Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 24 julio |
San Chárbel
home iconEstilo de vida
line break icon

El poderoso mensaje sobre el cuidado de los padres ancianos es una lectura obligada

COUPLE

Rawpixel.com - Shutterstock

Cerith Gardiner - publicado el 11/07/21

Y un recordatorio vital de nuestro deber cristiano

Durante la pandemia, muchas personas tuvieron una gran llamada de atención, no necesariamente sobre sus propias vidas, sino sobre las generaciones mayores más vulnerables. La gente ha pasado más de un año sin ver a sus padres o abuelos ancianos para protegerlos, o por restricciones. Algunos todavía no han podido verlos, y otros los han visto morir sin estar a su lado.

Aunque esto ha sido desgarrador, tal vez les ha dado a muchas personas un recordatorio de cuánto necesitamos amar a nuestros ancianos mientras todavía los tenemos con nosotros.

Este sentimiento se ha trasladado con tanta fuerza en un mensaje que se abre camino en las redes sociales. Recientemente fue publicado por Diane Bolton Corbett :

CUANDO LOS PADRES ENVEJECEN…
Déjalos envejecer con el mismo amor con el que te dejaron crecer… déjalos hablar y contar historias repetidas con la misma paciencia e interés que escucharon la tuya de niño… déjalos vencer, como tantas veces te dejaron ganar …. que disfruten de sus amigos, de las charlas con sus nietos … que disfruten viviendo entre los objetos que lo han acompañado durante mucho tiempo, porque sufren sintiendo que le arrancas pedazos de su vida … que se equivoquen, como tantas veces te has equivocado… ¡DÉJENLOS VIVIR y trata de hacerles felices el último tramo del camino que les falta recorrer, tal y como te echaron la mano cuando empezaste el tuyo!
«Honra a tu madre y a tu padre, y tus días se alargarán sobre la tierra».

Una cita bíblica para recordar

Esa última cita proviene de Éxodo 20:12:

«Honra a tu padre y a tu madre, para que tengas una larga vida en la tierra que el Señor, tu Dios, te da.»

Una palabra clave que surge de este mensaje es la palabra “dejar”. Permite y permite a nuestros padres vivir su vida al máximo, incluso cuando se necesita paciencia y sacrificio. Como cristianos, es lo que estamos llamados a hacer. Al servir a nuestros padres y darles felicidad, estamos sirviendo a nuestro Padre Celestial.

Tags:
ancianospadres-hijosrespeto
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
SEPARATION,
Ks. Michał Lubowicki
Lista de causas de nulidad matrimonial (más habituales de lo que ...
2
Ks. Michał Lubowicki
Lista de impedimentos para casarte (hay más razones de las que cr...
3
Magdalene
Miguel Pastorino
La verdad sobre María Magdalena: ¿fue una prostituta?
4
MONICA ASTORGA
Esteban Pittaro
Una monja carmelita logró la casa propia para 12 personas trans
5
MEXICO
Jesús V. Picón
Quería ser sacerdote para demostrar que Dios no existía
6
WATER
Philip Kosloski
¿Por qué el sacerdote se lava las manos durante la misa?
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.