Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 22 septiembre |
San Mauricio y compañeros mártires
home iconEstilo de vida
line break icon

Los niños y la imaginación: ¿Fantasía, creatividad… o mentira?

Liar Boy

Lapina - Shutterstock

Mar Dorrio - publicado el 15/08/21

¿Por qué mienten los niños? Puede haber varias razones, pero siempre necesitarán que sus padres sepan encontrar la respuesta adecuada

¿Cuándo puede un niño crear una mentira? ¿A qué edad es un niño consciente de estar faltando a la verdad?

Podemos encontrar distintas respuestas, dependiendo de los distintos autores especialistas en el tema, pero alrededor de los cuatro años ya encontramos que algunos niños son suficientemente maduros para:

  • (i) ser conscientes de que pueden crear una falsa realidad a los demás;
  • (ii) ser capaces de mantenerla en el tiempo.

La tendencia a la mentira crece desde la niñez hasta la adolescencia, donde alcanza su punto álgido, para descender después, aunque nunca llegue a desaparecer del todo.

Los niños sienten la necesidad de mentir por dos razones:

  • (i) ocultar una trastada y evitar que se le juzgue o castigue;
  • (ii) una baja autoestima.

En este segundo caso, mienten para crear una realidad paralela. Quieren ser como no son.

Es muy común que, en edades muy tempranas, nos cuenten una y otra vez los falsos elogios que la profesora les dedica en clase: «La profe me dijo que mi dibujo es el más bonito, que soy el que mejor se porta, etc.”.

Deseos insatisfechos y baja autoestima

También es un clásico que nos mientan sobre los muchos amigos que tienen en el recreo. Hechos que nada tienen que ver con la realidad, y sí con deseos insatisfechos y una bajísima autoestima.

Para sustituir la realidad por sus deseos, el niño pondrá su creatividad al servicio de la inteligencia, y adornará la verdad, decorándola tanto, que su parecido con lo realmente ocurrido será mera coincidencia. Su único objetivo es salir mejor parado. Esto, además, trae consigo el riesgo de que el niño se crea su propia invención, se aleje de la realidad, y pierda la objetividad.

¿Cómo lograremos que no diga mentiras?

Pero, ¿cómo conseguir que el niño no sienta la necesidad de mentir? Para cualquiera de los dos motivos descritos, la solución es la misma: conamor.

En el primer caso, que le quede claro que no somos jueces ni verdugos, somos sus padres, su familia. Estamos para colaborar y para conseguir su mejor versión. Que sepa que, haya hecho lo que haya hecho, decirnos la verdad siempre va a jugar a su favor, que le ayudaremos a encontrar la mejor solución, y que ninguno de sus actos evitará que le sigamos queriendo.

En el segundo caso, en el que la baja autoestima amordaza la verdad, la solución sigue pasando por el amor. Que sepa cuánto se le quiere simplemente por ser quien es; no le presionemos con grandes expectativas que le pesen como losas; que no piense que va a decepcionar a sus padres si no está entre los cinco primeros de la clase o si no gana el torneo de tenis; que entienda que se le quiere por lo que es, y no por lo que consigue.

Puede ser bueno contarles de vez en cuando nuestros fracasos, nuestros errores. En mi casa saben de sobra que mamá sacó un dos en matemáticas en la Selectividad. Y, a pesar de eso, ¡me quieren!

Algunos remedios

Y, si aún así… nos siguen mintiendo:

  • Si son pequeños, dicen que ponerlos delante del espejo ayuda a que digan la verdad.
  • Con miel, no con hiel. Cuando sepas que te está mintiendo, déjale una salida honrosa. Empieza la conversación haciéndole saber que muchos niños tienen la tentación de mentir ante circunstancias parecidas a la suya, y que no pasa nada si ése es su caso.
  • Corta la conversación si ves que se empecina en la mentira. Que no se vea acorralado.
  • Reanuda la conversación cuando tengas todos los elementos a su favor, sin público, haciendo alguna actividad conjunta (cocinando), o mientras conduces, sin mirarle a los ojos, que esté cómodo. Evita frases como: ”Mírame a los ojos cuando te estoy hablando”. Si es muy pequeño, el abrazo, el contacto físico, le dará seguridad, le hará tener presente que su relación contigo no se deteriorará por decir la verdad.
  • Premia, aplaude, agradece, alégrate cuando tu pequeño con tendencia a la mentira se supere y te diga la verdad: que ese aplauso le compense abandonar el atajo de la mentira.

Convertirnos en rampa

Nos tenemos que concienciar de que, en esta vida, tendremos que convertirnos muchas veces en rampa para que se les haga más fácil tomar el buen camino.

Y, sobre todo, a partir de los cuatro años, la gran arma. La mejor que tenemos es pedir ayuda al Ángel de la Guarda. Es la ayuda que Dios sabía que necesitaríamos para estos casos. Explicále a tu hijo que, cuando le invada la cobardía, esa criatura le insuflará valor, le dará el empujón que necesita para dar un paso al frente hacia el camino de la verdad. Y dile también que el príncipe de la mentira otorga un premio seguro a su séquito de mentirosos: la soledad.

En nuestra mano está que, tengan la edad que tengan, se sientan queridos como son, no como nos gustaría que fuesen, y que no sientan por tanto la necesidad de mentir. Como siempre, como en todo, la solución se llama amor. Desde el momento en el que tu pequeño pueda sentir amor, desde ese mismo momento, puedes empezar a vacunarlo contra la mentira.

Tags:
educaciónniñospadres-hijossinceridad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
JIM CAVIEZEL
J.P. Mauro
El impactante tributo de Jim Caviezel a la Virgen María
2
HERALDOS
I.Media
La Santa Sede intenta cerrar las escuelas de los Heraldos del Eva...
3
Ary Waldir Ramos Díaz
Papa Francisco: Puede que yo merezca insultos, pero la Iglesia no
4
Gelsomino del Guercio
Los asombrosos diálogos entre el diablo y un exorcista del Vatica...
5
DEVIL,THUMBS UP
Marcello Stanzione
Así avanza la propaganda satanista en internet
6
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
7
FATIMA
Marta León
Ingresa en el Carmelo a los 17 años: “Me lanzo a los brazos de Di...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.