 

Sucesivamente, evocó el momento de la petición de intercesión al futuro beato:  “Yo fui a rezar con Roxana y había algunas enfermeras más, rezamos todos juntos, pusimos nuestra mano sobre el cuerpito de Candela y ahí yo le propuse a ella sí quería que rezaremos por intercesión de Juan Pablo I por la curación”. 

La madre de la pequeña no sabía quien era papa Albino Luciani, entonces el padre Dabusti le explicó con todo su afecto, brevemente, a la señora Roxana los motivos por los cuales Juan Pablo I podría ayudarles en esa situación desesperada. “Fue una oración espontánea, una inspiración, que nació del corazón”.

JOSE DABUSTI

El milagro

“La noche misma del 22 de julio de 2011 se manifestaron los primeros signos de mejora y ya a la mañana siguiente había pasado la noche”, cuando decían los médicos que moriría antes de salir el sol. “Así fue que día a día estuvo mejor, la fueron desentubando, la sacaron de terapia intensiva…”. 

Los médicos decían que Candela iba a quedar en estado vegetativo o con unas profundas lesiones cerebrales”. Ante del milagro, el cuadro clínico era muy grave, caracterizado por numerosas crisis epilépticas diarias y un estado séptico causado por una bronconeumonía.

A pesar de que una comisión teológica y médica haya considerado el caso como inexplicable para la ciencia, las voces escépticas no callan.  “Creo – afirma Padre Dabusti – que tanto la ciencia como la fe, cada vez nos más demuestran como van de la mano”, pues, “cada vez más aprenden a dialogar y a complementarse”. 

La ciencia 

La ciencia descubre “que las respuestas definitivas no siempre están ahí, que Dios actúa con la ciencia y más allá. Mucha veces, por decirlo así, Dios hace los milagros a través de los progresos científicos”. 

Personas escépticas también rechazan que Dios use ‘intercesores’ para realizar milagros. «Dios  mismo decide hacerse hombre – argumentó Dabusti – como nosotros. Ahí te está mostrando el valor que tiene el ser humano. 

Por lo tanto, así como el ser humano puede ser solidario en la tierra. Evidentemente, la intercesión de esos hombres y mujeres que pasaron ya a la casa del Padre es muy valiosa. Nosotros creemos en la comunión de los santos”.

Los intercesores 

¿Por qué Dios necesita intercesores? «Dios puede actuar directamente, no necesita intercesores, sino no sería Dios…Dios quiere usar intercesores en la tierra y en el cielo». 

El sacerdote dialogó con médicos agnósticos cuando estudiaban el caso de sanación de Candela. Ellos «decían lo que pensaban, pero se abrían a ver que habían cosas muy impresionantes en la recuperación de Candela, había sido algo fuera de lo previsible, científicamente”.

El poder sobrenatural de la Oración. «Yo estaba mirando al cuerpo de Candela al lado izquierdo y su madre estaba del lado derecho con otras enfermeras” alrededor de su cama. Dabusti recuerda la fuerza con la que se pedía a Dios por la salud de la niña. 

«Evidentemente me conmovía el sufrimiento después de tantos meses. Eso fue lo que a Dios le mueve y ni te imaginas la fuerza y la fe de la madre (Roxana) que arrancó el milagro a Dios por intercesión de Juan Pablo I”.

El papa Juan Pablo I

El pontificado de Juan Pablo I ha sido el más breve de la historia, durado apenas 33 días. Fue el último papa italiano hasta la fecha. El año de su fallecimiento las crónicas refieren del paso de tres papas en el Vaticano. Así, fue el primer obispo de Roma nacido en el siglo XX y también el ultimo en morir en dicho siglo.

«Es un pontificando breve, sin embargo es profético, porque es el grano de trigo que cayó en tierra y murió para que dieran frutos en los pontificados sucesivos, desde Juan Pablo II, Benedicto XVI, hasta Francisco. Perfiles distintos y complementarios.», argumentó.

View this post on Instagram

A post shared by Aleteia Español (@aleteia_es)

Tags:
juan pablo imilagropapa franciscosantos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.