Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 29 julio |
Santa Marta
home iconCultura e Historia
line break icon

Séraphine de Senlis: Pintando flores a la Virgen

SERAPHINE LOUIS

Dalbéra, Jean-Pierre | Dalbéra, Jean-Pierre

Sandra Ferrer - publicado el 09/07/21

Pobre y sola en el mundo, esta mujer pintó hermosos cuadros de flores y plantas inspirada por los ángeles y la Virgen

La historia artística de Séraphine de Senlis es muy parecida a la de otros genios del arte en algunos aspectos. Como Vincent Van Gogh, no vio reconocido su talento hasta después de su muerte; como Camille Claudel, terminó sus días en un sanatorio. Y como muchos, principalmente mujeres artistas, su obra sigue siendo desconocida para el gran público.

Algunas de sus obras (Galería)

Se llamaba Séraphine Louis. Había nacido en la localidad francesa de Arsy, el 3 de septiembre de 1864. Llegó al mundo en una familia humilde, de padres sencillos a los que vio morir cuando aún era una niña. Sola en el mundo, con apenas ocho años, sobrevivió como pudo, trabajando como pastora. En 1881, las Hermanas de la Providencia de Clermont, la acogieron en su convento en el que trabajó como asistenta durante veinte años. Allí descubrió la vida religiosa y la devoción que aquellas mujeres sentían por la Virgen María, una devoción que se llevaría con ella.

La Virgen su única compañía

Con el cambio de siglo, Séraphine dejó atrás a sus queridas hermanas y se marchó a Senlis donde empezó a trabajar como limpiadora y criada en todas las casas que podía. Estaba a punto de cumplir los cuarenta y dedicaba largas jornadas al trabajo. Estaba mal alimentada y agotada pero eso no impedía que, una vez regresaba a casa, un pequeño cuartucho alquilado que apenas podía pagar, se transformara en una apasionada pintora.

Con una imagen de la Virgen María como única compañía, Séraphine se arrodillaba en el suelo para pintar sobre las tablas de madera que había podido encontrar, después de preparar sus colores con materiales recogidos de aquí y de allá. Desde la cera de las velas de la iglesia local, hasta pétalos de flores, pasando por la sangre de algún animal de la carnicería del pueblo.

No había dinero para caballetes ni lienzos en blanco; ni paletas de brillantes colores. Pero el genio de Séraphine era más que suficiente para convertir todos aquellos materiales en preciosas pinturas de plantas y flores. Ella misma se reconocía como “la niña de las flores de la Virgen María” y a ella dedicaba sus obras.

Se sentía llamada a una misión

Que lo que la impulsara fueran experiencias místicas o delirios mentales, nadie lo sabe, pero que Séraphine se sentía llamada a una misión demandada por los ángeles y la madre de Jesús lo tuvo siempre muy claro.

La historia de Séraphine probablemente hubiera quedado en el más oscuro de los olvidos sino fuera porque en el año 1912 llegó a aquel bonito rincón de Francia un marchante de arte alemán llamado Wilhelm Uhde. Había alquilado una casa en Senlís para refugiarse siempre que lo necesitaba del bullicio de París.

Wilhelm estaba muy interesado en las nuevas corrientes pictóricas conocidas como “naïfs”, a los que él prefería llamar “primitivos modernos” o “pintores del Sagrado Corazón”. El destino quiso que Séraphine estuviera empleada en la casa del nuevo inquilino quien un día, por casualidad, descubrió una de las pequeñas tablas de madera pintadas por su sirvienta. Wilhelm compró sus primeras obras y la animó a seguir pintando.

La Guerra Mundial

Pero el idilio artístico entre Wilhelm y Séraphine terminó abruptamente cuando en 1914 estallaba la Primera Guerra Mundial y él tuvo que marcharse a toda prisa a Alemania. En 1927 volvieron a encontrarse y el marchante le prometió que haría todo lo posible por organizar una exposición de sus obras en París. Séraphine empezó entonces a pintar compulsivamente, ahora sí con un caballete, lienzos y ricas pinturas.

La venta de sus obras le permitieron vivir como nunca se habría imaginado. En 1929, una exposición colectiva de distintos pintores naïf organizada en París incluyó algunos de sus cuadros, aunque no era la exposición personal que Wilhelm le había prometido.

La crisis económica de aquellos años empezó a poner en aprietos a Wilhelm quien comunicó a Séraphine que cada vez era más difícil vender sus cuadros y que la exposición prometida debería esperar. Ella no se lo tomó demasiado bien y continuó pintando de manera frenética. En 1932, mientras Wilhelm se fue alejando de la artista a la que había alentado, Séraphine se desesperó. Volvía a estar sola. Se sentía engañada y, poco a poco, su comportamiento se fue haciendo más preocupante. Era solo cuestión de tiempo que terminara siendo internada en un asilo. En 1942, a los setenta y ocho años, tras vivir sus últimos años en el hospital psiquiátrico de Erquery, falleció en unas condiciones deplorables. Fue enterrada en una fosa común.

Película premiada sobre su vida

Tres años después, Wilhelm Uhde cumplía su promesa organizando una exposición de la obra de Séraphine de Senlis. Para ella, era demasiado tarde. Para la historia del arte, era un reconocimiento que fue efímero, pues su figura continúa sin ser demasiado conocida.

En 2008, el director de cine francés Martin Provost estrenó una película sobre Séraphine basada en una de las biografías más completas de la pintora, escrita por Alain Vircondelet. La cinta se llevó siete premios Cesar.

Tags:
arteflorespinturavirgen maria
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
st charbel
Aleteia Líbano
¿Acaso no está sucediendo lo que dijo san Charbel?
2
Claudio de Castro
Cómo salvar nuestras almas en el último instante
3
PRO LIFE FLAG PROJECT
Zelda Caldwell
Recién adoptada la bandera internacional pro-vida
4
NORWAY
Dolors Massot
La selección de balonmano playa de Noruega ya no quiere usar biki...
5
MEXICO
Jesús V. Picón
Quería ser sacerdote para demostrar que Dios no existía
6
PRINCESS DIANA AND MOTHER TERESA
Mathilde De Robien
¿Sabías que la princesa Diana fue enterrada con un rosario?
7
Aleteia Team
Periodista musulmana: Lo que san Charbel me dijo en sueños
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.