Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 26 septiembre |
San Cosme y san Damián
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Estresado por la confesión? Quizás lo estás complicando demasiado

Philip Kosloski - Patty Knap - publicado el 05/09/21

No hagas el sacramento de la confesión más difícil de lo que tiene que ser

Confesar los pecados a un sacerdote a veces puede ser abrumador. Especialmente si no lo has hecho en muchos años, puede parecer sobrecogedor enumerar tus pecados al sacerdote.

Los detalles no son necesarios

Sin embargo, una de las cosas que pueden hacer que la confesión parezca abrumadora es en realidad un concepto equivocado: no se te pide que le digas al sacerdote cada detalle vergonzoso de tus pecados. De hecho, es mejor no hacerlo.

En la mayoría de los casos, no es necesario que des largas explicaciones. Un sacerdote sugiere que seas lo más sencillo posible. Dice que algunas personas sienten que deben dar todo tipo de detalles sobre sus pecados particulares. No hay nada de malo en eso, dijo, pero no es esencial. Uno puede simplemente mencionar la categoría del pecado, y ser absuelto completamente de todos los pecados veniales.

Guía de pecados

Ofreció esta lista como guía, diciendo que contiene el 90% de las cosas que el 90% de la gente puede confesar el 90% de las veces. Puedes llevar esta lista contigo cuando te confieses, y añadir cualquier otro pecado que te venga a la mente.

No he amado a Dios con todo mi corazón y con toda mi alma.

He puesto a personas o cosas en mi vida por encima de Dios.

He sido irrespetuoso con mis papás o autoridades legítimas.

He usado el nombre de Dios en vano.

He provocado un escándalo sobre Dios o la Iglesia a través de mi mal ejemplo como cristiano.

He sido orgulloso.

No he sido amable con todos en mi vida. 

He sido impaciente con la gente en mi vida.

He dejado que la ira se apoderara de mí.

He juzgado

He tenido malos pensamientos.

He impedido artificialmente el deseo de Dios de crear vida.

He tenido pensamientos o imágenes impuros que cosifican a hombres o mujeres.

Me he excedido con la comida o la bebida.

He abusado de las drogas.

He mentido.

He sido envidioso de lo que otros tienen.

No he sido agradecido por todos los dones que se me han dado.

¿Qué dice el Código de Derecho Canónico?

Al mismo tiempo, el Código de Derecho Canónico establece que “el fiel está obligado a confesar según su especie y número todos los pecados graves cometidos después del bautismo y aún no perdonados directamente por la potestad de las llaves de la Iglesia ni acusados en confesión individual, de los cuales tenga conciencia después de un examen diligente.”

Esto significa que cuando tienes conocimiento de un pecado mortal (grave), debes nombrar ese pecado y cuántas veces lo cometiste. Por ejemplo, si has cometido adulterio, debes decirle al sacerdote cuántas veces. Si has cometido un pecado grave varias veces y no sabes el número, simplemente puedes decir «muchas», «varias» o «demasiadas para contar».

La confesión no debe ser complicada, y si te estresas demasiado, intenta simplificarla y no te preocupes por los detalles exactos cuando se trata de pecados veniales. Incluso con los pecados mortales, si es un pecado habitual que has cometido varias veces, solo da una aproximación de la cantidad de veces.

La reconciliación es un sacramento hermoso, en el que el alma se pone en paz por la misericordia de Dios. Si te está frenando lo que percibes como algo complejo, simplifica. No dejes que algo trivial te impida ser acogido por los brazos amorosos de Dios.

Tags:
confesionespiritualidadpecadosacramentos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Claudio de Castro
El purgatorio y la misteriosa alarma de las 3 a.m.
2
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
3
lobo cordeiro fumaça
Gelsomino del Guercio
«El humo de Satanás entró en la Iglesia»: ¿qué quiso decir el Pap...
4
Aleteia Brasil
La pareja que festejó su matrimonio dando de cenar a 160 personas...
5
O Catequista
La polémica sobre el cuerpo incorrupto del Padre Pío
6
Maria Paola Daud
Cuando la Virgen María detuvo la lava del volcán Etna
7
ANMOL RODRIGUEZ
Domitille Farret d'Astiès
Atacada con ácido cuando era bebé, Anmol Rodriguez supera e inspi...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.