Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 19 junio |
San Romualdo
home iconEspiritualidad
line break icon

Rezar con los salmos: ¿Angustiado? Confía en la misericordia de Dios

Claudia Soberón - publicado el 11/05/21

Somos hijos redimidos de un Padre, creador y todopoderoso que acude siempre, que está siempre, que ama siempre

Rezar con los salmos es una guía semanal que te ofrecemos para meditar sobre la Palabra de Dios. Hoy te presentamos el Salmo 138 (137).

Este salmo se canta desde la valentía de un hombre, el rey David, que reconoce la misericordia y la fidelidad del único Dios y su sagrado templo, aunque no se encuentre en él.

Una forma de alabar la santidad del lugar de culto a Dios y al Dios mismo, frente a los ídolos y dioses que nada pueden hacer ante la grandiosidad de Yahvé.

Vida en medio de la angustia

El salmista tiene confianza en que Dios lo llenará de vida en medio de la angustia, de las dificultades.

Podrá atravesar vicisitudes, tener enemigos, pasar por miserias y tristezas, pero cuando la ayuda de su Dios llegue, lo hará con toda fuerza y majestad. ¡Él confía!

David sabe que él es una criatura redimida que pertenece a Yahvé y por eso Él no lo olvidará jamás ni lo dejará desamparado. Su fe en Él es total y por eso no duda en demostrar, con su alabanza, su gozo.

¿Confiamos?

Y nosotros, ¿confiamos con el mismo fervor? Los cristianos también sabemos que somos hijos redimidos de un Padre, creador y todopoderoso que acude siempre, que está siempre, que ama siempre.

Que alabar a Dios Padre con las acciones, con el amor hacia el otro, con el perdón, con la reconciliación, con la fe, sea el canto de alabanza a un Dios no solo creador, sino amoroso y misericordioso, que desconoce el abandono por sus hijos más queridos, que no abandona en el momento de la prueba, sino que acompaña, salva, abraza y es Padre cuando sus hijos más lo necesitan.

Salmo 138(137),1-2a.2bc-3.7c-8

Te doy gracias, Señor, de todo corazón,

te cantaré en presencia de los ángeles.

Me postraré ante tu santo Templo

y daré gracias a tu Nombre,

por tu amor y tu fidelidad.

Me respondiste cada vez que te invoqué

y aumentaste la fuerza de mi alma.

Y tu derecha me salva.

El Señor lo hará todo por mí.

Señor, tu amor es eterno,

¡no abandones la obra de tus manos!

Texto bíblico: Libreria Editrice Vaticana

Tags:
bibliamisericordiaoracionSalmos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
2
Histórias com Valor
Después del coma, un niño asustó a su madre al decirle que conoci...
3
CHIHUAHUA
Jesús V. Picón
El enfermero que moría de COVID y su mensaje de confianza en Dios
4
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
5
Ramón Antonio Pérez
María de San José y su ayuno total: “Durante diez años solo consu...
6
Pablo Cesio
El Padrenuestro, la oración que asustó a un grupo de delincuentes
7
SAINT JOSEPH
Maria Paola Daud
El asombroso poder de san José dormido
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.