Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 23 octubre |
San Juan de Capistrano
Aleteia logo
home iconCultura e Historia
line break icon

No fue David quien mató a Goliat

DAVID AND GOLIATH

Leemage | AFP

Daniel Esparza - publicado el 14/07/21

Dependiendo de si uno lee el primer o el segundo libro de Samuel, David mata o no al legendario gigante filisteo.

David, cuenta la historia, era un joven pastor “rubicundo y atractivo” que, contra todo pronóstico, se enfrentó y derrotó a Goliat en un combate cuerpo a cuerpo. Eso es lo que dice la Biblia. Al menos, si uno está leyendo el primer libro de Samuel (1 Samuel 17, 49-50):

“Entonces David metió la mano en su alforja, sacó una piedra, la arrojó e hirió al filisteo en la frente; la piedra se hundió en su frente y cayó de bruces al suelo. Entonces David venció al filisteo con una honda y una piedra, e hirió al filisteo y lo mató”.

El problema está en que la Biblia no contiene solo un relato de la muerte de Goliat. Hay otro en el segundo libro de Samuel, y aún un tercero en el primer libro de Crónicas.Cada uno de ellos cuenta una historia diferente. Esto no es de extrañar. La Biblia a menudo nos proporciona historias diferentes, aparentemente contradictorias, que se refieren a más o menos los mismos eventos, y más o menos a los mismos personajes. Pero estas aparentes “contradicciones” no deberían asustar al lector en absoluto. Todo lo contrario.

Estas diferencias ayudan al lector a tener en cuenta que la Biblia no es un libro, sino más bien una colección de varios libros separados, la mayoría (si no todos) de ellos hechos a partir del entretejido de diferentes fuentes, tanto orales como escritas. También es el producto del paciente, minucioso, y delicado trabajo de generaciones y generaciones de escritores, compiladores y editores inspirados. Es una antología de textos escritos, editados y codificados a lo largo de milenios.

Además, estas diferencias nos ayudan a recordar que hay muchos géneros literarios diferentes en la Biblia, enriqueciendo nuestra comprensión y apreciación de la misma.

Como se lee en el Dei Verbum (III, 12) del Papa Pablo VI, “la verdad se expone y expresa de manera diferente en textos que son de diversa índole histórica, profética, poética o de otras formas de discurso. El intérprete debe investigar qué significado pretendía expresar el escritor sagrado y qué expresó realmente en circunstancias particulares mediante el uso de formas literarias contemporáneas de acuerdo con la situación de su propio tiempo y cultura”. Podría darse el caso de que los tres relatos diferentes de la muerte de Goliat no intentan presentar al lector solo una verdad histórica, sino también una moral o espiritual.

El Verbum Domini (112) del Papa Benedicto XVI señaló los múltiples efectos beneficiosos de esta apertura hermenéutica (una palabra que Benedicto repite una y otra vez en esta exhortación apostólica) cuando se trata de textos bíblicos difíciles: “La Sagrada Escritura contiene valores antropológicos y filosóficos que han tenido una influencia positiva en la humanidad en su conjunto”. Quizás algunos de estos valores estén en juego en estos tres relatos diferentes de la muerte de Goliat.

En el segundo libro de Samuel, no encontramos a David sino a un tal Elhanán de Belén matando a Goliat. El texto dice lo siguiente (2 Samuel 21, 18-19):

“Otra vez hubo guerra con los filisteos en Gob; luego Sibecai el Hu’shatita mató a Saph, que era uno de los descendientes de los gigantes. Y de nuevo hubo guerra con los filisteos en Gob; y Elha’nan, hijo de Ja’are-o’egim, el de Belén, mató a Goliat el Gitita, el asta de cuya lanza era como la viga de un telar”.

