Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 26 septiembre |
San Cosme y san Damián
home iconActualidad
line break icon

Los trágicos deslaves que enlutan a Venezuela y el cura que intentó salvar a su familia

MERIDA

Arquidiócesis de Mérida

Macky Arenas - Aleteia Venezuela - publicado el 26/08/21

Las intensas lluvias se llevan varios pueblos en Venezuela y se han cobrado varias vidas, además de dejar miles de afectados. En medio de esto, el caso del padre Darwin Ramírez, quien luego de haber sido arrastrado junto a su vehículo logró salvar su vida, pero tras intentar auxiliar perdió a familiares como su madre, cuñada y sobrino

Si algo falta a los venezolanos es el agua, a pesar de ser uno de los países con mayores reservas hídricas. El país cuenta con 18 cuencas hidrográficas y su hidrografía está asignada por la Cordillera de Los Andes, la cual ha determinado dos grandes vertientes hidrográficas, la  del Atlántico y la  del Caribe. Nos falta el agua por las pésimas políticas públicas que desmerecen la inversión y desprecian el mantenimiento, al punto, de que un servicio público tan esencial para la vida como es el agua, falta constantemente cuando no siempre.

Todo el mundo necesita agua y todo el mundo la quiere. Pero otra cosa es cuando viene en forma de tormenta y arrasa con todo. Pocos elementos de la naturaleza pueden ser tan destructivos como el agua. Pero no siempre son los fenómenos naturales la causa de las catástrofes, sino que la acción u omisión humanas tienen mucho que ver con el cuadro espantoso al desatarse las fuerzas de la naturaleza.

Es el caso de Tovar, uno de los municipios más hermosos de los Andes venezolanos que el 23 de agosto amaneció inundado, con sus calles destrozadas, sus casas derrumbadas, postes de luz arrancados de cuajo y vehículos bajo las aguas.

MERIDA

Simplemente, Tovar

En realidad se llama Nuestra Señora de Regla de Tovar, como nombraron los franciscanos a la primera comunidad indígena en la zona. Sus habitantes, gente tranquila, amable y muy hacendosa, disfrutan todo el año de la envidiable temperatura de 17 grados. Es una subregión merideña del Valle del Mocotíes que no llega a las 200 mil personas. Lo más hermoso, además de su gente, son los paisajes montañosos andinos que son un regalo a la vista y paz para el espíritu. De hecho, una cadena montañosa atraviesa la ciudad.

Tiene otros nombres como Cuna del Arte Merideño, Sevilla de los Andes Venezolanos, Sultana del Mocotíes, Atenas de Venezuela y Ciudad taurina de Venezuela. Pero se conoce como, simplemente, Tovar.

Toda esa belleza, su urbanización, viviendas y su patrimonio, de repente, se vieron cubiertos de lodo, ramas y piedras esa madrugada.

MERIDA

10 días más…

En Venezuela, más de 54.000 personas han sido afectadas por las lluvias. Es la cifra hasta ahora. Pero el drama merideño adquirió otras dimensiones. Hasta el momento de escribir esta nota, más de 20 personas han fallecido. No hay todavía un número oficial de desaparecidos pero los daños materiales son cuantiosos. Tan grave es la situación que, por primera vez, el recurrentemente insensible Maduro, firmó un «decreto de emergencia» por 90 días. Las lluvias amenazan con mantenerse por 10 días más.

Además de Mérida, las lluvias han afectado a otras zonas de Venezuela como Caracas y los estados de Apure, Amazonas y Falcón; que están en alerta amarilla; Bolívar, Guárico y Zulia, que están en alerta roja.

El conocido periodista merideño Euro Lobo reseñó que no hay servicio eléctrico estable y por muchas horas las comunicaciones celulares y por redes estuvieron interrumpidas.

El presidente de protección Civil Mérida, Franchell Parra, informó que los funcionarios evaluadores los funcionarios evaluadores pudieron estudiar 607 viviendas de las cuales observaron que 142 debieron ser marcadas con pérdidas totales por lo que las máquinas deberán terminar de demolerlas.

MERIDA

El obispo: “Pido oraciones”

El joven obispo auxiliar de Mérida –el arzobispo es el cardenal Baltazar Porras Cardozo- está en plena tarea de rescate, mangas arriba, a la par de los equipos profesionales que atienden la zona. Permanece al lado de las familias afectadas y él mismo estuvo incomunicado. No obstante, Aleteia insistió en localizarlo y recibimos su mensaje vía Whatsapp:

“Dios los bendiga. Les pido muchas oraciones para Mérida en estos momentos de tanta necesidad. Yo estoy aquí, acompañando a mi gente, al rebaño que Dios me ha confiado”

En Caracas se han dispuesto varios centros de acopio para reunir lo necesario, ropa, mantas, comida, medicinas. La gente acude, llevando todo lo que puede.

Una tragedia sin nombre

Esta vez, la tragedia tocó directamente a la familia de un querido sacerdote de la zona. Se trata del párroco de San Francisco de Tovar, el padre Darwin Ramírez, quien fue arrastrado dentro de su vehículo a lo largo de la quebrada de Tacarica. 

Se pensó que había muerto, pero logró salir con vida por el parabrisas y corrió a pedir ayuda para tanta gente en peligro, incluida su propia familia. Al regresar no encontró a sus parientes. Estaban desaparecidos

Una tragedia sin nombre: fallecieron su madre, su cuñada y un sobrino. Ello, sin mencionar que hace apenas meses perdió a su padre, víctima del Covid.

La Arquidiócesis de Mérida nos confirmó la muerte de la madre del sacerdote, pero también indicó que de la cuñada y el sobrino aún se desconoce el paradero.

