Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 23 octubre |
San Juan Pablo II
Aleteia logo
home iconA Fondo
line break icon

Cuatro preguntas para comprender el Sínodo sobre la sinodalidad

Antoine Mekary / Godong

I.Media - publicado el 09/10/21

¿Qué trascendencia tendrá este singular proceso sinodal en la Iglesia actual, herida por la crisis de los abusos y en plena reforma de la Curia?

El 10 de octubre de 2021, el Papa Francisco inaugura solemnemente el Sínodo sobre sinodalidad. Todas las diócesis del mundo están llamadas a participar en este proceso de dos años sin precedentes, que se supone debe dar voz al Pueblo de Dios.

I.MEDIA descifra los principales desafíos de un sínodo de “nueva generación” que es parte de la gran reforma de Francisco iniciada en 2013 para descentralizar el gobierno de la Iglesia Católica.

¿Por qué el sínodo sobre sinodalidad no tiene precedentes en su forma?

Esta es una tercera vía que acaba de abrir el Papa Francisco en materia de sinodalidad. Actualizados por el Concilio Vaticano II, los sínodos – estas asambleas reunidas para reflexionar sobre un tema en particular – generalmente se llevan a cabo a nivel local de la diócesis, o a nivel universal, con el encuentro en Roma de obispos delegados de todas partes el mundo.

Con el lanzamiento del Sínodo de la sinodalidad, el Papa Francisco innova esta vez al proponer tres fases de reflexión: local, continental y luego romana.

La fase local debe durar seis meses, movilizar a todas las diócesis y todas las parroquias (hasta marzo de 2022) y resultar en la redacción de un resumen de diez páginas. Luego serán enviados a las conferencias episcopales nacionales que harán una síntesis global.

Enviados a Roma, estos documentos servirán de base, a partir de septiembre de 2022, para nuevas discusiones a nivel continental. Conducirán al desarrollo de nuevas síntesis que finalmente alimentarán la fase sinodal final en Roma en octubre de 2023.

Este vasto proceso fue bien recibido por la mayoría de los obispos consultados por I.MEDIA. Sin embargo, según ellos, se suma a una apretada agenda ya ocupada en 2021 por dos celebraciones romanas: el año de San José y el año de Amoris Laetitia.

Mons. François Kalist, arzobispo de Clermont-Ferrand, lamentó, por ejemplo, una «disparidad entre ambición y medios», considerando que el breve retraso entre el anuncio del sínodo y su lanzamiento, al igual que los únicos seis meses de la fase sinodal. El nivel diocesano dejó «apenas tiempo» para iniciar el proceso.

¿Es el Sínodo sobre sinodalidad la culminación de la reforma del Papa Francisco?

«El camino de la sinodalidad es precisamente el que Dios espera de la Iglesia del tercer milenio». Estas palabras fueron pronunciadas por el Papa Francisco en 2015 en Roma con motivo del 50 aniversario de la institución del Sínodo de los Obispos.

¿Cuáles son los enemigos de este aggiornamento solicitado por el pontífice? El espíritu del «clericalismo», un mal que no deja de denunciar y que consiste en sobrestimar el poder espiritual del Papa, del obispo y del sacerdote, pero también del fundador o jefe de una entidad de la Iglesia.

Pero el Papa Francisco también está en contra de la «rigidez», que rechaza cualquier cambio de principio, mientras que, según él, la Iglesia es humana y, por lo tanto, constitutivamente llamada a estar en movimiento, encontrando en esto la definición de la palabra sínodo, «caminar juntos».

«Fue elegido por eso», confió recientemente a I.MEDIA Mons. Joseph Ha, obispo auxiliar de Hong Kong. El prelado chino también recordó que el pontífice argentino inauguró su pontificado creando un consejo de cardenales encargados de rodearlo, una «señal fuerte».

El Papa, que nunca ha ocultado su escepticismo frente al espíritu centralizador de la Curia romana, ha buscado a menudo, a través de sus nombramientos, sus declaraciones o su estilo de gobierno, desconcentrar el poder de la administración romana.

Ya ha lanzado tres sínodos desde 2013: sobre la familia, la juventud y luego sobre el Amazonas. Pero al final de la última, lamentó las polémicas que querían transformar la cuestión sinodal en una lucha política.

Como declaró en su discurso de Navidad a la Curia en 2020, la Iglesia «es un cuerpo siempre en crisis precisamente porque está vivo, pero nunca debe convertirse en un cuerpo en conflicto con los vencedores y los vencidos».

Entre las dos situaciones, martilló entonces, «sólo la presencia del Espíritu Santo marca la diferencia». Y el cardenal Mario Grech, secretario del Sínodo de los Obispos, se limitó a repetir estas palabras: si este Sínodo no aprende a discernir mejor, es decir a escuchar la voluntad de Dios individual y colectivamente, «será un fracaso».

