Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 14 junio |
San Eliseo
home iconViajes
line break icon

Un «lugar de disrupción» es un lugar de paz y peregrinaje en Ucrania

ZARVANYTSIA SHRINE

Nataliia Yankovets/Shutterstock

John Burger - publicado el 27/05/21

Desde la aparición de la Santísima Virgen María en el siglo XIII, las personas han mantenido la fe en Zarvanytsia

Como lugar de peregrinación conocido como un “Lugar de disrupción”, el santuario de Zarvanytsia en el oeste de Ucrania ha estado a la altura de su nombre a lo largo de los siglos. Desde el sueño interrumpido en que la Virgen María se apareció a un monje —suceso que dio nombre al lugar— hasta el intento soviético de erradicar la fe y la práctica católica, Zarvanytsia ha visto mucha disrupción.

La iglesia de la Madre de Dios en Zarvanytsia, que se construyó en 2000, fue designada basílica menor el 30 de junio de 2019, un testimonio de la única cosa que ha permanecido sin interrumpir: la fe que ha guiado a los ucranianos durante más de mil años. Un representante papal visitó los terrenos en expansión de Zarvanytsia a finales de junio de 2019 para realizar la designación oficial.

El santuario se encuentra cerca de la ciudad de Terebovlia en el óblast o región de Ternopil, a unas tres horas en coche del sureste de Lviv, a través de los campos de tierra fértil y oscura que han dado a Ucrania el apodo de “la cesta de pan de Europa”.

El papa Juan Pablo II no llegó a visitar Zarvanytsia cuando fue a Ucrania en 2001, pero sí solicitó que le acercaran el milagroso icono de este lugar durante su visita a la capital, Kiev.

En 1240, desde esta misma capital, un monje huyó ante la invasión de los mongoles que destruyeron la ciudad. Herido y agotado por el viaje de unos 500 kilómetros, el monje anónimo encontró un manantial cerca del río Strypa y se detuvo a refrescarse. Se acostó a descansar pero la Virgen María se le apareció en un sueño. Tras salir de su sueño interrumpido, encontró un icono de María y el Niño Jesús en sus brazos. El monje se lavó en las aguas del manantial y se percató de que sus heridas se curaron. Lleno de gratitud, construyó una capilla en la que rezó ante el icono.

Pronto, se estableció una población y corrió la voz sobre el manantial milagroso. Desde entonces, muchos peregrinos han sido curados después de rezar ante la imagen y de consumir el agua del pozo.

Según el libro Ukrainian Greek Catholic Church: First steps. Confession of Faith. Revival (“Iglesia católica griega ucraniana: primeros pasos. Confesión y fe. Renacimiento”, en inglés), turcos y tártaros quemaron aquí un monasterio en el siglo XVII. El icono sobrevivió y fue trasladado a una iglesia nueva de madera construida en el centro del pueblo.

En 1754, esa iglesia ardió también y, el mismo año, la iglesia de la Sagrada Trinidad se construyó cerca de la anterior y se enclaustró el icono ahí.

En 1922, se estableció en el lugar un monasterio estudita. Su primer hegúmeno (o abad) fue el padre Klementiy Sheptystsky, hermano del duradero líder de la Iglesia greco-católica ucraniana, el metropolitano Andrey Sheptytsky, que falleció en 1944.

Ese mismo año, cuando Ucrania se convirtió en parte de la Unión Soviética, la iglesia de madera del monasterio se incendió. El monasterio en sí fue destruido dos años después, igual que una capilla en 1961. La Iglesia greco-católica ucraniana fue ilegalizada en 1946, pero el monasterio continuó funcionando en la clandestinidad.

Durante la era soviética, las autoridades bloqueaban los caminos que conducían a Zarvanytsia en los días santos principales para evitar que los peregrinos acudieran al santuario. El manantial milagroso fue rodeado de alambre de espino.

“El KGB solía verter diésel en el pozo”, contaba a este reportero durante una visita a principios de mayo de 2019 el padre Andriy Shalai, antiguo capellán militar.

Sin embargo, los habitantes locales escondieron el icono (igual que hicieron los monjes) y celebraban Divinas Liturgias secretas en sus casas o en el bosque. En 1975, el padre Vasyl Semeniuk (que ahora es metropolitano de la archieparquía de Ternopil-Zboriv) fue designado sacerdote responsable de esta área. También era el director del seminario clandestino aquí.

“Y luego fue a visitar Lourdes por primera vez y dijo ‘Tengo que construir aquí algo así’”, contó el padre Shalai.

Ciertamente, Zarvanytsia ha sido apodado “el Lourdes de Ucrania”.

En 1988, cuando la Iglesia greco-católica ucraniana emergió de la clandestinidad, los habitantes locales presentaron a la iglesia de la Sagrada Trinidad el icono tan largo tiempo oculto. Al año siguiente, el padre Semeniuk y otros sacerdotes celebraron la Divina Liturgia abiertamente en la iglesia local por primera vez en 50 años. La capilla cerca del manantial fue reconstruida y la iglesia destruida fue renovada. Una gran capilla se erigió donde se celebra la liturgia para grandes peregrinaciones. Se revitalizó un centro de peregrinos y se construyeron un hostal para peregrinos, un escenario para conciertos al exterior y un gran edificio para retiros. El edificio del monasterio estudita fue reconstruido, además de la iglesia monástica.

Antes de convertirse en arzobispo mayor de la Iglesia greco-católica ucraniana, el cardenal Lubomyr Husar consagró la iglesia de la Madre de Dios en 2000. Su sucesor, el arzobispo mayor Sviatoslav Shevchuk, consagró en agosto de 2018 un complejo de la Tierra Santa con copias del Santo Sepulcro, el Gólgota, el Huerto de los Olivos, la Escalera Santa y la Torre de David.

El mismo arzobispo Shevchuk dijo en dicha ocasión: “Este es el lugar que el Mismo Señor escogió a través de Su Madre Inmaculada como lugar de reunión con el pueblo ucraniano”. 

Zarvanytsia Icon

Mariangeles Burger

Tags:
peregrinaciónsantuariotravelucrania
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Histórias com Valor
Después del coma, un niño asustó a su madre al decirle que conoci...
2
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
3
SOS DESAPARECIDOS
Alvaro Real
Olivia, Anna y el mal: ¿Por qué? Nos queda llorar y rezar
4
Ramón Antonio Pérez
María de San José y su ayuno total: “Durante diez años solo consu...
5
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
6
MOTHER AND LITTLE DAUGHTER,
Silvia Lucchetti
Él se suicida tras matar a sus hijas: ella vuelve a vivir gracias...
7
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.