Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 09 diciembre |
San Juan Diego
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

Cuando Madre Teresa se atrevió a decirle a Clinton que el aborto es un asesinato

Mother Theresa

Robert Giroux | AFP

Discurso de Madre Teresa ante el ex presidente Bill Clinton

Zelda Caldwell - publicado el 16/10/21

Cinco años después de su canonización, las audaces palabras de Santa Teresa de Calcuta resuenan ahora, más que nunca

Con la aprobación de una nueva ley de Texas que prohíbe el aborto después de que se detecta un latido fetal, la cuestión de si existe un derecho al aborto según la Constitución se ha convertido en un tema de intenso debate en los Estados Unidos.

Es apropiado que en el quinto aniversario de su canonización, recurramos a las palabras de la Madre Teresa, quien en presencia de Bill Clinton, entonces presidente de los Estados Unidos, explicó de la manera más convincente posible, que el aborto es intrínsecamente malvado.

En el Desayuno Nacional de Oración en Washington, DC, el 5 de febrero de 1994, la Madre Teresa se presentó ante el presidente Clinton y su esposa, y el vicepresidente Al Gore y su esposa, junto con otros 4.000 asistentes, y llamó al aborto un «asesinato».

Esto fue lo que ella dijo:

«Siento que el mayor destructor de la paz hoy es el aborto, porque es una guerra contra el niño, un asesinato directo del niño inocente, el asesinato de la propia madre. Y si aceptamos que una madre puede matar incluso a su propio hijo, ¿cómo podemos decirle a otras personas que no se maten entre sí? ¿Cómo podemos persuadir a una mujer de que no se someta a un aborto? Como siempre, debemos persuadirla con amor y recordarnos que amar significa estar dispuesto a dar hasta que duela. Jesús dio incluso su vida para amarnos. Entonces, la madre que está pensando en abortar, debe ser ayudada a amar, es decir, a dar hasta que lastime sus planes, o su tiempo libre, para respetar la vida de su hijo. El padre de ese niño, quienquiera que sea, también debe dar hasta que le duela».

«Mediante el aborto, la madre no aprende a amar, sino que mata incluso a su propio hijo para solucionar sus problemas. Y, mediante el aborto, a ese padre se le dice que no tiene que asumir ninguna responsabilidad por el hijo que ha traído al mundo. Es probable que el padre ponga a otras mujeres en el mismo problema. Entonces, el aborto solo conduce a más abortos. Cualquier país que acepte el aborto no está enseñando a su gente a amar, sino a usar la violencia para conseguir lo que quieren. Es por eso que el mayor destructor del amor y la paz es el aborto».

Concluyó su discurso con palabras de esperanza y un recordatorio de que estamos llamados a usar nuestra libertad para propósitos más elevados que el asesinato:

«Si recordamos que Dios nos ama y que podemos amar a los demás como Él nos ama, Estados Unidos puede convertirse en un signo de paz para el mundo. A partir de aquí, un signo de cuidado por el más débil de los débiles, el feto, debe salir al mundo. Si se convierte en una luz ardiente de justicia y paz en el mundo, entonces realmente será fiel a lo que defendieron los fundadores de este país. ¡Dios les bendiga!»

Tags:
abortoestados unidosteresa de calcuta
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.