Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 19 septiembre |
San José de Cupertino
home iconEstilo de vida
line break icon

3 consejos para mantener el equilibrio en tu vida como madre

NATURE

Shutterstock | Solis Images

Jeanne Larghero - publicado el 22/05/21

Tomarte el tiempo para orar, descansar y alimentar tu espíritu te ayudará a criar a sus hijos de la mejor manera

Convertirse en madre cambia tu mundo. ¿Cómo puedes evitar que este nuevo mundo llene todo el paisaje de tu vida?

Hace más de 80 años, una educadora católica llamada Madeleine Daniélou escribió (en Vivre selon l’esprit en Visage de la famille, 1940) sobre el peligro de dejarse devorar en cuerpo y alma por preocupaciones materiales, preocupaciones educativas y ritmos familiares.

Su análisis es liberador: en lugar de incriminar a los hombres por no asumir su parte de las tareas del hogar y alentarlos a transferir esta carga sobre sus hombros, toma el tema en una dirección diferente.

Lo que importa

Considera esta situación no como una carga, sino como una responsabilidad: ¿Cómo podemos asegurarnos de que la responsabilidad inherente a la maternidad no se convierta en un peso, una carga insoportable, una fuente de resentimiento sin fin?

¿Cómo podemos saber delegar y dejar ir ciertas cosas, mientras abrazamos lo que realmente importa? ¿Cómo podemos asegurarnos de que esta responsabilidad se viva como una misión gratuita y gratificante? ¡Estos consejos pueden ayudar!

1Tómate un tiempo en silencio para ordenar las cosas

En una vida sin lugar ni tiempo para el silencio, es imposible apartarse de la secuencia de eventos del día. Es imposible priorizar lo importante (el niño que llora por la noche) sobre lo menos importante (los menús de la cafetería de la escuela). Sobre todo, es imposible sopesar y apreciar lo que realmente nos importa.

Sólo el silencio externo e interno nos permite ordenar las cosas, y así convertir la sensación difusa de agobio en conciencia de responsabilidad. Y esto es de gran importancia: se delegan cargas, mientras que se asumen responsabilidades.

Una vez más, sólo el silencio, sólo este tiempo alejado de la acción, nos da acceso a este discernimiento que nos permite delegar lo que se puede y debe delegar.

De hecho, ¿cuántas mujeres se quejan de que no las ayudan, mientras se aferran a lo que creen que hacen mejor que sus maridos? En definitiva, solo el silencio nos permite escuchar las soluciones y los consejos que nos brindan nuestra inteligencia, nuestra memoria y nuestro corazón.

2Alimento intelectual

Todas las mujeres saben qué tipo de inteligencia situacional se requiere para el cuidado y la educación de los niños. Existe una gran tentación de concentrar los intereses de uno solo en los temas que nos ayudarán a mejorar nuestra crianza. Madeleine Daniélou saca a la luz la necesidad de una vida intelectual y cultural propia.

Esta intuición, que parece obvia, es hoy crucial. ¿Por qué? Porque la doble vida de muchas mujeres, el trabajo y la familia, está completamente centrada en el servicio.

Un día en un trabajo, por emocionante y enriquecedor que sea, está definido por naturaleza por los intereses de los demás: clientes, pacientes, estudiantes … Se duplica con un «segundo día» al servicio de la familia.

Sin embargo, es una ilusión creer que la jornada laboral es un sustituto de la renovación interior. Una mujer que pasa el día completando pedidos o llamando a proveedores, una que ha examinado pacientes y recetado recetas, habrá utilizado sus habilidades y adquirido otras nuevas. Sin embargo, no es en esta actividad donde se expande y nutre su espíritu para su propio beneficio.

Cada mujer debe ocupar en su propio horario el lugar que se merece: el primero. Cuando se respete este lugar, cuando se asegure su propio sustento espiritual, cultural, intelectual, todos los que dependen de ella encontrarán su propio lugar, que también será el mejor para ellos. Se beneficiarán de la libertad interior, la curiosidad del espíritu, la disponibilidad mental y la capacidad de comprender que ella misma habrá ganado.

3Deja que el Espíritu Santo te guíe

Por último, pero no menos importante, la vida del espíritu es una vida guiada por el Espíritu Santo. Se trata de darte la oportunidad de preguntar y escuchar.

Necesitamos escuchar en nuestro corazón a Aquel que nos guiará cuando estemos luchando con una decisión; que nos dará fuerzas cuando nos sintamos abrumados por la monotonía, la rutina o la depresión; y que nos enseñará su sabiduría cuando repasamos una y otra vez preguntas aparentemente desesperadas.

Cada vez que invocamos al Espíritu Santo, nos enviamos este mensaje benéfico: Has emprendido una misión que está tan lejos de ti que Dios quiere trabajar contigo en ella.

Esta responsabilidad no es pesada porque no estás solo: no es pesada, es elevada. Esta familia que tú y tu esposo lideran es una aventura que es más que humana.

Curas cuerpos y elevas almas, y por eso Dios mismo te confía esta aventura. Eres capaz de hacerlo con él y él te sostiene de la mano.

En conclusión, vivir así es un poderoso antídoto contra el resentimiento que podamos tener hacia la “carga mental” de la maternidad, que no es ni novedad, ni fatalidad, ni maldición.

También es un antídoto para la reducción de nuestro espacio mental, gracias a lo cual los problemas de plegado de la carriola ocuparán el lugar que les corresponde, mucho después del dolor de corazón de tu mejor amigo.

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Gelsomino del Guercio
Los asombrosos diálogos entre el diablo y un exorcista del Vatica...
2
HERALDOS
I.Media
La Santa Sede intenta cerrar las escuelas de los Heraldos del Eva...
3
PAURA FOBIA
Cecilia Pigg
La oración corta que puede cambiar un día estresante
4
VACCINE
Jaime Septién
¿Covid-19: vacunarse o no vacunarse?
5
BEATRIZ
Pablo Cesio
¿Dónde está Beatriz? El extraño caso de la mujer que desapareció ...
6
I.Media
Benedicto XVI: El hombre ya no es un «regalo» sino un «producto»
7
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.