Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 17 septiembre |
Santa Hildegarda de Bingen
home iconA Fondo
line break icon

La misión secreta de la Iglesia: la diplomacia vaticana

God’s Diplomats: Pope Francis, Vatican Diplomacy, and America’s Armageddon

Victor Gaetan | Rowman & Littlefield Publishers

John Burger - publicado el 06/09/21

El nuevo libro de Victor Gaetan ofrece una descripción general del interés de la Santa Sede en las relaciones internacionales, los desafíos actuales y las perspectivas

«En el corazón de la diplomacia cristiana está la reconciliación entre personas, especialmente aquellas con tradiciones o historias diferentes», dice Victor Gaetan, autor de un nuevo libro sobre la diplomacia vaticana.

Los diplomáticos de Dios: Papa Francisco, la diplomacia del Vaticano y el Armagedón de Estados Unidos, publicado por Rowman & Littlefield, es una descripción general del énfasis inesperado del Papa Francisco en las relaciones internacionales.

Al proporcionar una introducción a la larga historia de la diplomacia de la Iglesia, Gaetan muestra cómo y por qué funciona, y ofrece un contraste con las recientes decisiones internacionales de Estados Unidos.

Gaetan, originario de Rumania, es corresponsal desde hace mucho tiempo de publicaciones periódicas y revistas como el National Catholic Register, Foreign Affairs y America Magazine. Tiene un doctorado de la Universidad de Tufts sobre ideología en la literatura.

Compartió algunas ideas con Aleteia sobre la importancia que la Iglesia otorga a la diplomacia y algunos éxitos recientes y perspectivas futuras para la misión bajo el Papa Francisco.

Una misión antigua

– La mayoría de la gente, imagino, cuando te oye hablar de la Iglesia Católica, piensa en papas, obispos, sacerdotes, rituales, etc. No creo que la diplomacia sea lo primero que le viene a la mente a la mayoría de la gente. ¿Cuándo entró la Iglesia en este «negocio»?

¿Recuerda lo que sucedió en Pentecostés? La gente reunida en Jerusalén de países extranjeros de repente pudo entender a los discípulos, a pesar de las barreras del idioma.

En el corazón de la diplomacia cristiana está la reconciliación entre personas, especialmente aquellas con tradiciones o historias diferentes. Está ya previsto en el Evangelio: Cristo envió a los apóstoles a «hacer discípulos de todas las naciones» (Mateo 28, 18-20).

Con el tiempo, la Iglesia Católica institucionalizó la diplomacia por necesidad. En 325, el Papa Silvestre envió a tres legados, incluido un obispo, para representarle en el Concilio de Nicea, convocado por el emperador Constantino.

Saltamos a la cristiandad medieval, cuando se recurría a la mediación papal para resolver un número infinito de desacuerdos políticos y cuestiones territoriales en toda Europa.

Roma desplegó una variedad de solucionadores de problemasclericales, todos en nombre del Papa. Ese sistema de representación diplomática se convirtió en la base de la diplomacia interestatal moderna, hasta el día de hoy.

– ¿De qué manera se lleva a cabo esta diplomacia?

Red ágil y discreta

Principalmente a través de nuncios – los embajadores del Vaticano. Son los representantes personales del Papa ante un gobierno extranjero o un grupo multilateral como las Naciones Unidas. Los nuncios también juegan un papel clave en ayudar al Vaticano a seleccionar obispos.

La Santa Sede tiene relaciones bilaterales con 183 países. Dos nuevos agregados bajo Francisco son Mauritania y Myanmar.

Los nuncios recopilan información sobre lo que está sucediendo en cada país, la política y la vida de la Iglesia; e informan al Papa a través de la Secretaría de Estado del Vaticano.

Un nuncio (de la palabra latina para «mensajero») puede confiar en la «inteligencia» local de obispos, sacerdotes, religiosos y colaboradores laicos. En su diplomacia, la Iglesia Católica es menos como una jerarquía rígida, más como una red ágil.

– ¿Qué ventajas y desventajas tiene la diplomacia papal en comparación con la de los estados seculares?

El secreto es una gran ventaja en la diplomacia. Los diplomáticos de la Santa Sede prometen no revelar nunca lo que saben. Y dado que la Ciudad del Vaticano no es una democracia, no hay ciudadanos clamando por saber qué está sucediendo entre bastidores. Los diplomáticos laicos me dicen que los nuncios se encuentran entre sus colegas más discretos, lo que los hace especialmente dignos de confianza.

Pero el cuerpo diplomático del Vaticano es minúsculo en comparación con otras potencias mundiales. Una gran embajada del Vaticano (llamada nunciatura) puede tener hasta cinco sacerdotes, como en Washington, DC, pero la mayoría tiene solo dos: un nuncio y su secretario.

Compare eso con una embajada de Estados Unidos o Gran Bretaña en una ciudad capital como París: encontrará cientos de empleados y docenas de diplomáticos de alto nivel allí.

Reconciliando enemigos

– ¿Qué puede lograr la diplomacia papal allí donde no es probable que los esfuerzos diplomáticos de los estados nacionales tengan éxito? ¿Algún ejemplo le viene a la mente?

Dado que la Santa Sede tiene pocos intereses materiales, solo un territorio diminuto y ninguna economía real, es libre de ver la verdad de las situaciones temporales. Cuando un Papa es muy respetado, como lo es el Papa Francisco, los diplomáticos seculares a veces ceden a su autoridad moral en asuntos, esencialmente políticos.

