Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 18 septiembre |
Santa Hildegarda de Bingen
home iconEstilo de vida
line break icon

Las pulseras son para el verano

bracelet

Julia Pavaliuk - Shutterstock

Miriam Esteban Benito - publicado el 08/08/21

Una bonita actividad para realizar con tus hijos – y enseñarles, de paso, virtudes, como el valor del trabajo bien hecho

No hay un outfit veraniego que se resista a unas joyas coloridas como complemento. Las pulseras y collares de colores vivos resaltan más nuestro bronceado y este verano se han convertido en tendencia de una manera aún más especial.

Han vuelto las pulseras de cuando eramos niñas. Pulseras de diferentes formas y colores: pulseras de hilo, pulseras de cristales de colores, pulseras de bolitas sintéticas, pulseras hechas con gomitas…

Hacer pulseras puede convertirse en una actividad bonita para los niños durante el verano. Preparar pulseras, las típicas de mercadillo de playa, es una manualidad muy asequible para los más pequeños. Ellos solos serán capaces de crear modelos preciosos según la paleta de colores elegida.

Se trata de una manualidad muy sencilla, de la que podemos encontrar muchísimos tutoriales en YouTube, buscando según los materiales que queramos usar. Además, contamos con un gran banco de inspiración en Pinterest.

Las pulseras multicolor están hechas para el verano y este verano más que nunca son tendencia. Aunque a primera vista pueda parecer una actividad complicada para los más pequeños, siempre se puede adaptar el modelo según las diferentes edades.

Ideal para hacer en familia

Se trata de una actividad con muchas bondades y que también se puede realizar en familia.

Quizás, unas de las virtudes más importantes y necesarias para realizar pulseras sean la paciencia y la perseverancia. En la vida, en todo proceso existen tiempos para ver los logros o frutos del trabajo realizado: nada es inmediato.

making bracelets

En el mundo actual, estamos inmersos en el “ya y ahora”: todo se consigue a base de click en escasos segundos. La constancia requerida para hacer una pulsera hará valorar a los niños la importancia del tiempo y les enseñará a cultivar la paciencia y dominar la frustración.

¿A quién no le ha ocurrido alguna vez que se le hayan salido todas los abalorios de un hilo cuando la pulsera estaba ya casi terminada? Las reacciones emocionales establecidas en la infancia y su manera de gestionarlas ayudarán a nuestros hijos a forjar su propia regulación emocional.

Eso no significa que no puedan sentirse abrumados o tristes cuando detectan que se han equivocado al inicio de su trabajo en la pulsera y, para arreglar el problema surgido, tienen que deshacerla casi entera.

Volver a empezar después de un contratiempo es una decisión de valientes que les hará más fuertes y en un futuro manejarán mejor cualquier situación difícil. Es muy importante entender que en la vida el fracaso o la equivocación son oportunidades para seguir adelante.

bracelet

Comprender que el error es parte de la vida es el primer paso para levantarse. Asumir una equivocación en un hecho tan simple como es una pulsera ofrece a los niños la oportunidad de rectificar y de valorar el trabajo bien hecho.

Enseñar valores

Además, los materiales para hacer pulseras son muy fáciles de conseguir en cualquier lugar: ¿a qué estás esperando? Comienza a buscar inspiración y prepara los materiales para explicar a tus hijos cada uno de los pasos de su confección.

Aprovecha la ocasión para pasar una tarde en familia: una vez elaborada la primera pulsera, el resto no “será coser y cantar” porque tendrán momentos de “crisis” en el proceso de realización, pero de todo esto saldrán más creativos, más pacientes y más fuertes.

Puedes incentivar a tus hijos ofreciéndoles la posibilidad de vender pulseras entre familiares y amigos, en la playa, en la parroquia… Con las pequeñas ganancias podrán apoyar a algún proyecto solidario o familia necesitada y así la satisfacción del trabajo bien realizado a pesar del esfuerzo requerido será mucho mayor.

Y así las pulseras de verano se convertirán en algo grande, porque lo más insignificante y pequeño se hace grande cuando perseveramos haciéndolo por amor.

Tags:
DIYfamilianiñosvaloresverano

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Gelsomino del Guercio
Los asombrosos diálogos entre el diablo y un exorcista del Vatica...
2
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
3
EUCHARIST
Philip Kosloski
Esta hostia eucarística fue filmada sangrando y latiendo como un ...
4
Maria Paola Daud
Quiso usar una Hostia para hacer brujería y… comenzó a sangrar
5
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa al clero: «Por favor ¡no más homilías largas de 40 minuto...
6
BEATRIZ
Pablo Cesio
¿Dónde está Beatriz? El extraño caso de la mujer que desapareció ...
7
IMAGINE
Angeles Conde Mir
El Vaticano hace las paces con “Imagine” de John Lennon
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.