Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 28 octubre |
El Señor de los Milagros
Aleteia logo
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Cómo registran los santuarios las gracias recibidas?

ex voto

© Sebastien Desarmaux / Godong

Ex-voto.

Caroline Becker - publicado el 12/06/21

Los grandes santuarios son lugares de paz pero también de gracias. Los peregrinos a menudo dan testimonio de los "milagros" concedidos por el cielo después de sus oraciones. ¿Cómo se registran estas gracias y por qué su testimonio es esencial hoy para hacer visible lo Invisible?

Atraen a miles de peregrinos cada año en busca de Esperanza. Desde su construcción, los grandes santuarios dan testimonio de la inquebrantable confianza de los hombres en Dios.

Todos los días llueven milagros en estos lugares que acogen las oraciones y los deseos de miles de personas.

Aunque no todas las gracias son reconocidas por la Iglesia, quienes acogen estos testimonios están, sin embargo, convencidos de la acción diaria de Dios, de la Virgen María y de los santos en la vida de los hombres.

El padre Millet, rector del santuario de Rocamadour testifica: “Aquí estamos acostumbrados a los milagros. Todos los días lo vemos».

Entre los testimonios de estas gracias recibidas, están los exvotos, objetos ofrecidos para agradecer al Cielo las gracias recibidas y que adornan los muros de las iglesias.

Libros de Milagros

Además, hay testimonios escritos, reportados aquí y allá a lo largo de los siglos, y conservados en los archivos.

Estos son los famosos «Libros de los Milagros» como nos gusta llamarlos, aunque es más apropiado hablar de «gracias» porque no todos estos «milagros» son reconocidos oficialmente por la Iglesia.

Muchos santuarios milenarios tienen libros, pero no siempre se han guardado con regularidad.

En la biblioteca nacional de Francia se conserva el del santuario de Rocamadour (Lot), escrito en 1172 y que recoge 126 milagros.

En Chartres (Seine-et-Marne), se escribió un “libro de los milagros de Notre Dame” entre los siglos XII y XIII que incluye una treintena de milagros.

En Saint-Maximin-la-Sainte-Baume (Var), se registraron 84 milagros atribuidos a Marie-Madeleine en el siglo XV.

En Souvigny (Allier), el santuario tiene varios libros de milagros en los archivos cluniacenses donde se registran innumerables hechos.

Podemos citar la Vita brevior de Mayeul, atribuida a un monje de Souvigny, la Carta de los monjes de Souvigny del Abbé Albert de Saint-Denis o la Vita Odilonis de Jotsald de Saint-Claude.

La excepcional Lourdes

El santuario de Lourdes (Altos Pirineos) es una excepción. Más recientemente, muy rápidamente, ya en 1884, estableció la Oficina de las constataciones médicas para examinar declaraciones y, a veces, para autenticar milagros.

Hoy en día, se han probado científicamente 70 curaciones milagrosas, la más reciente de las cuales fue autenticada en 2018.

Enumerar las gracias es también mostrarle al mundo que Dios actúa diariamente en la vida de los hombres, a través de la Virgen María y también de los santos

A lo largo de la historia, la atención a los milagros ha fluctuado. En la época medieval, venerar las reliquias de los grandes santuarios es de suma importancia.

Expresa la esperanza de una cura, de una vida mejor … Enumerar las gracias es mostrar al mundo que Dios actúa diariamente en la vida de los hombres, a través de la Virgen María y también de los santos.

Esta es la prueba de que Cristo continúa, más allá de su vida, dirigiendo una mirada benévola a los hombres que le imploran.

Si los archivos conservan preciosos testimonios escritos de estas gracias milenarias, ¿cuándo se reciben hoy?

«¡Milagros pasan todos los días!»

Preguntados por Aleteia, los grandes santuarios de Francia son unánimes: ¡milagros ocurren todos los días!

Y muchos de ellos, cada uno a su manera, continúan registrando los testimonios que reciben de los peregrinos de todo el mundo.

En Saint-Maximin-la-Sainte-Baume, por ejemplo, un famoso santuario dedicado a María Magdalena.

El padre Florian Racine cuenta a Aleteia cómo registra las gracias recibidas. Su método, si bien es algo artesanal, ¡es particularmente conmovedor!

“Compré un hermoso libro con páginas en blanco y guardo todo dentro. Pego cartas y correos electrónicos que recibo allí”.

Rector durante ocho años en el santuario, es el primero desde la Edad Media que revive esta tradición.

“Veo muchos testimonios inspiradores. Me parecía una pena perderlos”, dice.

Dios actúa

Cuando puede, se pone en contacto con las personas y las escucha para apreciar su testimonio.

Hoy afirma haber sido testigo de varios milagros extraordinarios.

En 2015, por ejemplo, Alain agradeció a María Magdalena por haberlo curado de su cáncer de estómago.

En 2017, fue Catalina, por intercesión de santa Sidoína, también venerada en Saint-Maximin, quien fue sanada de una quemadura en los ojos.

Aunque la Iglesia no llegue a reconocer estos milagros, el padre Racine está convencido de que Dios está actuando.

Gracias espirituales

Además de estos milagros físicos, hay una multitud de gracias espirituales que llegan todos los días.

