Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 28 noviembre |
Santa Catalina Labouré
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

Dramas en la Montaña de Guerrero: venta de niñas y pobreza extrema

GIRL

Shutterstock | Kamira

Jaime Septién - publicado el 02/07/21

Los pueblos indígenas de la Montaña, en el Estado mexicano de Guerrero (suroeste del país), tienen el uso o la costumbre (también la facilidad) de vender niñas y entregarlas en matrimonio, contra su voluntad y por conveniencia económica.

Se trata de un acuerdo antiguo de los pueblos de la Montaña en el cual –en pleno siglo XXI—sigue practicándose la compra-venta de niñas, como Eloina Feliciano, una indígena mixteca vendida a los 14 años de edad en la comunidad Juquila Yuvinani, en el municipio de Metlatónoc.

Eloina, ahora de 23 años, recuerda muy bien que pidió a su madre que no, que por favor no la vendiera a un hombre que no conocía, pero no tuvo éxito. Según comentó a Diario del Sur, ahora se opone a esa práctica: “No somos animales», dijo. «Los animales son los únicos que se venden…”.

Como ella hubiera querido en su tiempo, ahora mismo hay personas en la región de la Montaña e, incluso, en el Gobierno estatal y federal, que han empezado a movilizarse para impedir esta práctica que, según Diario del Sur, aún se lleva a cabo en 66 pueblos de Guerrero.

Según la capacidad económica del “comprador”, los precios de una niña para un hombre de la zona (solamente a ellos se las pueden vender) oscilan entre los 30.000 y los 350.000 pesos (1.500 a 17.500 dólares). Por esa cantidad, la niña es entregada a su nuevo dueño quien puede disponer de ella.

«Las niñas quedan en absoluta vulnerabilidad. Su nueva familia las esclaviza con tareas domésticas y agrícolas, y a veces los suegros abusan sexualmente de ellas», señaló a Diario del Sur Abel Barrera, antropólogo y dirigente de la ONG Tlachinollan.

Por la «creciente precariedad de estos pueblos», agregó Barrera, «la ritualidad ancestral indígena de entrega de las doncellas por dote desde su primera menstruación se ha ido perdiendo y ahora se mercantiliza a las niñas».

Niñez truncada

Otro testimonio, éste recogido por El Sol de México, es el de Graciela, una mujer indígena, también de origen mixteco, nativa del Municipio de Alcozauca, en la Montaña de Guerrero, cuya infancia se truncó abruptamente al ser entregada por dinero.

Por ella, sus padres pidieron, hace algunos años, 100.000 pesos (5.000 dólares) a cambio de un matrimonio arreglado en base a los usos y costumbres de la región (unos 620 municipios indígenas de los cerca de 2.500 municipios de México se rigen por esta norma).

“Como ella, miles de infantes de la región de la Montaña de Guerrero han sido víctimas de estas tradiciones ancestrales con las que se venden o acuerdan matrimonios a cambio de ganado, cartones de cerveza o recursos económicos para los padres de las menores”, añade El Sol de México.

GUERRERO

Las autoridades federales, estatales y regionales han intentado, últimamente, enfrentar este tipo de prácticas y defender los derechos humanos de las niñas y las jovencitas de la Montaña. La pretensión de “erradicar” la venta de niñas y evitar matrimonios arreglados de menores de edad se corresponde con el fantasma brutal de la pobreza.

En la región de la Montaña, 96 de cada cien familias carecen de los servicios básicos y ochenta por ciento de sus habitantes –de mayoría indígena—sobreviven en pobreza extrema.

Los 17 municipios que la componen –Alcozauca, Alpoyeca, Atlamajalcingo, Atlixtac, Copanatoyac, Cualac, Huamuxtitlán, Malinaltepec, Metlatónoc, Olinalá, Tlacoapa, Tlalixtaquilla, Tlapa, Xalpatláhuac, Xochihuehuetlán, Zapotitlán Tablas y Acatepec– figuran, en el mapa socioeconómico de México entre los municipios con mayor grado de pobreza.

Sin que sea justificación para la compra-venta de niñas, habría que resolver, en primerísima instancia, el rezago alimentario y las carencias de todo tipo que enfrentan las mujeres indígenas y sus familias, y, posteriormente, transformar las prácticas ancestrales en normas de bien común.

Tags:
mexiconiñatrata de personas
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.