Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 23 octubre |
San Juan Pablo II
Aleteia logo
home iconEstilo de vida
line break icon

La maligna seducción: el engaño que mata el amor

ZAKOCHANI

LL_studio | Shutterstock

Orfa Astorga - publicado el 05/10/21

En consultoría he escuchado hablar con gran amargura de fraudes amorosos con expresiones de profunda decepción como: "Me hablaba como un ángel"...

En consultoría he escuchado hablar con gran amargura de fraudes amorosos con expresiones de profunda decepción como: «Me hablaba como un ángel», «Su mirada y sus gestos eran sublimes» o «Era capaz de las más tiernas caricias».

Para quienes han sufrido esta dura experiencia, la ayuda ha de consistir en hacerles recuperar la confianza necesaria para resarcirse afectivamente desde la realidad de que nuestro cuerpo es la encarnación de nuestra persona, y al mismo tiempo, es materia del don y la aceptación humanos personales.

Eso hace posible enamorarse de alguien que desde la humildad reconoce lo que es, y se muestra transparente en sus virtudes y defectos.

Un amor con la fuerza del espíritu

Se trata de volver a creer en el amor personal que añade al afecto sensible la ternura, candidez, cariño, mientras que la inteligencia y voluntad se ponen al servicio de la entrega en un amor limpio y transparente.

Un amor con la fuerza del espíritu, que no exige las relaciones sexuales previas al matrimonio para validarlo.

Pero existe la malignidad de la seducción que solo busca las relaciones sexuales.

Sucede cuando, por el contrario, el cuerpo es la ocultación de la persona, animada ya no por la rectitud de intención, sino por el espíritu de la doblez. La doblez hace que sea capaz de presentarse como la honestidad hecha persona, en su intención amorosa.

Alguien que sabe que ha de simular amor para obtener sexo.

Así, es capaz de simular pureza, delicadeza, autenticidad… Sin embargo, es solo la araña tejiendo su peligrosa red, de forma imperceptible.

La araña va tejiendo su red

Luego aparecen las caricias de gradual erotismo con su resbaladiza pendiente, y ante la posibilidad de que la presa escape de su red, la insinuación de una entrega sexual con el argumento de que al cabo lo nuestro «es para siempre», y «no tiene nada de malo cuando se hace por amor».

Palabras que ocultan un espíritu de codicia que engendra intenciones de apropiación y dominación.

Si la presa cae en la red y se vuelve víctima, pronto se convierte en objeto de lujuria que siempre es un monólogo que despierta la sospecha, el miedo y la desconfianza, como malignos frutos del fingimiento.

Poco a poco la víctima enamorada despierta a la dura realidad, de que solo es utilizada.

Entonces, una vez conseguido su objetivo y sabiéndose descubierto, el seductor pierde interés y respeto por la persona hasta rechazar o evadir la relación, sin importar que lo que fue su apariencia amable y honorable adopte la verdadera cara del cinismo.  

¿Por qué causa tanto dolor?

 ¿Por qué son tan profundas y dolorosas las heridas que provocan la seducción maligna?

Tres razones:

  • Como personas somos un espíritu encarnado, y es a través del cuerpo que nos vemos, nos manifestamos, sentimos y amamos, por lo que cuando en una relación impera la codicia por lo solo corporal, el espíritu del codiciado es sobajado de tal forma que duele intensamente, pues el trato indigno es un maltrato a nuestra humanidad.
  • La seducción por la que solo se buscan las relaciones sexuales, engendra la violencia y otras formas de desprecio físico o moral que en una espiral de sometimiento pueden exponer a la víctima al peligro proveniente de una relación psicopatológica.
  • El amor es el sentimiento más elevado de la persona y cuando es traicionado o desvirtuado, se entra en un eclipse de personalidad que arrastra tras de sí la libertad interior, la capacidad de abrirse confiadamente a los demás y de seguir creciendo como persona.

Fuimos hecho por amor y para amar, por lo que el amor bueno y bello «no se hace» sino que «es».

En Aleteia te orientamos gratuitamente, escríbenos a:consultorio@aleteia.org

Tags:
amor de parejaeducación sexualmatrimonionoviazgo
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Aleteia Brasil
¡Cuidado con las oraciones de sanación y liberación!
2
Francisco Vêneto
Los pasajeros aplauden a los pilotos después de un vuelo de 36 ho...
3
Ary Waldir Ramos Díaz
Un niño le da una lección al Papa Francisco en plena audiencia ge...
4
VENEZUELA
Ramón Antonio Pérez
Cuando la vida surge del atroz abuso a joven discapacitada
5
newborn
Mathilde De Robien
15 nombres de niña cuyo significado conecta con Dios
6
PAPIEŻ BENEDYKT XVI
I.Media
Emocionante carta de Benedicto XVI ante la muerte de su mejor ami...
7
FALSO
Ary Waldir Ramos Díaz
¿La cruz pectoral del papa Francisco es masónica? 
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.