¿Hay alguna diferencia entre el Goliat de David y el de Elhanán? Ambos libros, 1 Samuel y 2 Samuel, parecen referirse al mismo guerrero gigante filisteo. De hecho, la descripción del armamento de Goliat es exactamente la misma en ambos. Al igual que en el texto citado anteriormente, el primer libro de Samuel también dice “el asta de su lanza era como viga de telar” (Cf. 1 Samuel 17, 7).

En el tercer relato de la muerte del guerrero filisteo, que se encuentra en el primer libro de Crónicas, la famosa lanza se describe exactamente en los mismos términos. Además, el texto es casi una copia de 2 Samuel. Crónicas es, de hecho, un libro mucho más tardío. Solo que, sorprendentemente, no es Goliat quien muere. El texto dice lo siguiente (Cf.1 Crónicas, 20, 5):

“Y hubo otra vez guerra con los filisteos; y Elhanán, hijo de Jair, mató a Lahmi, hermano de Goliat el Gitita, el asta de cuya lanza era como la viga de un telar”.

Entonces, según el primer libro de Crónicas, Goliat tenía un hermano. La introducción de este nuevo personaje parece resolver las inconsistencias entre los dos libros de Samuel: no fue Goliat sino su hermano, Lahmi, a quien Elhanan mató. Esto no es inesperado. Incluso una lectura superficial de Crónicas sería suficiente para darse cuenta de que estos son libros evocadores que intentan narrar el glorioso pasado de la nación, y del reino y la autoridad de David en particular.

Pero, ¿Quién es este asesino de gigantes, Elhanan, al que se le atribuye haber matado a Goliat, a su hermano o a ambos? ¿Cómo llegaron a la Biblia estos relatos tan diferentes de lo que pudo haber sucedido en el campo de batalla? ¿Es necesario armonizar estas narrativas aparentemente contradictorias? ¿Si es así, por qué y cómo?

Una posible respuesta a la mayoría de estas preguntas es relativamente sencilla. El segundo libro de Samuel presenta a Elhanan como miembro del ejército de David; de hecho, podría haber sido uno de los famosos Gibborim, las fuerzas de élite de David, una especie de versión davídica de los Caballeros de la Mesa Redonda de Arturo.

En ese sentido, la expresión “David mató a Goliat” se parece mucho a “César derrotó a Vercingetorix” o “Escipión derrotó a Aníbal”. Incluso si estos guerreros legendarios nunca se enfrentaron entre sí en combate cuerpo a cuerpo, seguimos diciendo que derrotaron a sus adversarios. Presentar a David venciendo a Goliat en duelo (como lo hace el primer libro de Samuel) intenta resaltar su coraje, determinación y liderazgo.

Es decir, es hasta cierto punto irrelevante si Elhanan es el héroe en el germen histórico de la historia, como se presenta en el segundo libro de Samuel. La proeza de David, como la hallamos en el primer libro, sigue siendo uno de los relatos más inspiradores que uno puede encontrar no solo en la Biblia, sino también fuera de ella.

Su valiente desafío de un enemigo aparentemente invencible, armado solo con lo que sincera, auténticamente y verdaderamente es, es todo lo que querríamos encontrar en un héroe épico. Y ciertamente proporciona mucha inspiración y confianza en nuestras propias capacidades.

Tags:
bibliaculturahistoria
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Aleteia Brasil
¡Cuidado con las oraciones de sanación y liberación!
2
Francisco Vêneto
Los pasajeros aplauden a los pilotos después de un vuelo de 36 ho...
3
Ary Waldir Ramos Díaz
Un niño le da una lección al Papa Francisco en plena audiencia ge...
4
newborn
Mathilde De Robien
15 nombres de niña cuyo significado conecta con Dios
5
PAPIEŻ BENEDYKT XVI
I.Media
Emocionante carta de Benedicto XVI ante la muerte de su mejor ami...
6
PRAY
Philip Kosloski
Oración al beato Carlo Acutis para pedir un milagro
7
PEPE RODRIGUEZ
Revista Misión
El chef Pepe Rodríguez: «Nunca me he emocionado al comer. Al comu...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.