«Estos son los primeros milagros que animo -explica el rector- porque estamos en un santuario de misericordia”.

Y si lo que se usa en Saint-Maximin es el libro de páginas en blanco, en Rocamadour lo que se han montado son verdaderos dossiers.

Porque desde noviembre pasado, cuando el santuario lanzó un llamamiento para recoger testimonios de «milagros» atribuidos a la Virgen Negra, ¡es una efervescencia!

Acontecimientos providenciales o pequeñas cosas de la vida: la idea «es mostrar que la Virgen de Rocamadour acompaña a los fieles en el día a día», explica el padre Millet, rector del santuario, que espera publicar pronto un libro oficial:

“Nuestra Señora hace todo tipo de curaciones en Rocamadour, incluso en animales. Su “especialidad” siguen siendo los rescates en el mar que son los más llamativos. También es de gran ayuda para todas las parejas que esperan hijos ”.

Historias que inspiran

Entre tantas hermosas historias para recordar, la de una señora que vino a rezar tres veces frente a Nuestra Señora de Rocamadour para pedirle que le concediera su deseo de tener un hijo. El rector recuerda:

«Regresó un tiempo después para escribir en el libro de visitas al fondo de la capilla una palabra de agradecimiento a Nuestra Señora por haber tenido trillizos».

Internamente, las cosas están bien organizadas. El rector ha contratado a un voluntario encargado de conocer y registrar los testimonios que se formalizan por escrito y se firman.

«Incluso pedimos reconocimientos médicos en determinados casos ”, especifica el rector.

A partir de esta base, se clasifican y estudian los testimonios para su posible publicación en el “Libro de los milagros” programado para la primavera de 2022.

“A través de este libro, queremos mostrar que la Virgen María está siempre con nosotros y que responde a nuestras peticiones si se lo pedimos”.

Retomar una antigua tradición

Si bien algunos santuarios están organizados, otros se encuentran en las primeras etapas y aún no han iniciado un proceso real de registro de gracias.

Pero su deseo está ahí. Como el santuario de Souvigny en Allier, que tiene muchos archivos antiguos de gracias recibidas.

Aunque no hay nada concreto por el momento, Christiane Keller del Centre Arte Cultura y Fe del Santuario de Souvigny expresa el deseo del santuario de relanzar este famoso «Libro de los milagros».

Así buscan dar testimonio de las gracias concedidas por Mayeul y Odilon, los santos abades de Cluny.

Durante la reanudación de la peregrinación en abril de 2016, un joven, Guillaume, llegó para dar testimonio de las gracias recibidas por los abades.

Gravemente quemado después de un accidente doméstico, la inmensa cadena de oración que se puso en marcha después de su hospitalización ayudó enormemente a su recuperación.

Un testimonio entre muchos otros que Souvigny acoge con alegría y que anima la devoción a los abades de Cluny, cuyas reliquias atrajeron a grandes multitudes de fieles en la Edad Media.

Multitud de testimonios

Para algunos santuarios, la tarea es muy difícil de llevarse a cabo, se sienten abrumados por los testimonios.

En Chartres, el padre Blondeau está fascinado por las innumerables gracias que llueven en su santuario.

«Tengo bolsas enteras de testimonios escritos en pequeñas hojas de papel«, dice el rector, que no sabe dónde ponerlos.

Sin embargo, cada día se obliga a leer alrededor de 20 para adaptar su corazón al de los fieles que entran en el santuario. Este es su testimonio:

«María no es ni médica ni agente inmobiliario… y, sin embargo, atrae muchas esperanzas.

«Si Chartres es famosa por su arquitectura gótica, es también y sobre todo un santuario frecuentado por mujeres necesitadas de niños. Muchas de ellas vienen a rezar ante la reliquia del velo de la Virgen para esperar quedar embarazadas. ¡Y funciona !”

La necesidad de recordar

Aunque no puede recopilar todo, el padre Blondeau intenta, no obstante, escribir todo lo posible en un cuaderno, especialmente cuando se trata de testimonios directos.

“A veces pido a la gente que me escriban sus historias ellos mismos”, dice.

«Espero poder abrir pronto una página dedicada a ello en nuestro sitio web, que permita a las personas enviar sus testimonios directamente».

Transcribir es, pues, más que un deber para el padre Blondeau, que cree que el mundo necesita saber que Dios da la gracia. Y concluye:

“Necesitamos este recuerdo. Los santuarios no son solo sitios turísticos, sino lugares donde Dios habla a los hombres. Al venir aquí, no es el peregrino quien visita a Cristo, sino Cristo quien visita al peregrino. La gracia de las gracias permanece por encima de toda conversión”.

Tags:
agradecimientograciamilagrosantuario
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa cuenta que vio un milagro por intercesión de la Virgen de...
2
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lectores en la misa
3
QUIÑONEZ
Pablo Cesio
Álex Quiñónez, una muerte cargada de violencia que vuelve a enlut...
4
ABUSE
Pablo Cesio
La niña de 11 años embarazada tras ser violada que reabre el deba...
5
Hardship of Life
Dolors Massot
Premio Siena Award a la fotografía de un refugiado sirio con su h...
6
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.