Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 18 septiembre |
Santa Hildegarda de Bingen
home iconActualidad
line break icon

Rafael García Herreros, hombre de pocas palabras y grandes obras

PADRE RAFAEL GARCIA HERREROS

padrerafaelgarciaherreros.com

Lucía Chamat - Aleteia Colombia - publicado el 16/08/21

El sacerdote de la Comunidad Eudista es admirado y recordado por quienes aprendieron de él y se beneficiaron de las tantas obras que realizó en favor de los colombianos más necesitados. Su causa de beatificación avanza, según trascendió recientemente

De pocas palabras, carácter recio, sencillo, compasivo y tierno. Así describen al siervo de Dios Rafael García Herreros quienes tuvieron la oportunidad de conocer y aprender del sacerdote colombiano. En este caso un hombre que fue durante muchos años la ‘conciencia’ de un país en el que dejó un gran legado.

“Era de pocas palabras pero muy profundas, de mirada penetrante y una gran ternura. Sus enseñanzas y ejemplo fueron decisivos para mí”, asegura Gloria de Bravo, quien desde hace muchos años vive en el barrio Minuto de Dios, donde lidera una comunidad carismática.

Con el mismo cariño y admiración, el también sacerdote eudista Bernardo Vergara se refiere a quien fue su maestro. “El padre García Herreros (1909-1992) fue la conciencia de Colombia frente a todo tipo de violencia. Han pasado los años y sus palabras siguen siendo proféticas, sufrió mucho por el daño que los colombianos se hacían unos a otros”, recuerda.  

Al igual que ellos, los religiosos y laicos de la comunidad eudista del Minuto de Dios en Bogotá destacaron las virtudes del sacerdote. Su causa de beatificación tuvo un importante avance hace algunas semanas, al ser reconocida la validez jurídica del proceso diocesano (realizado en Colombia) por la Congregación para las Causas de los Santos, en el Vaticano.

Un barrio progresista y solidario

Para Gloria de Bravo y su familia es una noticia que estaban esperando, porque fueron testigos de una vida de santidad. “Ayudó a mi familia cuando yo todavía era niña», contó en su entrevista con Aleteia.

«Llegamos a Bogotá huyendo de la violencia política, mi papá era alcalde del pueblo donde nacimos y lo intentaron matar varias veces. Éramos siete hijos y mi mamá un día dijo que iba a pedir ayuda a ese padre que salía en televisión”, prosiguió.

Así fue como les asignaron una casa en el Minuto de Dios, barrio que el sacerdote inició y fue calificado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) como modelo de erradicación de la pobreza.

Eran viviendas dignas, porque “él quería que viviéramos como seres humanos, no en casas que parecieran alcancías. También dejó los patios abiertos para que los vecinos se hicieran amigos y las señoras conversaran mientras hacían los oficios domésticos. Ese era su sueño, que fuera una comunidad solidaria y progresista”. Allí creció Gloria, mientras asistía a las formaciones para jóvenes que ofrecía el sacerdote y le fue tomando gran cariño, que se convirtió en verdadera amistad.

Cuando se casó y formó una familia, también les entregaron una casa en el Minuto de Dios, donde aún vive con su esposo:

“Yo me siento en un palacio, en mi corazón hay un profundo agradecimiento. Me formé en la Renovación Católica Carismática, que el padre trajo a Colombia después de un viaje a Estados Unidos; él encendió el fuego del Espíritu Santo en el barrio, en cada calle había un grupo de oración”.

PADRE RAFAEL GARCIA HERREROS

“Siempre tuvo el aval de Dios”

Con el pasar de los años, el sector, naturalmente, cambió, pero las enseñanzas de García Herreros perduran en los corazones de los millones de colombianos que aprendieron de sus mensajes y se beneficiaron de sus obras, gestadas a través de la Corporación Minuto de Dios en toda Colombia y en algunos países de la región.

Testigo de ello fue el padre Bernardo Vergara, quien compartió con García Herreros los últimos 17 años y vio cómo su vida se fue desgastando después de años de excesivo trabajo. El hoy siervo de Dios lo apoyó en la creación de la Fundación Eudes, para acoger a los enfermos de SIDA, cuando se empezaron a conocer los primeros casos de la enfermedad.

“Mi intención siempre fue aprovechar todo lo que él era y por eso mi cercanía, para aprender. Teníamos gran empatía y una complicidad en los buenos términos”, expresó.

También menciona la inmensa capacidad de su maestro para adentrarse en el ámbito de la familia, de los jóvenes, de los artistas y para aprovechar las tecnologías en favor de las comunicaciones.

“Ante todo fue un místico, interesado en conocer la voluntad de Dios para su vida y eso lo llevaba a incursionar en lo inimaginable frente a las realidades del país. Él sufría mucho por la guerra, por la corrupción, por las brechas entre ricos y pobres, por los desastres naturales… y su llamado fue a superar la inequidad y entender que todos los colombianos tenemos derecho a mejores oportunidades”, dijo a Aleteia.

Como testigo y amigo que fue, asegura el padre Bernardo que al sacerdote García Herreros “las cosas siempre le salían bien porque tenía el aval de Dios”, en cual coincide con Gloria, porque para ella “cuando la obra es Dios, a través del hombre, nunca se acaba. Mire no más lo que dejó: colegios, universidad, emisora de radio, parroquias, grupos carismáticos, barrios completos y muchas obras sociales más”.

Conocerlo en todo el mundo

Y es tan valioso y prolífico el legado del sacerdote colombiano, que Jean-Michel Amoriaux, superior general de la Congregación de Jesús y María – padres eudistas, dijo a Aleteia que impulsará la traducción a otros idiomas de libros que recogen la vida de Rafael García Herreros, “porque ya es una figura importante para la Iglesia universal y debemos conocerlo, no solo en los 20 países donde está nuestra comunidad, sino en todo el mundo”.

Al tiempo que se va impulsando la difusión de su obra, continúan las oraciones por el avance del proceso de beatificación y posterior santificación y la súplica de un milagro a través de su intercesión.

Tags:
america latinabeatificacioncolombiamedios de comunicacion

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Gelsomino del Guercio
Los asombrosos diálogos entre el diablo y un exorcista del Vatica...
2
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
3
Maria Paola Daud
Quiso usar una Hostia para hacer brujería y… comenzó a sangrar
4
PAURA FOBIA
Cecilia Pigg
La oración corta que puede cambiar un día estresante
5
VACCINE
Jaime Septién
¿Covid-19: vacunarse o no vacunarse?
6
BEATRIZ
Pablo Cesio
¿Dónde está Beatriz? El extraño caso de la mujer que desapareció ...
7
EUCHARIST
Philip Kosloski
Esta hostia eucarística fue filmada sangrando y latiendo como un ...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.