Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 28 noviembre |
Santa Catalina Labouré
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

Colombia y Perú se unen para evangelizar a los pueblos de la Amazonía

AMAZONIA

@sanjosedelamazonas

Pablo Cesio - publicado el 22/06/21

Misioneros de ambos países sudamericanos crean un equipo intervicarial y de alguna manera hace las veces de respuesta al sínodo de la Amazonía para seguir consolidando el sueño del papa Francisco

Los vicariatos apostólicos de Puerto Leguízamo-Solano (Colombia) y de San José del Amazonas (Perú) son los protagonistas de esta historia de unión y fraternidad.

Se trata de “una experiencia prototípica y revolucionaria que responde al pedido del Sínodo de la Amazonía de superar fronteras y generar redes de apoyo y espacios sinodales entre iglesias vecinas”. Así lo describe César Caro, del Vicariato San José del Amazonas, a través de un artículo publicado por la Iglesia de Perú.

Desde hace varios años, estas jurisdicciones eclesiásticas han estado estrechando lazos. Ahí han estado haciendo posibles sistemas de colaboración de la mano de la mano de los Misioneros de la Consolata.

“Ellos tienen a su cargo el vicariato colombiano, con su obispo monseñor Joaquín Pinzón a la cabeza, y están presentes en el vicariato peruano, donde el misionero Fernando Flórez, colombiano y miembro de este instituto, es el responsable del puesto de misión de Soplín”, se recuerda.

Un equipo intervicarial

 Fue precisamente el obispo de Puerto Leguízamo, monseñor Joaquín, quien mediante un decreto ha creado un nuevo puesto de misión en su jurisdicción. “Un territorio aproximadamente gemelo del puesto de misión peruano de Soplín Vargas”, se indica. Esto con miembros tanto de Colombia como Perú.

Fue así que se formó un equipo intervicarial que está conformado por misioneros de ambas iglesias y con un trabajo establecido en ambas orillas del Putumayo.

Una aventura en la Amazonía

“Realmente se trata de una experiencia pionera y revolucionaria que responde al pedido del Sínodo de la Amazonía, que en el número 112 del Documento Final propone ‘replantear la forma de organizar las iglesias locales, repensar las estructuras de comunión en los niveles provinciales, regionales, nacionales y, también, desde la Panamazonía. Por ello, es necesario articular espacios sinodales y generar redes de apoyo solidario. Urge superar las fronteras que la geografía impone y trazar puentes que unan. El documento de Aparecida ya insistía que las Iglesias locales generen formas de asociación interdiocesana en cada nación o entre países de una región y que alimente una mayor cooperación entre las iglesias hermanas (cf. DAp 182)’”, se agrega.

“Somos dos iglesias siamesas, peruana y colombiana, unidas por el alto Putumayo, en la aventura de trabajar juntas como una sola fuerza. Por nuestras venas corre la misma pasión misionera y el mismo sueño de ir plasmando una Iglesia con rostro amazónico y con rostro indígena”, surge como reflexión final sobre un nuevo desafío en la Amazonía y aquello de seguir consolidando el sueño del papa Francisco en esa vasta región de la “casa común”.

Tags:
amazoniaamerica latinacolombiaperu
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.