Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 14 junio |
San Eliseo
home iconViajes
line break icon

El santuario de Nuestra Señora de Nagasaki, un lugar y una advertencia

WEB2-JAPAN-CATHEDRAL-NAGASAKI-shutterstock_1079349167.jpg

Shutterstock I Yanisaright

Cathédrale d'Urakami, Nagasaki (Japon).

Kathleen Hattrup - publicado el 21/05/21

Levantado sobre un lugar de horror, constituye un lugar de importante significado para la pequeña comunidad católica japonesa

Hoy nos dirigimos a un lugar de horror y esperanza, la Catedral de la Inmaculada Concepción en Urakami, Nagasaki, Japón.

La construcción de la catedral original comenzó en 1895, después de que se levantara la prohibición del cristianismo. Fue construida por los supervivientes de la persecución, una comunidad católica que había perdido a muchos de los suyos en el martirio.

URAKAMI CATHEDRAL NAGASAKI
La catedral de Nagasaki, antes de su destrucción por la bomba atómica

Cincuenta años después, la catedral construida por la devoción y el amor de estos cristianos perseguidos fue arrasada por la bomba atómica que fue lanzada a las 11:01 am del 6 de agosto, fiesta de la Transfiguración y primer día de la Novena por la Fiesta de la Asunción (15 de agosto).

Todos los que estaban dentro de la catedral murieron incinerados de inmediato. Un signo de lo que sucedió con la probada comunidad católica japonesa, que se concentraba sobre todo en Nagasaki, y que fue drásticamente diezmada por la bomba.

La Virgen sin ojos

Apenas cuatro años después de la tragedia, los católicos celebraron una primera misa en el lugar. En 1959 se construyó una nueva catedral, en los terrenos de la anterior destruida.

Se encontró la cabeza de una estatua de Nuestra Señora entre las ruinas, con sus ojos destrozados por la bomba. Se la conoce como la Virgen de Urakami y se muestra en la nueva catedral, un ícono abrasador de la destrucción.

Cuando el Papa Francisco visitó Japón en 2019, la imagen se colocó en el estadio donde celebró la misa, y el Papa la bendijo. El aspecto de la reliquia es impresionante: los ojos de la Virgen aparecen como dos huecos quemados y una grieta calcinada en la mejilla derecha evoca una lágrima que recorre el rostro de la Madre.

Tags:
guerra nuclearjaponsantuarioturismo religiosovirgen maria
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Histórias com Valor
Después del coma, un niño asustó a su madre al decirle que conoci...
2
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
3
SOS DESAPARECIDOS
Alvaro Real
Olivia, Anna y el mal: ¿Por qué? Nos queda llorar y rezar
4
Ramón Antonio Pérez
María de San José y su ayuno total: “Durante diez años solo consu...
5
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
6
MOTHER AND LITTLE DAUGHTER,
Silvia Lucchetti
Él se suicida tras matar a sus hijas: ella vuelve a vivir gracias...
7
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.