Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 26 septiembre |
San Cosme y san Damián
home iconEstilo de vida
line break icon

Septiembre es el mes por excelencia para un verbo: estrenar

september 2021

PENpics Studio - Shutterstock

Mar Dorrio - publicado el 06/09/21

No sé cuál va a ser tu propósito a estrenar, pero te quiero contar el que estreno yo cada septiembre

Septiembre es el mes por excelencia en el que nos aunamos todos detrás de un verbo: estrenar.

  • Estrenamos cosas materiales. Desde pequeños, asociamos este mes a perfectos lápices puntiagudos, a inmaculados libros que conservaban el olor a imprenta, a jerseys y zapatos que prometían acompañarnos (y a veces lo cumplían) todos los días del nuevo curso.
  • Estrenamos proyectos. Es el mes de matricularse en gimnasios, clases de inglés, cursos de fotografía online, etc.
  • Estrenamos propósitos. Es un magnífico momento para decidirse a cambiar, a recomenzar desde dentro: perder esos kilitos de más; poner orden definitivo en todos los rincones de la casa; enfocar tus energías en no llegar tarde nunca más; reinventar los menús familiares sucumbiendo, por fin, al batch cooking; no volver a resolver los conflictos familiares a gritos…

No sé cuál va a ser tu propósito a estrenar, pero te quiero contar el que estreno yo cada septiembre. Se lo escuché a una mujer muy, muy sabia. Podría escribir un libro sobre ella. Me dijo, literalmente, durante una conversación en un ya lejano septiembre: «No quiero hacer nada nuevo; quiero seguir haciendo lo que hago, pero hacerlo mejor».

Esta mujer sabia no huía de su Nazaret. No soñaba con abandonar sus aparentemente intrascendentes rutinas. Soñaba más alto. Soñaba con hacerlas mejor. Quería estar en el lugar donde estaba, en el momento en el que estaba, y sacarle el mejor partido. El carpe diem. Al contrario del resto de los mortales, no buscaba la evasión, la distracción, la huida hacia delante.

¿Cuánto tiempo dedicamos a evadirnos, a perdernos, a huir? Huimos con el pensamiento, y físicamente, si podemos. Huimos de nuestro Nazaret, de nuestras rutinas, y, sin embargo, cuando hagamos memoria, cuando esto se acabe y tengamos que dejar nuestro Nazaret particular para enfrentarnos a nuestro propio Jerusalén, sólo querremos llevar en el equipaje ese álbum de recuerdos escogidos, ésos que sólo se consiguen grabar en las maravillosas rutinas.

WOMAN

Y, entenderemos, como esa mujer tan sabia había entendido, la frase de San Josemaría: “No es verdad que tus días sean iguales. Si pones amor, cada día es distinto”.

En mi caso, para concretar este propósito, me voy a centrar en reducir el impacto “del ladrón de los veinte minutos» de mi vida: el móvil. ¿A alguien más le ocurre que busca una receta en el móvil y, cuando vuelve a la realidad, tiene veinte minutos menos?

Así que voy a dejar de mirarlo a él para mirarles mucho más a ellos, a los protagonistas de mi Nazaret. Porque sé que son esos instantes, mientras los observo, estando donde tengo que estar, física y mentalmente, los que me hacen entender cómo, ese día a día, repitiendo las mismas cosas, merece la pena.

Y también es septiembre para esas personas que, aparentemente, no van a estrenar ni zapatillas deportivas, ni clases, y que ni siquiera pueden hacerse cargo de sus antiguas rutinas. Personas a las que la enfermedad ha arrollado como un tsunami, dejando sus vidas patas arriba.

Pues, para ellos, van dedicadas estas letras llenas de cariño. Se puede seguir estrenando a pesar de estar en medio de todo ese desbarajuste. Es el momento de imaginarnos en el ruedo delante del toro bravo, respirar profundamente, mirar al cielo, y decir: va por ustedes. Ese pequeño gesto lo puede cambiar todo, le puede dar sentido a todo. Yo te propongo que escojas uno de los latigazos que le dieron al Señor.

Si has visto la película «La Pasión» de Mel Gibson, sabrás de lo que te estoy hablando. Ofrece todo el dolor, todo el sufrimiento, y toda tu tristeza, para ahorrarle uno de esos latigazos. Elige uno, y, en los peores momentos, vete a ese instante de la Pasión y sé consciente de lo mucho que le estás aliviando.

Charles Dickens nos dejó escrito que “Nadie es inútil en este mundo, mientras pueda aliviar un poco la carga de sus semejantes”. Proponte ser muy útil en la falsa incapacidad que fuerza la enfermedad. Aliviando la carga, no de uno de tus semejantes, sino de Él, de Jesús de Nazaret.

No sé si, como yo, este otoño tampoco vas a estrenar unas «Hunters», pero nada ni nadie, ninguna situación, puede impedirte estrenar propósitos que, te aseguro, te llenarán de una satisfacción más grande, más profunda, más plena, que la que encontrarías cobijando tus pies en las afamadas katiuskas.

No sé si estás en los treinta años de Nazaret, o si estás en los tres años de Jerusalén, pero sí sé que estás en septiembre. Dale la bienvenida y elige tu propósito. Why not?

Tags:
otoñoproyecto
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Claudio de Castro
El purgatorio y la misteriosa alarma de las 3 a.m.
2
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
3
lobo cordeiro fumaça
Gelsomino del Guercio
«El humo de Satanás entró en la Iglesia»: ¿qué quiso decir el Pap...
4
Aleteia Brasil
La pareja que festejó su matrimonio dando de cenar a 160 personas...
5
O Catequista
La polémica sobre el cuerpo incorrupto del Padre Pío
6
Maria Paola Daud
Cuando la Virgen María detuvo la lava del volcán Etna
7
ANMOL RODRIGUEZ
Domitille Farret d'Astiès
Atacada con ácido cuando era bebé, Anmol Rodriguez supera e inspi...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.