¿Puede el sínodo socavar la unidad de la Iglesia?

«Siempre es un desafío ir a las profundidades espirituales», dijo recientemente a I.MEDIA el obispo Heinrich Timmerevers, obispo de Dresden-Meißen.

El prelado alemán habla por experiencia: aunque está convencido de que la dimensión sinodal de la Iglesia es hoy «crucial», también sabe que en su país, el sínodo nacional lanzado en 2019 no fue un río largo y tranquilo.

Este miedo, lo comprende su colega suizo Mons. Jean-Marie Lovey, de la diócesis de Sion. Pero considera que se basa principalmente en presupuestos que eluden el proceso en sí. El sínodo no es un parlamento político, insiste, sino una «marcha juntos», etimología del término.

Es en esto, asegura el prelado, que el sínodo no puede dividir, sino que por el contrario «trae una mayor comunión» a una comunidad que lucha por pensar en sí misma como unida.

Los dos obispos se unen en esto al Papa Francisco que distinguió en su libro Un tiempo de cambio (2020) la fructífera oposición de la «contraposición» a la estéril binariedad de la «polarización».

En otras palabras, para el Papa, el Sínodo no debe negar los desacuerdos, los carismas, las sensibilidades dentro de la Iglesia sino, por el contrario, explorarlos como diferencias para buscar una mayor cohesión.

También dijo que veía en el proceso sinodal un medio de “revelar las agendas y las ideologías ocultas”. En lugar de tenerles miedo, creía que las presiones ideológicas eran «una buena señal». Porque dondequiera que esté presente el Espíritu de Dios, «también están presentes las tentaciones de silenciarlo o distraerlo». Añadió: «Si el Espíritu no estuviera presente, a estas fuerzas no les importaría».

Si la dinámica del sínodo quiere fortalecer la unidad dentro de la Iglesia, también está diseñada para fortalecer los vínculos entre la Iglesia Católica y otras denominaciones cristianas.

¿Quiere el sínodo responder a la crisis de abusos en la Iglesia?

«Las palabras no son suficientes, todos estamos llamados a comprometernos decididamente en la lucha contra los abusos, como nos invita a hacer el Documento Preparatorio del Sínodo».

Este mensaje de la subsecretaria del Sínodo de los Obispos, sor Nathalie Becquart, publicado en su cuenta de Twitter el 5 de octubre, día de la publicación del informe Ciase sobre el abuso sexual en la Iglesia en Francia, no engaña.

La crisis del abuso sexual, debido en particular a una noción equivocada del ejercicio de la autoridad en la Iglesia, estará en el centro de las reflexiones sinodales, al menos en las diócesis donde ha salido el problema.

Interrogado por I.MEDIA, Jean-Marc Sauvé, presidente de Ciase, ve en este sínodo que abre una oportunidad para reflexionar sobre el gobierno de la Iglesia católica. «Entre las orientaciones que nos parecen útiles y prioritarias, estaría la búsqueda de una mejor articulación entre la dimensión vertical y la dimensión horizontal, es decir entre la jerarquía y la sinodalidad», explica.

En resumen: «creemos que más deliberaciones protegerían aún más a la Iglesia Católica y le permitirían responder de manera más efectiva y apropiada al problema del abuso».

Cuatro días antes de la publicación del informe Ciase, el obispo Éric de Moulins Beaufort, presidente de la Conferencia Episcopal de Francia, entonces en Roma, confió que no estaba previsto actualmente lanzar un proceso sinodal nacional en Francia, para responder a la cuestión de los abusos – como fue el caso de la Iglesia en Alemania o en Irlanda.

Sin embargo, dio a entender que el sínodo que se abriría el 16 de octubre en todas las diócesis del mundo sería una oportunidad para «recopilar lo que vendrá» sobre estas cuestiones.

Tags:
papa franciscosinodo
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Aleteia Brasil
¡Cuidado con las oraciones de sanación y liberación!
2
Francisco Vêneto
Los pasajeros aplauden a los pilotos después de un vuelo de 36 ho...
3
Ary Waldir Ramos Díaz
Un niño le da una lección al Papa Francisco en plena audiencia ge...
4
VENEZUELA
Ramón Antonio Pérez
Cuando la vida surge del atroz abuso a joven discapacitada
5
newborn
Mathilde De Robien
15 nombres de niña cuyo significado conecta con Dios
6
PAPIEŻ BENEDYKT XVI
I.Media
Emocionante carta de Benedicto XVI ante la muerte de su mejor ami...
7
FALSO
Ary Waldir Ramos Díaz
¿La cruz pectoral del papa Francisco es masónica? 
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.