Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 19 septiembre |
San Jenaro
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Cuál es el origen del matrimonio?

Marinella Bandini - publicado el 09/09/21

Se puede decir que el mismo Dios es el autor del matrimonio

Según la Iglesia, la unión exclusiva de un hombre y una mujer es una «ley natural» inscrita en la naturaleza humana por el Creador desde el principio, y común a los hombres de cada época, pueblo y cultura.

¿Qué dice la Biblia?

En el Génesis se encuentran las características fundamentales del matrimonio. El matrimonio es único e indisoluble:

Por eso el hombre deja  a su padre y a su madre y se une a su mujer,  y los dos llegan a ser una sola carne. Gn 2,24

El matrimonio está orientado a la procreación:

Sean fecundos, multiplíquense,  llenen la tierra.  Gn 1,28

Significado original

Como todo, incluso la relación entre hombre y mujer ha sido corrompida por el pecado original.

Jesús la sanó pero no solo devolviendo al matrimonio su significado original sino instituyéndolo como sacramento.

Es la famosa narración de las «bodas de Caná» con la transformación del agua en vino.

Con la Gracia de Cristo el agua de los esposos es transformada en «vino nuevo»: el amor de los esposos es, por lo tanto, santificado.

El sacramento del matrimonio se basa en el consenso libre y recíproco de los esposos a vivir un amor fiel e indisoluble y abierto a la vida.

Esto es tan cierto que durante siglos la Iglesia ha tolerado los matrimonios clandestinos basados únicamente en el consenso de los esposos, frente a dos testigos.

Un Concilio

El Concilio de Trento estableció la fórmula canónica de ese consentimiento, que hoy dice así:

Yo, te recibo a ti como esposo/a y me entrego a ti, y prometo serte fiel en la prosperidad y en la adversidad, en la salud y en la enfermedad, y así amarte y respetarte todos los días de mi vida.

El matrimonio es el único sacramento cuyo ministro no es el sacerdote sino los mismos esposos, en el momento en que se intercambian el consentimiento frente a Dios, a la Iglesia y a la comunidad.

El sacerdote acoge este consentimiento y da la bendición de la Iglesia.

Alianzas

La tradición manifiesta el nuevo status de esposos con la bendición y el intercambio de las alianzas.

Símbolo antiguo de compromiso y fidelidad, la alianza se vuelve un signo de «vida consagrada» y también un auténtico sacramental que protege a quien la lleva con fe de las tentaciones y los ataques del Maligno contra el matrimonio.

De la válida celebración del matrimonio surge entre los cónyuges un vínculo perpetuo y exclusivo que ni siquiera la Iglesia tiene el poder de disolver.

Que el hombre no separe lo que Dios ha unido Mt 19,6

En casos extraordinarios la Iglesia admite la separación física de los esposos, pero los cónyuges permanecen marido y mujer frente a Dios.

La Iglesia no reconoce como válidas eventuales nuevas uniones.

Si esto sucede no se puede recibir la Eucaristía sin embargo se puede participar en la misa y en la vida de la comunidad cristiana, de hecho, se les anima a hacerlo, y la comunidad está llamada a acoger y a acompañar a estas personas con caridad.

Nulidad

La anulación del matrimonio es posible solo cuando tras un examen profundo la Iglesia reconoce una falta de condiciones previas del sacramento.

En este caso puede declarar el matrimonio nulo, es decir, que nunca existió Unidad, indisolubilidad y apertura a la vida son esenciales en el matrimonio y reflejan la fidelidad de Dios a su Alianza, y de Cristo a la Iglesia.

No es un objetivo inalcanzable sino un camino posible apoyado por la Gracia de Cristo.

Tags:
cristianismomatrimoniosacramentosvida

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Gelsomino del Guercio
Los asombrosos diálogos entre el diablo y un exorcista del Vatica...
2
HERALDOS
I.Media
La Santa Sede intenta cerrar las escuelas de los Heraldos del Eva...
3
PAURA FOBIA
Cecilia Pigg
La oración corta que puede cambiar un día estresante
4
VACCINE
Jaime Septién
¿Covid-19: vacunarse o no vacunarse?
5
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
6
BEATRIZ
Pablo Cesio
¿Dónde está Beatriz? El extraño caso de la mujer que desapareció ...
7
I.Media
Benedicto XVI: El hombre ya no es un «regalo» sino un «producto»
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.