Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 19 septiembre |
San Jenaro
home iconViajes
line break icon

El pueblo que está cambiando la fisonomía urbana de Honduras

CANTARRANAS

Instituto Hondureño de Turismo

Jaime Septién - publicado el 07/06/21

Le llaman el "pueblo selfie", en realidad se llama Cantarranas y tiene bellas sorpresas que ofrecer al visitante

Le han llamado “el pueblo selfi”. La verdad es que se antoja ir a Cantarranas, en el departamento de Francisco Morazán, a cien kilómetros de la capital, Tegucigalpa, en el exacto centro y corazón de la república centroamericana de Honduras.

Cantarranas está lleno de murales urbanos, colorido y genio popular volcado en sus paredes, en sus escaleras, en sus plazas, en sus ventanas y en las puertas. No es un graffiti violento o de denuncia: es una pintura mural de una belleza sorprendente.

El turismo interno e incluso el externo ha llegado a Cantarranas. Ahí hubo un fuerte movimiento que apostó por usar el arte para frenar la violencia, para contar historias, para jugar con el sol. Y tuvo un gran efecto.

Pintores, artistas urbanos y escultores, han convertido esta pequeña ciudad en un referente de lo que se puede lograr usando los colores, los sabores y las texturas de la zona con un sentido de paz, de armonía y de alegría de vivir.

Fundada a finales del siglo XVI en plena zona de los lencas por los españoles (por la riqueza minera de la zona), fue bautizada como San Juan de Cantarranas, en recuerdo del pueblo de Cantarranas (España) de donde seguramente procedían algunos de los primeros colonizadores.

En este pueblo, por ejemplo, se lleva a cabo cada año –desde 1995– un Festival de Alimentos y de Juegos en Vías de Extinción, en el que se pretende rescatar lo más importante de su esencia: el frijol, el maíz, el puerco, el mondongo, las tortillas, la carne asada… y los juegos y las rondas tradicionales.

Desde luego, sorprendido, como todo el mundo, por la pandemia, Cantarranas puede salir adelante por el amor de sus ciudadanos a su historia y por el arte urbano que motiva a todo el visitante a tomarse una selfi.

¿Cómo llegó a ser un pueblo mágico?

Entre los murales que adornan las paredes de Cantarranas hay motivos de todo tipo: desde pájaros cantando cerca de una ventana hasta la historia que cuenta Antoine de Saint-Exupéry en El Principito.

La historia reciente empieza en 2011 con la aceptación, por parte de la Municipalidad, de la propuesta del artista plástico y muralista hondureño Javier Espinal de invertir para embellecer con murales, pintura y escultura urbana la pequeña ciudad.

Bajo la consigna de Espinal de que “el arte pertenece al pueblo”, se propuso iluminar los espacios cotidianos de los viandantes, la plaza y las casas de los cantarranenses con escenas de la vida cotidiana hondureña.

La apuesta de Espinal y de la Municipalidad no pudo haber sido más productiva: diez años más tarde, cuando Honduras necesita levantarse de los estragos de la pandemia y de los huracanes Eta y Iota, Cantarranas representa un modelo a seguir.

Y las experiencias de éxito tienden a propagarse. Ya hay otros municipios catrachos que han visto la oportunidad de invertir en arte urbano y han atraído a artistas del país y extranjeros para llevar a cabo experiencias similares.

Tal es el caso de la mexicana Herenia González, quien después de pintar en Cantarranas, ha pasado al Municipio de Arada. González es parte de un grupo de aproximadamente sesenta artistas latinoamericanos que tienen como consigna pintar 200 murales este año.

El turismo fluye ahora a Cantarranas y comienza a hacerlo en Arada. Y con el turismo, los productores locales encuentran una salida diferente al mero autoconsumo. Las poblaciones –dice González—se apropian de su comunidad y la esencia, la que da calidad de vida y arraigo, se recupera. Dos caminos que buena falta hace pavimentar en toda la región.

Tags:
honduraspintura

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Gelsomino del Guercio
Los asombrosos diálogos entre el diablo y un exorcista del Vatica...
2
HERALDOS
I.Media
La Santa Sede intenta cerrar las escuelas de los Heraldos del Eva...
3
PAURA FOBIA
Cecilia Pigg
La oración corta que puede cambiar un día estresante
4
VACCINE
Jaime Septién
¿Covid-19: vacunarse o no vacunarse?
5
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
6
BEATRIZ
Pablo Cesio
¿Dónde está Beatriz? El extraño caso de la mujer que desapareció ...
7
I.Media
Benedicto XVI: El hombre ya no es un «regalo» sino un «producto»
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.