Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 28 noviembre |
Santa Catalina Labouré
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

Bioética en Francia: «El marco desaparece inevitablemente»

© Michael Zysman

Agnès Pinard Legry - publicado el 13/06/21

Examinado por tercera y última vez en la Asamblea Nacional francesa esta semana, el proyecto de ley bioética suscita una intensa inquietud en el seno del episcopado francés. “La dignidad propia de todo ser humano, pequeño y grande, ya no es el punto focal”, denuncian

Apertura de la reproducción asistida a parejas de mujeres y a mujeres solteras, revisión de la filiación en Francia, marco flexible para la investigación con el embrión… El proyecto de ley bioética que se debate actualmente por última vez en la Asamblea Nacional francesa debería adoptarse definitivamente a finales del mes de junio, según ha anunciado el Gobierno francés. Una fecha tope que se acompaña de la urgencia de los obispos por alertar, una vez más, sobre los peligros de este texto.

“La humanidad ha crecido imponiéndose prohibiciones”.

¿Qué dicen los obispos de Francia?

“Una vez más, la ley pretende autorizar nuevas transgresiones dándoles un ‘marco’. Pero un marco que nunca se cumple”, recordaron el miércoles 9 de junio los obispos de Francia después de tres días de concertación. “Inevitablemente, termina por borrarse. Enmarcar es autorizar. La humanidad ha crecido imponiéndose prohibiciones: la prohibición de matar a un inocente, la prohibición del incesto, la prohibición del robo, la prohibición de la violación”.  

“Mezclar células humanas y células animales no debe ser simplemente regulado dentro de un marco: aquello que debe estar prohibido, debe estarlo claramente; aquello que puede estar autorizado, debe estarlo claramente también”, recuerdan con precisión. “Eso únicamente es posible en relación con una visión reflexionada de la persona humana y de su filiación. Enmarcar la investigación con embriones cuando esta investigación no será para el beneficio del embrión tratado implica permitir manipular los embriones humanos como un simple material. Es ponerse en una situación de dominio técnico de lo que debería ser un ser humano pleno”.

Y cuidado, precisan los obispos, porque no se trata en absoluto de negar el sufrimiento de las personas que no pueden tener hijos. “Más bien, antes que buscar siempre extender la dominación de los seres humanos sobre sus propios comienzos, nuestros esfuerzos deberían dirigirse en primer lugar a la fraternidad, que es la única que puede dar una acogida duradera a la fragilidad”, indican. “Establecer un proceso de fabricación de niños no resuelve nada. La vida se recibe como un don, un regalo que estamos llamados a transmitir, a compartir con los demás”.

Tags:
bioeticafecundación in vitrofranciareproducción asistida
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.