Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 26 septiembre |
San Cosme y san Damián
home iconEstilo de vida
line break icon

6 formas de mejorar tu día cuando la vida se siente pesada o monótona

OVERWHELMED

Blue Titan | Shutterstock

Cecilia Pigg - publicado el 27/08/21

¿Alguien necesita un energizante mental estos días?

Con los últimos días de agosto y los cambios para la vuelta al colegio asentándose, es momento de una rápida revisión de tu salud mental. ¿Qué tal estás? ¿Has caído un poco en la rutina? ¿Se te están haciendo muy largos los días?

Si sientes un poco de insatisfacción con la vida y empiezas y terminas los días con más frustración que tranquilidad, necesitas un energizante mental. Aquí tienes algunas formas de convertir esos días sosos en experiencias más significativas y agradables.

Pide ayuda con algo que hayas estado postergando

Pedir ayuda es algo difícil de hacer. Sin embargo, esta importante habilidad de la vida es esencial para nuestro crecimiento personal además de para la salud y el bienestar de las comunidades de las que formamos parte. Además, si vives cada día con grandes tareas pesadas de abordar, esa carga afectará a tu humor y a la atmósfera de tu día, lo hará más cargante y más oscuro. Disponer de un poco de ayuda para aliviar esa carga acechante quizás termine aligerando todo el resto del día.

Alégrale el día a otra persona

Una apuesta segura para abrirte camino entre las grises nubes a tu alrededor es centrarte en otra persona. ¿A quién podrías enviar una tarjeta sorpresa donde decirle a esa persona que la tienes presente?  ¿Quizás podrías compartir una limonada o un café helado con esa persona que en los medios sociales parece estar viéndolo todo desde un prisma gris? ¿En la puerta de quién podrías dejar un bonito crisantemo para despertarle una pequeña sonrisa revitalizante? Ayudar a otra persona puede hacer que tú también pongas tu ansiedad en perspectiva, todos salen ganando.

Toma vitamina D 

Muchos no recibimos suficiente cantidad de esta vitamina esencial, así que haz un esfuerzo para estar en los niveles adecuados. Puedes hacerlo de forma oral, ingiriendo un complejo vitamínico, o puedes probar con una inmersión corporal completa dando un paseo bajo el sol. Sinceramente, mejor haz las dos cosas. Es increíble lo que pueden conseguir un pequeño chute vitamínico y algo de aire fresco a la hora de mejorar un humor huraño o un estado mental ofuscado. 

Cambia algo en tu rutina

Prueba con un camino más largo de vuelta a casa del trabajo o con irte a dormir media hora antes. Apaga el móvil a las 20h o no lo utilices para ninguna cosa que no sea enviar mensajes hasta el mediodía. Hacer un pequeño cambio, en especial si te aporta más descanso o te ayuda a despejar o poner en orden la cabeza, puede permitirte reformular tu día en parte o por completo.

Presta más atención a tus responsabilidades diarias

Dedica un poco más de tiempo a una tarea que hagas mecánicamente. Quizás sea un proyecto que tengas en el trabajo o quizás una tarea del hogar. Las cosas pequeñas que hacemos tienen una importancia tremenda y cuanto mejor atendamos las tareas mundanas que no parecen trascender mucho, mejor preparados estaremos para abordar las responsabilidades más grandes y aparentemente más serias que tengamos.

Valora la belleza en las pequeñas cosas del día

¿Puedes recordar la imagen de esa toalla de manos color blanco crudo con ese potente aroma floral que colgaba en el baño de tu tío Andrés con un mensaje que leía “Párate a oler las rosas” y con una rosa bordada? ¿No? ¿Igual solamente me fijé yo? Bueno, creo que sabes adónde quiero llegar con esto. Párate a oler esa rosa, pierde unos cuantos minutos acariciando al perro del vecino, desvíate por esa calle donde está ese precioso jardín cuidado con tanto esmero… Y luego, al terminar la jornada, toma nota de la belleza que has percibido durante el día. ¿Un compañero de trabajo ha sido especial e inusualmente amable hoy? Ahora que lo pienso, esa cuadrilla de chiquillos en bici desprendía una tranquilidad y una alegría deliciosas. Fijarte en las pequeñas cosas de la vida te ayudará a desarrollar un hábito de gratitud que puede ayudar a sobrellevar los múltiples altibajos de la vida.

Tags:
bienestarpazsalud mentalvida
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Claudio de Castro
El purgatorio y la misteriosa alarma de las 3 a.m.
2
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
3
lobo cordeiro fumaça
Gelsomino del Guercio
«El humo de Satanás entró en la Iglesia»: ¿qué quiso decir el Pap...
4
Aleteia Brasil
La pareja que festejó su matrimonio dando de cenar a 160 personas...
5
O Catequista
La polémica sobre el cuerpo incorrupto del Padre Pío
6
Maria Paola Daud
Cuando la Virgen María detuvo la lava del volcán Etna
7
ANMOL RODRIGUEZ
Domitille Farret d'Astiès
Atacada con ácido cuando era bebé, Anmol Rodriguez supera e inspi...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.