Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 26 octubre |
San Witta (Albino) de Bürberg
Aleteia logo
home iconEspiritualidad
line break icon

El Orden sacerdotal: actuando en la persona de Cristo

Marinella Bandini - publicado el 26/09/21

Desde el principio el ministerio ordenado ha sido conferido y ejercido en tres grados: el de obispos, el de presbíteros y el de diáconos

Se dice que la Iglesia nació el Jueves Santo durante la Última Cena. En ese momento Jesús instituyó también el sacerdocio, dando a los apóstoles el poder de consagrar la Eucaristía «en memoria mía» haciendo de ellos los sacerdotes de la Nueva Alianza.

La misión

Desde entonces el Orden es el sacramento a través del cual la misión sacerdotal continúa en la Iglesia.

Por medio de la ordenación, el ministro está habilitado para actuar en la persona de Cristo, Cabeza de la Iglesia.

Eso no quiere decir que  los sacerdotes no tengan límites o defectos pero en el momento de administrar los sacramentos el pecado del ministro no afecta ni impide de ninguna manera la gracia.

Los grados del orden

Desde el principio el ministerio ordenado ha sido conferido y ejercido en tres grados: el de obispos, el de presbíteros, comúnmente llamados sacerdotes, y el de diáconos.

Los tres grados se confieren mediante un acto sacramental llamado «ordenación«, es decir, por el sacramento del Orden, que es administrado solo tras una cuidadosa formación y evaluación por parte de la Iglesia.

Quien abraza la vida religiosa -como hermanos y religiosas- no recibe el sacramento del orden pero hace una profesión solemne.

Diácono, presbítero y obispo

El obispo recibe la plenitud del sacramento, y ejerce la potestad de la Iglesia particular que le es encomendada, «como vicarios y delegados de Cristo» siempre en unión con el Papa.

Los presbíteros están unidos al obispo en dignidad sacerdotal y dependen de él en el ejercicio de sus tareas.

Reciben del obispo una parroquia o una función eclesial a nivel diocesano.

El diaconado es un orden de «servicio»: los diáconos asisten al obispo y a los presbíteros en la celebración litúrgica, pueden distribuir la Eucaristía, bendecir el matrimonio, proclamar el Evangelio y predicar, además de dedicarse a la caridad.

La celebración

La celebración del sacramento del Orden tiene la misma estructura para las tres ordenaciones, y está presidida por un obispo.

Para la consagración de un nuevo obispo es necesaria la participación de más obispos y la autorización por parte del Papa.

La imposición de las manos y la oración consagratoria constituyen el corazón  del sacramento.

Después de la consagración obispos y presbíteros son ungidos con el crisma.

El obispo recibe el libro de los Evangelios, el anillo, la mitra y el báculo como signos de su misión.

El sacerdote recibe la patena y el cáliz, elementos principales del papel litúrgico  que está llamado a ejercer.

El diácono recibe el libro de los Evangelios.

¿Quién puede acceder a este ministerio?

Solo los hombres pueden acceder al ministerio ordenado, basado en el ejemplo de Jesús que eligió solo a hombres para ejercer el ministerio.

En la Iglesia latina, todos los ministros ordenados son normalmente elegidos entre hombres célibes, que se comprometen a conservar el celibato «por el reino de los cielos», dándose completamente a Dios y al servicio de los hombres.

El diaconado permanente puede conferirse también a hombres casados.

El sacramento del orden no puede repetirse ni conferirse por un tiempo limitado.

No puede tampoco borrarse.

Por graves motivos, alguien puede ser dispensado de las obligaciones y funciones derivadas de la ordenación o se le puede prohibir el ejercicio, pero no puede volverse laico en sentido estricto.

De hecho confiere un carácter espiritual imborrable.

Tags:
iglesia catolicaordenordenaciónsacerdotesacramentos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa cuenta que vio un milagro por intercesión de la Virgen de...
2
QUIÑONEZ
Pablo Cesio
Álex Quiñónez, una muerte cargada de violencia que vuelve a enlut...
3
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lectores en la misa
4
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
5
Aleteia Brasil
¡Cuidado con las oraciones de sanación y liberación!
6
newborn
Mathilde De Robien
15 nombres de niña cuyo significado conecta con Dios
7
EUCHARIST
Philip Kosloski
Esta hostia eucarística fue filmada sangrando y latiendo como un ...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.