Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 19 septiembre |
home iconEspiritualidad
line break icon

De quien amas, ¿mejor intentar conocerlo todo o no hace falta?

Trismegist san | Shutterstock

Carlos Padilla Esteban - publicado el 07/05/21

La libertad es un ingrediente esencial del amor, y sobre todo el fijarse en lo esencial...

Siempre he escuchado que la ignorancia es atrevida y osada. Parece que el que nada sabe nada teme.

No conoce y se arriesga. No ha profundizado en el tema en debate y opina sin saber, sin temer.

Con el tiempo he descubierto que cuanto más sé y conozco más prudente soy.

Cuanto más sé de algo, de alguien, más temores albergo en mi corazón pensando en el futuro.

Conocer es amar. Y saber más de alguien me expone al temor de perderlo. Es como dejar de poseer lo que he aprendido, conocido y amado.

La ignorancia imprudente

KOBIETA Z ZAMKNIĘTYMI OCZAMI

La ignorancia es atrevida. Opino de algo sin saber, sin temer lo que pueda pasar por decir lo que digo. No mido las consecuencias de mis actos y de mis palabras.

La ignorancia sobre la vida me vuelve insensato, osado. No temo perder nada porque aún no lo poseo.

Como el joven que arriesga su vida porque todavía sus raíces no son tan hondas y cree que puede con todo.

Hay muchos deportes de riesgo. Uno se juega la vida en un momento de locura. Se arriesga porque no teme morir.

Pero el amor es libre

Me gustaría tener un corazón libre y valiente. No quiero estar atado a lo que tengo, a lo que vivo, a lo que poseo.

Quiero ser más libre de mis ataduras. Más ligero en mi vuelo sin dejar de atarme. Me pesa mucho lo que sé, lo que guardo, lo que acumulo con afán posesivo.

Los santos son hombres libres. Aman y echan raíces, conocen en el corazón y se atan a la vida.

Y al mismo tiempo que aman el mundo, están amando íntimamente a Dios en sus entrañas.

Están tan atados al cielo como a la tierra. No les duele la separación de la tierra, porque ese amor hondo al cielo los mantiene apegados a Dios.

Viven con libertad sus amores. Pero no por ello dejan de sufrir al amar.

Aceptar el dolor que conlleva amar

ELDER

Tienen dolor en su corazón cada vez que parten. Y se llevan consigo, pegado a la piel y al alma, todo lo que han querido.

No han optado por un solo posible camino en su vida. Han dejado abierto el mar ante sus ojos como rumbo que ha de seguir su barca.

Y no se asustan si los vientos inquietan. O si nada es tan razonable como ellos hubieran querido.

Aceptan la realidad con el dolor que conlleva, sin negar lo que les duele, sin olvidar lo que aman.

Me gusta esa libertad interior de los santos. Aman y se saben amados. Decía el padre José Kentenich:

«Todos los santos comenzaron a aspirar de forma efectiva a las cumbres del monte de la perfección, es decir, a ser santos, cuando se comprendieron a sí mismos como ocupación predilecta de Dios e hicieron de Dios su ocupación predilecta».

King, Herbert. King Nº 2 El Poder del Amor

Una valentía santa

No ignoran el amor de Dios. Saben que son amados y se atreven ellos a amar hasta el extremo.

La ignorancia es atrevida. Lo es cuando el que ignora no teme las consecuencias de sus actos.

Pero el santo es atrevido porque ha visto el amor que Dios le tiene y no teme ya nada.

Los santos son libres y valientes. No viven acobardados reteniendo su vida con fuerza. No se aferran a los sueños.

Los santos se saben amados. Han conocido el amor y no renuncian al dolor que conlleva.

Viven en presente sin dejar de aventurarse en un futuro incierto. Con las manos atadas a Dios. Con el corazón entregado por entero.

Amar libremente libera al amado

BABY BOY,

El saber no me limita. Cuando más conozco lo que amo más libre puedo llegar a ser.

El amor me libera de las ataduras. Cuando amo sin imponer cadenas. Cuando amo dando libertad. Cuando amo de forma sana y auténtica.

El temor aniquila el amor. Mi amor es libre y me libera. Y libera también a los que amo.

Así quiero amar siempre, con ese amor que Dios me regala y hace que cale profundamente en mi alma. Cuando amo de forma correcta soy más libre. Decía Jacques Philippe:

«Mirarnos menos y mirar más a Dios y dejarnos mirar por Él. Aunque no nos atrevemos a mirarle Él nos mira primero como hijos. ¡Dejémonos mirar por Jesús!».

Jacques Philippe,Si conocieras el don de Dios

Mirar a Jesús

Cuando dejo de mirarme, de pensar tanto en mí, camino más ligero por los caminos. No vivo con aprehensión pensando en el mañana.

No vivo queriendo retener los días para que no mueran. Dejo que Jesús me mire y yo lo miro. En eso consiste el amor sabio.

Es un amor que conoce al amado y no lo suelta. Sabe que le pertenece y esa pertenencia lo libera.

Un corazón valiente no trata de contentar a unos y a otros. No espera que el mundo aplauda todas sus acciones. Vive confiado en ese amor que lo sostiene incluso cuando su barca va a la deriva.

Esa actitud de los santos es la que quiero para mí. Ese valor en medio de la batalla cuando parece todo perdido.

Quiero ser atrevido sin perder el norte y confiar en que el amor de Dios será el que me sostenga siempre.

El amor de Jesús me anima a amar. La mirada de Jesús es la que sostengo mirando sus ojos.

Y confío en que su fuerza será la que mueva mis pasos en medio de la batalla, cuando tiemblo y el miedo es fuerte en mi interior.

Tags:
amorconocimientojesuslibertadrespetovalentía

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Top 10
1
Gelsomino del Guercio
Los asombrosos diálogos entre el diablo y un exorcista del Vatica...
2
HERALDOS
I.Media
La Santa Sede intenta cerrar las escuelas de los Heraldos del Eva...
3
PAURA FOBIA
Cecilia Pigg
La oración corta que puede cambiar un día estresante
4
VACCINE
Jaime Septién
¿Covid-19: vacunarse o no vacunarse?
5
BEATRIZ
Pablo Cesio
¿Dónde está Beatriz? El extraño caso de la mujer que desapareció ...
6
I.Media
Benedicto XVI: El hombre ya no es un «regalo» sino un «producto»
7
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.