Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 13 junio |
San Antonio de Padua
home iconDesde Roma
line break icon

El Papa denuncia nacionalismos agresivos contra migrantes

Pope with refugees

Le 10 septembre 2013, le pape François rencontre des réfugiés lors d'une visite au Centre Astalli (centre d'accueil pour les réfugiés) à Rome, Italie © Alessia GIULIANI/CPP/CIRIC

Ary Waldir Ramos Díaz - publicado el 06/05/21

Presentado en el Vaticano el mensaje del papa Francisco para la 107 Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado 2021

“Hacia un nosotros cada vez más grande”, es el titulo elegido por el papa Francisco para su mensaje con motivo de la 107.a Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado 2021 que se celebrará el 26 de septiembre de 2021. 

“Los nacionalismos cerrados y agresivos y el individualismo radical resquebrajan o dividen el nosotros”, afirmó el papa Francisco que lanzó un mensaje a favor de abandonar el ‘individualismo’, el consumismo y el egoísmo que atenta contra la fraternidad a favor de migrantes y refugiados. 

Denunció que en la actual crisis social y sanitaria de la pandemia “el precio más elevado lo pagan” los llamados: otros: “los extranjeros, los migrantes, los marginados, que habitan las periferias existenciales”.

Francisco invita a restaurar la fraternidad humana, especialmente en beneficio de los más débiles y necesitados.

«Pasada la crisis sanitaria, la peor reacción sería la de caer aún más en una fiebre consumista y en nuevas formas de autopreservación egoísta. Ojalá que al final ya no estén “los otros”, sino sólo un “nosotros”» (Fratelli tutti n. 35), anota.

El Papa indicó que todos «estamos en la misma barca y estamos llamados a comprometernos para que no haya más muros que nos separen, que no haya más otros, sino sólo un nosotros, grande como toda la humanidad”. 

A todos los hombres y mujeres del mundo dirijo mi llamamiento a caminar juntos hacia un nosotros cada vez más grande, a recomponer la familia humana, para construir juntos nuestro futuro de justicia y de paz, asegurando que nadie quede excluido”. 

La historia del “nosotros”

El Papa se remonta al Génesis para indicar que Dios creó “un nosotros” marcado por la diversidad y la complementariedad. “Dios nos creó a su imagen, a imagen de su ser uno y trino, comunión en la diversidad”. 

“Y cuando, a causa de su desobediencia, el ser humano se alejó de Dios, Él, en su misericordia, quiso ofrecer un camino de reconciliación, no a los individuos, sino a un pueblo, a un nosotros”, agregó. 

El Papa que ha denunciado la muerte de migrantes en el mar Mediterráneo sostiene que en el tiempo presente, “el nosotros querido por Dios está roto y fragmentado, herido y desfigurado”. 

Una Iglesia cada vez más católica 

Indicó que para los miembros de la Iglesia católica este llamamiento de construir una sociedad pensada en “nosotros” se traduce en un compromiso por ser cada vez más “católicos”. 

En efecto,- sostuvo-  la catolicidad de la Iglesia, su universalidad, es una realidad” y un espíritu 

“para crear comunión en la diversidad, armonizando las diferencias sin nunca imponer una uniformidad que despersonaliza”.

“En el encuentro con la diversidad de los extranjeros, de los migrantes, de los refugiados y en el diálogo intercultural que puede surgir, se nos da la oportunidad de crecer como Iglesia, de enriquecernos mutuamente”. 

Por eso, todo bautizado, dondequiera que se encuentre, es miembro de pleno derecho de la comunidad eclesial local, miembro de la única Iglesia, residente en la única casa, componente de la única familia”.

Una Iglesia que sale a las calles 

“Hoy la Iglesia está llamada a salir a las calles de las periferias existenciales para curar a quien está herido”, explicó el Papa. 

Un llamado a ser una Iglesia materna, sin algún proselitismo, sino la de abrazar la fragilidad humana: “Entre los habitantes de las periferias encontraremos a muchos migrantes y refugiados, desplazados y víctimas de la trata”. 

Allí, sostuvo, el Señor quiere que la Iglesia “manifieste su amor y que se les anuncie su salvación”.

Derribar los muros que nos separan  

En esta perspectiva, afirmó, “las migraciones contemporáneas nos brindan la oportunidad de superar nuestros miedos para dejarnos enriquecer por la diversidad del don de cada uno. 

Entonces, si lo queremos, podemos transformar las fronteras en lugares privilegiados de encuentro, donde puede florecer el milagro de un nosotros cada vez más grande”. 

“Pido a todos los hombres y mujeres del mundo que hagan un buen uso de los dones que el Señor nos ha confiado para conservar y hacer aún más bella su creación”. 

“Un compromiso que no hace distinción entre autóctonos y extranjeros, entre residentes y huéspedes, porque se trata de un tesoro común, de cuyo cuidado, así como de cuyos beneficios, nadie debe quedar excluido”. 

El sueño comienza 

Estamos llamados a soñar juntos. No debemos tener miedo de soñar y de hacerlo juntos como una sola humanidad, como compañeros del mismo viaje, como hijos e hijas de esta misma tierra que es nuestra casa común, todos hermanos y hermanas (cf. Fratelli tutti, 8)”. 

El Papa ha propuesto la siguiente oración: 

Oración 

Padre santo y amado,
tu Hijo Jesús nos enseñó
que hay una gran alegría en el cielo
cuando alguien que estaba perdido
es encontrado,
cuando alguien que había sido excluido, rechazado o descartado es acogido de nuevo en nuestro nosotros,
que se vuelve así cada vez más grande. 

Te rogamos que concedas a todos los discípulos de Jesús y a todas las personas de buena voluntad
la gracia de cumplir tu voluntad en el mundo.
Bendice cada gesto de acogida y de asistencia 

que sitúa nuevamente a quien está en el exilio en el nosotros de la comunidad y de la Iglesia, para que nuestra tierra pueda ser,
tal y como Tú la creaste, 

la casa común de todos los hermanos y hermanas. Amén. 

El papa Francisco -Mensaje para 107.a Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado 2021

Leer aquí el mensaje completo.

Tags:
dignidad humanafraternidadpandemiapapa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Histórias com Valor
Después del coma, un niño asustó a su madre al decirle que conoci...
2
SOS DESAPARECIDOS
Alvaro Real
Olivia, Anna y el mal: ¿Por qué? Nos queda llorar y rezar
3
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
4
Ramón Antonio Pérez
María de San José y su ayuno total: “Durante diez años solo consu...
5
ARGENTINA
Esteban Pittaro
Un juez suspendió la ley del aborto en Argentina y aquí sus argum...
6
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
7
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa cuenta que vio un milagro por intercesión de la Virgen de...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.