Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 23 octubre |
San Juan de Capistrano
Aleteia logo
home iconCultura e Historia
line break icon

El libro «oculto» de San Juan Pablo II: El amor, la alianza y el orfebre

Schaack, Lothar | Bundesarchiv

Manuel Ballester - publicado el 27/06/21

Fruto de la afición a la literatura y de la preocupación pastoral de Karol Wojtyla se publicaría bajo seudónimo la obra: "El taller del orfebre" (1956)

Cuando Karol Wojtyla (1920-2005) es ordenado sacerdote (1946), Polonia está ya bajo dominio comunista. Obtiene en Roma el doctorado en teología bajo la dirección de Garrigou-Lagranje sobre El acto de fe en la doctrina de San Juan de la Cruz, con tal motivo profundizará en el conocimiento del español y del tomismo.

De vuelta a Cracovia (1948) mantiene su actividad sacerdotal y obtiene la habilitación para ejercer la docencia en la universidad en la que defendió su tesis doctoral en filosofía (1954) sobre la concepción ética de Max Scheler. De su conocimiento del tomismo y de la fenomenología surgirá, como es sabido, un enfoque filosófico que quedará plasmado en obras como Amor y responsabilidad (1960) y Persona y acción (1969).

La vida de tres parejas

La maduración intelectual del que sería el Papa Juan Pablo II es simultaneada con la preocupación pastoral de un joven sacerdote y profesor universitario que está en contacto próximo con gente joven, chicos y chicas con los que comparte caminatas por el monte y confidencias, sacramentos y excursiones.

Fruto de su formación académica (filosófica y teológica, tomista y fenomenológica), de su afición a la literatura y de su preocupación pastoral escribirá El taller del orfebre (1956) que publicará bajo el pseudónimo de Andrzej Jawien (1960). En ella aborda la cuestión de las relaciones familiares.

Se sirve de un peculiar orfebre ante el que desfilan en momentos distintos tres parejas. Todos los personajes pasan por «aquella extraña tienda» en la que el orfebre desempeña su actividad. Ante él comparecen, hablan y escuchan, miran y ven. Sobre el presente y el pasado. Sobre el temor y el amor. Sobre la vida y sus posibilidades. Sobre los símbolos y la realidad del matrimonio. Sobre lo que los hijos llevan de sus padres. Sobre lo menudo («Andrés es más alto que yo […] tendré que comprarme unos zapatos de tacón alto») y lo grandioso.

Son «cosas sabidas»

El orfebre no pretende deslumbrar sino provocar la reflexión. Desde la ilusión. Desde el temor. Desde el dolor de la ruptura. Desde la muerte de la persona amada. Desde las múltiples situaciones reales en que se encuentran tantas relaciones familiares exitosas o rotas.

El orfebre trabaja con metales preciosos para producir belleza: Joyas diversas, aros y anillos de todo tipo… También de esos anillos que se llaman alianza, uno de esos «objetos que pueden inducirnos a reflexionar sobre el destino». La alianza es sinónimo y realidad de pacto, compromiso y unión. Cuando un hombre le ofrece la alianza a una mujer lo hace para que tenga siempre al alcance de la mano la promesa que él ha asumido como tarea: amarla y cuidarla; cuando la mujer pone la alianza en manos del marido lo hace para que no olvide que el amor ha fundido el destino de los dos.

El naufragio del pacto

Ante el orfebre comparece una mujer herida, con «su amor roto y dolorido», tras el naufragio de un pacto descompuesto. En esta situación, su anillo le resulta inútil, le molesta. Intenta venderlo; al menos obtendrá lo que valga el metal. Pero este orfebre, como sabemos, es muy peculiar: «“esta alianza no pesa nada, la balanza siempre indica cero y no puedo obtener de aquélla ni siquiera un miligramo.

Sin duda alguna su marido aún vive- ninguna alianza, por separado, pesa nada- sólo pesan las dos juntas. Mi balanza de orfebre tiene la particularidad de que no pesa el metal, sino toda la existencia del hombre y su destino”». El orfebre pone ante sus ojos la constatación de lo que supone el amor roto, la vivencia del fracaso de una historia (una historia que hablaba de dos vidas que son una).

El amor nos sitúa en un plano superior de la existencia. Reclama lo eterno y absoluto aunque toda vida humana es temporal y relativa. Nuestra vida ¿no «parece demasiado breve para el amor»? Y eso da vértigo, miedo.

Hay vidas en las que el amor, «despojado de dimensiones absolutas, arrebata a los hombres como si fuera un absoluto. Se dejan llevar de la ilusión y no tratan de fundar el amor en el Amor, que sí posee la dimensión absoluta […] el amor entonces no soporta el peso de la vida».

Hay vidas, también, en las que «el amor fue más fuerte que el miedo».

«El hombre no basta» para saciar la sed de infinito. Aunque no hubiera un absoluto, nos recuerda Simone Weil, seguiríamos anhelándolo con todas nuestras fuerzas y sería criminal intentar convencer al hombre de que su deseo es falso.
Este tipo de verdades, de «cosas sabidas», son las que desfilan ante el escaparate del taller del orfebre.

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Aleteia Brasil
¡Cuidado con las oraciones de sanación y liberación!
2
Francisco Vêneto
Los pasajeros aplauden a los pilotos después de un vuelo de 36 ho...
3
Ary Waldir Ramos Díaz
Un niño le da una lección al Papa Francisco en plena audiencia ge...
4
newborn
Mathilde De Robien
15 nombres de niña cuyo significado conecta con Dios
5
PAPIEŻ BENEDYKT XVI
I.Media
Emocionante carta de Benedicto XVI ante la muerte de su mejor ami...
6
PRAY
Philip Kosloski
Oración al beato Carlo Acutis para pedir un milagro
7
PEPE RODRIGUEZ
Revista Misión
El chef Pepe Rodríguez: «Nunca me he emocionado al comer. Al comu...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.