Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 19 junio |
San Romualdo
home iconDesde Roma
line break icon

El Papa besó el brazo de una mujer superviviente de Auschwitz

LIDIA MAKSYMOWICZ

Handout / VATICAN MEDIA / AFP

Ary Waldir Ramos Díaz - publicado el 26/05/21

Lidia Maksymowicz inspiró el documental “70072: La niña que no sabía odiar”. Tenía dos años cuando sufrió la experimentación nazi.

El papa Francisco besó el brazo de Lidia Maksymowicz, polaca de origen bielorruso que sobrevivió a los campos de concentración nazis.

Al final de la audiencia general, miércoles, 26 de mayo, Lidia, 81 años, mostró al Papa el tatuaje marcado en la piel de su antebrazo. Ellos se entendieron casi sin palabras.

La mujer mayor llevaba marcado el número ‘70072’ que recuerda su deportación al campo de concentración de Auschwitz. 

Acto seguido, el papa Francisco se agachó y besó, sin pensarlo dos veces, esa ‘herida’ abierta en la historia de la humanidad: 200.000 niños asesinados.

Lidia entregó al Papa tres regalos simbólicos: La memoria, representada por el pañuelo con una franja azul y blanca con la letra «P» de Polonia. La tela lleva un fondo triangular rojo, que los casi todos los prisioneros polacos utilizan en las ceremonias de conmemoración.

El segundo regalo, la oración: Lidia entregó al Papa un rosario con la imagen de San Juan Pablo II.

Y el tercer regalo, simbolizaba la esperanza: un cuadro pintado que la retrata de niña, de la mano de su madre. Una imagen onírica de ellas que observan a la distancia la entrada al lager de Birkenau.

La vida de Lidia inspiró el documental: “70072: La niña que no sabía odiar”. La obra fílmica narra su deportación a Auschwitz Birkenau cuando aún no tenía ni tres años de edad.

La pequeña pasó tres años en el «bloque infantil», donde fue obligada a someterse a varios experimentos médicos por parte del Dr. Mengele: la inoculación de virus y solución salina, entre otros.

De esa vida recuerda el hambre, los piojos, el terror cuando llegaban los médicos y el pase de lista. Los niños eran llamados por los números que llevaban tatuados en el brazo.

Los pequeños nunca fueron llamados por su nombre, cuando uno moría, se sustituía con otro número más; el último en llegar. Los pequeños prisioneros se enfrentaron a la crueldad de las guardias de la SS y el frío polaco en los barracones.

Lidia ahora visita varios países de Europa para contar su historia a muchos jóvenes, aunque el recuerdo de Auschwitz la hace sufrir reabriendo dolorosas heridas.

Tags:
Auschwitzholocaustopapa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
2
Histórias com Valor
Después del coma, un niño asustó a su madre al decirle que conoci...
3
CHIHUAHUA
Jesús V. Picón
El enfermero que moría de COVID y su mensaje de confianza en Dios
4
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
5
Ramón Antonio Pérez
María de San José y su ayuno total: “Durante diez años solo consu...
6
Pablo Cesio
El Padrenuestro, la oración que asustó a un grupo de delincuentes
7
SAINT JOSEPH
Maria Paola Daud
El asombroso poder de san José dormido
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.