Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 26 septiembre |
San Cosme y san Damián
home iconEstilo de vida
line break icon

¿Por qué tu debilidad es en realidad tu fortaleza?

waterfall

Nicholas Courtney | Shutterstock

Michael Rennier - publicado el 21/08/21

Piensa en tus déficits como agua sobre una piedra, más poderosa de lo que jamás pensaste

A menudo me siento en el porche de nuestra casa viendo a los niños trepar al magnolio, y justo en medio del escalón que conduce al porche hay una grieta. Mientras estoy sentado en la piedra calentada por el sol, es inconcebible que tenga que arreglarlo; el invierno parece tan lejano. El agua puede destruir una roca, pero tarda tanto que apenas se nota.

El agua es insustancial en comparación con la roca y, sin embargo, al final, el agua es el elemento más poderoso. A lo largo de los siglos, ha dado forma a la tierra, le ha hecho profundos cortes, ha desgastado montañas. Este líquido que parece tan débil, que se escurre entre tus dedos, resulta ser el más fuerte de todos.

La fuerza y ​​la debilidad a menudo se confunden en nuestras mentes. Cuando nos sentimos débiles, tratamos de ocultarlo proyectando fuerza. Cuando somos realmente fuertes, rara vez nos sentimos fuertes; en cambio, conocemos la verdad oculta: que estamos atados con costuras ocultas, fisuras en el alma donde el agua ha penetrado y nos está separando lentamente.

El espectáculo exterior no es más que una forma de encubrir deficiencias emocionales, defectos y pecados secretos. Los que se reconocen débiles, por otro lado, tienen una cierta fuerza seductora. La humildad ha penetrado profundamente en su sangre y médula para ablandar la base del orgullo personal. Como el agua que gotea sobre una roca, su debilidad se ha revelado fuerte.

La debilidad de cada uno

Me ocupo de la debilidad personal a diario. Como sacerdote, cada vez que subo al altar es con un sentido permanente de mi indignidad de estar en el lugar de Cristo y ofrecer la Misa. A lo largo de los años, he llegado a un conocimiento íntimo de mis fortalezas y debilidades.

A menudo, las personas solicitan ayuda que yo no puedo brindar: consejos sabios, una solución a sus problemas matrimoniales o el don de la curación espiritual y emocional. Quieren que les explique su sufrimiento, que los ayude a encontrar a Dios o incluso que haga que sus hijos escuchen mejor. 

La sotana que llevo me transforma visualmente en un padre espiritual, y aunque aprecio mucho el poder del símbolo y la confianza que la gente deposita en el sacerdocio, las expectativas de cuántos problemas puede resolver un sacerdote se sobreestiman drásticamente. Después de todo, por más que lo intente, soy simplemente un hombre, una combinación de fuerza y ​​debilidad. Si bien estoy más que feliz de escuchar, orar y ofrecer la ayuda que brinda mi sacerdocio ministerial, a veces no puedo dar lo que se me pide.

Lista de debilidades

Mi propia lista de lavandería de debilidades personales es larga. Cuando hablo de debilidad no me refiero simplemente a malos hábitos y defectos. También me refiero al simple hecho de que no todos podemos ser buenos en todo. 

Algunos sacerdotes son maravillosos oradores públicos, otros son consejeros sabios y pacientes. Algunos son buenos para administrar presupuestos, otros tienen talento en lo académico y en la enseñanza en las escuelas. Tal vez, como padre, seas bueno para los deportes o para ayudar con la tarea. Quizás no lo eres. Quizás en lo que eres realmente bueno es totalmente diferente. Quizás miras a otras personas y estás celoso de sus fortalezas. Supongo que te están mirando de vuelta, pensando lo mismo.

Hay todo tipo de artículos en Internet sobre cómo convertir las debilidades en fortalezas. Soy un gran fanático de la superación personal. Lo intento en mi vida personal todo el tiempo. Eso no significa que dejemos de esforzarnos, ciertamente hay victorias en el camino, pero también es importante hacer las paces con el hecho de que no podemos hacer todo. Habrá muchas áreas en las que tú y yo seguiremos siendo débiles.

Pero recuerda, la debilidad es agua. La debilidad es fuerza.

Ursula LeGuin, en su novela Cinco formas de perdonar , escribe: “Mira el agua… Encuentra los lugares débiles en la roca, las aberturas, los huecos, las ausencias. Siguiendo el agua llegamos a donde pertenecemos ”.

Humildad y gratitud

La debilidad, como el agua, profundiza en cualidades fundamentales como la humildad y la gratitud. Cuando reconocemos nuestra debilidad, hacemos las paces con quienes somos, descubrimos el verdadero autoconocimiento. También nos enseña a confiar en los demás, en nuestras familias y comunidades, para convertir nuestros diversos dones en fortalezas que compartimos entre nosotros.

Me parece que cuando todos adoptamos posturas e intentamos ser invenciblemente fuertes y autosuficientes, perdemos las virtudes que a menudo se consideran débiles: alegría, inocencia, honestidad, esperanza y amor. Estas virtudes, sin embargo, son precisamente las que hacen que valga la pena vivir la vida cuando las honramos en nosotros mismos y en los demás. Si los seguimos, nos conducirán al tipo de fuerza que perdura.

El Padre Michael Rennier se graduó de Yale Divinity School y vive en St. Louis, Missouri con su esposa y 5 hijos. Es un sacerdote católico ordenado a través de la Disposición Pastoral para ex clérigos episcopales que fue creada por el Papa San Juan Pablo

Tags:
ayudacarácterfortalezahumildad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Claudio de Castro
El purgatorio y la misteriosa alarma de las 3 a.m.
2
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
3
lobo cordeiro fumaça
Gelsomino del Guercio
«El humo de Satanás entró en la Iglesia»: ¿qué quiso decir el Pap...
4
Aleteia Brasil
La pareja que festejó su matrimonio dando de cenar a 160 personas...
5
O Catequista
La polémica sobre el cuerpo incorrupto del Padre Pío
6
Maria Paola Daud
Cuando la Virgen María detuvo la lava del volcán Etna
7
ANMOL RODRIGUEZ
Domitille Farret d'Astiès
Atacada con ácido cuando era bebé, Anmol Rodriguez supera e inspi...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.