“Entre los muertos ya identificados – nos dice, afectado, un cooperador de la Iglesia- hay dos niños. Son las noticias que no querríamos recibir”.

“Nos unimos en oración y en apoyo a todas las comunidades que en estos momentos sufren las consecuencias de las lluvias inclementes en estos últimos días, en la zona del Mocotíes y en otros lugares de Mérida”, nos señala un miembro de la Arquidiócesis.

Un periodista que cubre la zona agregó: “La situación es dramática, triste, desesperante. Perderlo todo no es fácil, peor aún perder familiares”.

«En medio de esta angustia y dolor -nos confía un parroquiano- el padre Darwin, así como toda la curia merideña, además de los grupos parroquiales y los movimientos eclesiales, están incorporados al trabajo por las familias que lloran a los suyos o han quedado en la calle. Aquí nadie se rinde». 

Mejor, dicho, que han quedado entre el lodo pues hasta las calles perdieron su forma.

MERIDA

El peligro no ha pasado

Un comunicado de la arquidiócesis informó que el padre Silvio Contreras, de la parroquia Mesa de las Palmas, aseguró que en su comunidad no hay fallecidos y que todos “se han organizado para recuperar el servicio de agua”.

Monseñor Luis Enrique Rojas, obispo auxiliar, pudo conversar con las autoridades locales a quienes expresó su apoyo y cercanía.

MERIDA

La Arquidiócesis de Mérida indicó en el comunicado que siguen “atentos y todos con la mirada puesta en Tovar y las zonas de Mérida que hoy padecen esta situación: Ejido, La Azulita, Santa Cruz de Mora, Zea, y otros”.

Hay al menos 400 familias con pérdida de todos sus enseres. Más de 1200 afectadas. Más de un centenar de viviendas desaparecidas en los torrentes y un número similar que presenta pérdida total.

MERIDA

71 kilómetros, 40 derrumbes

Son cinco los municipios devastados y 71 kilómetros de carreteras con 40 derrumbes de gran magnitud. Ello hace mucho más difícil el acceso a las zonas de desastre, los rescates y el árduo trabajo de recuperación que sigue luego de esta especie de apocalipsis que está viviendo la gente de esos municipios andinos.

Como si fuera poco y, como si todas las desgracias vinieran juntas, al tiempo de escribir esta nota fue reportado un fuerte sismo con epicentro a 14 kilómetros al noroeste de Acarigua, la capital del estado Portuguesa a las puertas del Llano. El movimiento telúrico tuvo una magnitud de 5.7 en la escala de Richter y se sintió en al menos 5 ciudades de Venezuela.

Cáritas en acción

«La Conferencia Episcopal Venezolana a través de Cáritas se solidariza con los que sufren por las inundaciones en los estados Apure, Miranda y Mérida», publicó Cáritas Venezuela.

El mensaje prosigue de la siguiente manera:

«Desde Cáritas de Venezuela expresamos nuestra cercanía y solidaridad con todos los ciudadanos que en el territorio nacional están padeciendo las adversidades y tribulaciones que han traído las emergencias por lluvias. Este suceso meteorológico ha ocasionado inundaciones y derrumbes destruyendo enseres, cosechas y viviendas, desplazando internamente familias e, incluso, ha cobrado vidas en regiones de Venezuela.

El País debe estar preparado para enfrentar las épocas de lluvias torrenciales: exhortamos a los gobiernos locales y a los ciudadanos a intensificar las medidas de prevención frente a los embates que nos presenta esta temporada tempestuosa.

A las municipalidades e instancias que correspondan instamos a comunicar a las comunidades planes de emergencia que puedan seguir; delimitar y señalar correcta y oportunamente rutas de evacuación y zonas seguras para llegar durante la emergencia y garantizar la manifestación efectiva de los de los organismos de respuesta.

AYÚDANOS A AYUDAR

A todos los cristianos y hombres de buena voluntad les pedimos que a pesar de la crisis que nos afecta a todos, hagamos hoy una extensión de misericordia y solidaridad con nuestros hermanos. Ayudemos a que otros sufran menos y demos un gesto de caridad. Las ayudas pueden efectuarse a través de los centros de acopio de las Cáritas diocesanas de las zonas afectadas.

La suma de voluntades es siempre la maniobra ideal para lograr grandes cosas. Ponemos a disposición la cuenta de Ahorros N° 0108 0032 31 0200000492, del Banco Provincial a nombre de A.C. CÁRITAS DE VENEZUELA, RIF N° J-30485697-0, para recibir aportes que serán destinados a suavizar las necesidades que se hacen más profundas en tantos hogares venezolanos. Estos aportes pueden ser deducidos del impuesto sobre la renta.

Al mismo tiempo promovemos un espacio de oración por los hermanos que hoy sufren, para que el Dios de la Vida les de fortaleza para salir de este acontecimiento».

Tags:
america latinacatastrofes naturalessacerdotevenezuela
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Claudio de Castro
El purgatorio y la misteriosa alarma de las 3 a.m.
2
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
3
lobo cordeiro fumaça
Gelsomino del Guercio
«El humo de Satanás entró en la Iglesia»: ¿qué quiso decir el Pap...
4
Aleteia Brasil
La pareja que festejó su matrimonio dando de cenar a 160 personas...
5
O Catequista
La polémica sobre el cuerpo incorrupto del Padre Pío
6
Maria Paola Daud
Cuando la Virgen María detuvo la lava del volcán Etna
7
ANMOL RODRIGUEZ
Domitille Farret d'Astiès
Atacada con ácido cuando era bebé, Anmol Rodriguez supera e inspi...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.