Cuando Cuba y Estados Unidos llegaron a un punto muerto en la negociación de una nueva forma de relacionarse, por ejemplo, fue Francisco quien puso a los dos países en conexión. Las negociaciones finales se llevaron a cabo en el Palacio Apostólico en 2014. La profunda desconfianza impidió que los antagonistas de toda la vida llegaran al sí, por lo que el Vaticano intervino como un poder superior con la autoridad para responsabilizar a cada lado.

De manera similar, el Papa Juan Pablo II y su equipo diplomático impidieron la guerra entre Argentina y Chile por el Canal Beagle en 1978. Se necesitaron siete años para elaborar un tratado, firmado por ambos países en Roma, pero el arreglo ha durado hasta el día de hoy.

– ¿Ha cobrado nueva vida la diplomacia de la Santa Sede bajo el Papa Francisco?

Entre 1914 y 1978, todos los papas salieron del servicio diplomático del Vaticano, lo que dio forma profundamente a la Iglesia moderna. Pero Francisco llegó sin esa experiencia, por lo que no había razón para esperar que sobresaliera.

Un Papado sorprendentemente internacional

Al cardenal Jorge Bergoglio no le gustaba viajar como arzobispo, porque no le gustaba estar lejos de «mi esposa», como llamaba a su diócesis.

Pero como Papa, Francisco demuestra tener un don para cultivar las relaciones internacionales. Su experiencia dirigiendo una orden religiosa bajo una dictadura brutal; su inclinación mística, discerniendo principios idealistas mientras insiste en una actualización concreta; además, su independencia como hombre del Sur Global, libre de la mentalidad de la Guerra Fría; y la orientación misionera que comparte con otros jesuitas se combinaron para prepararlo bien para el extenso compromiso entre bastidores de la Iglesia Católica en la política mundial contemporánea.

– Francisco visitó Irak este año e incluso se ha hablado de que viajara a Corea del Norte. Con base en el historial diplomático del presente pontificado hasta ahora, ¿prevé alguna otra sorpresa en cartera, digamos, una visita papal a Rusia o China?

Francisco insistió absolutamente en ir a Irak, en contra del consejo de la mayoría de los diplomáticos y, especialmente, de los especialistas en seguridad que lo rodeaban. Demostró que para el Santo Padre, la seguridad personal es menos importante que la misión.

¿Y cuál es la razón de ser de la diplomacia de la Iglesia? Principalmente paz, paz y reconciliación, que facilita la paz.

Entonces, creo que es más fácil imaginar a Francisco viajando a Corea del Norte que a China o Rusia. Francisco y el cardenal Pietro Parolin (el alter ego del Santo Padre en la estrategia diplomática) han estado estrechamente comprometidos con Corea desde 2014, cuando Francisco visitó la península dividida en su primer viaje a Asia.

Esfuerzo por la paz

El presidente Moon Jae-in y su esposa son católicos devotos. Y la Iglesia en Corea es la comunidad católica de más rápido crecimiento en Asia. Una visita papal a Corea del Norte, la máxima «periferia», para usar el mantra de Francisco, podría reiniciar las conversaciones de paz. Además, la Iglesia Católica Coreana es tan poderosa que honestamente puedo imaginarlos rezando para que esto se haga realidad.

– ¿Qué amenazas existen para el futuro de la diplomacia papal, particularmente cuando el mundo (al menos en Occidente) parece volverse cada vez más secular?

El Papa Francisco ha criticado a los gobiernos occidentales ya la ONU por imponer una “ideología de género” y otros esquemas de izquierda a las naciones tradicionales.

La Iglesia se ha aliado con naciones de mayoría musulmana para bloquear los esfuerzos para crear un «derecho» al aborto bajo la bandera de la ONU, por ejemplo, en la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo de 1994 en El Cairo.

Adoptar estas posiciones convierte a la Iglesia católica en un objetivo de fuerzas políticas bien organizadas, que podrían volverse contra el estatus único de la Iglesia como observadora permanente y plenamente comprometida en la ONU.

La soberanía de la Iglesia Católica es lo que le da al Santo Padre un boleto de entrada al sistema internacional. Somos la única religión mundial reconocida como soberana por el derecho internacional. (Todo un capítulo de God’s Diplomats está dedicado a explicar esto).

Me temo que incluso los católicos no comprenden el status quo lo suficientemente bien como para defenderlo. Entonces, Roma podría ser vulnerable a los ataques a la soberanía de la Iglesia, que es lo que hace que nuestra diplomacia sea especialmente efectiva.

Tags:
derecho internacionaldiplomaciapapa franciscovaticano

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Gelsomino del Guercio
Los asombrosos diálogos entre el diablo y un exorcista del Vatica...
2
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
3
EUCHARIST
Philip Kosloski
Esta hostia eucarística fue filmada sangrando y latiendo como un ...
4
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa al clero: «Por favor ¡no más homilías largas de 40 minuto...
5
Maria Paola Daud
Quiso usar una Hostia para hacer brujería y… comenzó a sangrar
6
BEATRIZ
Pablo Cesio
¿Dónde está Beatriz? El extraño caso de la mujer que desapareció ...
7
IMAGINE
Angeles Conde Mir
El Vaticano hace las paces con “Imagine” de John Lennon
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.